domingo, 15 de junio de 2014

MI PRIMER AMOR

MI PRIMER AMOR


El amor no es un tema importante en mi vida. Nunca he amado a nadie (no de "esa" forma) y lo más cerca que estuve de ello fue a los 12 años con un chico que resultó ser sólo un mujeriego. Por suerte, no tuve nada con él, ni con nadie, JAMÁS, y así permanecen las cosas hasta el día de hoy. A menudo me sorprende cuando otras personas me hablan de sus sentimientos amorosos. Me dicen que se sienten solos, engañados, felices, tristes, emocionados, ansiosos y todo eso solo por una persona. Es realmente extraño para mí. Desde aquella ocasión a los 12 años no volvió a gustarme nadie jamás así que no tengo ninguna experiencia en asuntos románticos. A veces mis amigas me cuentan sus dichas y desdichas amorosas y yo trato de escucharlas y de ayudarlas, pero entenderlas es imposible. Toda mi experiencia sobre el amor se remite a películas, libros, animes y series de televisión. No sé más. Cuando me hablan de una típica situación entre novios y me dicen "¿sabes a lo que me refiero?" esperando una reacción, suelo sonreír como una boba que no escuchó lo que le estaban diciendo y espera que sonreír sea la respuesta apropiada.

Ya que les he contado el final y la corta existencia de mi vida amorosa creo que es hora de contarles el inicio. Todo comenzó con Pokémon. Así es, mi primer amor fue Ash Ketchup del Pueblo Paleta. ¿Tonto? Ya lo creo, pero ese niñito de diez años de pelos parados y gorra de béisbol era mi héroe. Era el "hombre" más valiente y atractivo que yo había visto en mi vida y cada vez que miraba el programa me imaginaba compartiendo un picnic con él y con Pikachu. Hasta sentía algo de celos de Misty. Cuando crecí, mi atención se dirigió hacia James del Equipo Rocket y cuando empecé a ver Naruto (a los trece años) comencé a admirar a Sabaku no Gaara. Así es, tengo corazón de otaku (en el sentido japonés de la palabra).

Realmente no me molesta ni me preocupa esta situación. No creo que tenga nada de anormal o de peligroso suspirar por personajes de ficción e ignorar completamente a los hombres de carne y hueso. Y es que ¿qué son los aburridos chicos del mundo real comparados con los fantásticos caballeros dotados de inmortalidad, poderes sobrenaturales, glorioso cabello de colores y perfectos rostros femeninos al estilo anime? NADA. Es como comparar a una mosca con un ave del paraíso. No está dentro de mis planes dejar de ser soltera algún día y si llego a tener una cita será sólo porque tengo hambre. Pero no me pierdo de nada. Tengo la música, la moda, la televisión, el internet, el teatro, los libros, los animales, el cine, la noche, el día. Así que por hoy y para siempre mi amor seguiré siendo yo y sólo yo.

"Yes, I'm single, and you would have to be f****** amazing to change that!"


Esta entrada fue posteada en

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escribe lo que piensas...