domingo, 31 de agosto de 2014

¿ALGO QUE DECIR?

¿ALGO QUE DECIR?


Hay muchas personas a las que les encanta hablar, expresarse, contar hasta el más íntimo detalle de sus vidas y desnudar sus almas frente a cualquiera que esté dispuesto a mirarlos a los ojos mientras lo hacen. Son ese tipo de gente que no puede ir a ninguna parte sola, no porque sean agorafóbicas (enoclofóbicas) sino todo lo contrario: les gusta demasiado estar rodeados de gente y de ruido y estar en espacios abiertos. De hecho, se sienten inseguros sin una persona al lado para charlar. Es muy extraño. Esta gente tiene montones de amiguitos y amiguitas y a donde quiera que van consiguen un grupo con el cual estar. La principal característica de estas personas, lo que explica este comportamiento tan sociable, es que les gusta hablar. No hay nada que disfruten más que escuchar el sonido de su propia voz y ser reconocidos por sus oyentes. Pero hay personas que no somos así.

Yo no siento necesidad de hablar, no siento esa urgencia. Me parece que mis pensamientos, mis reflexiones y mis opiniones están muy bien donde están; en mi mente. Incluso si son brillantes, no siento que nadie necesite escucharlas o que yo necesite validarlas enfrentándolas a la evaluación de otros. Me basta con yo misma saber lo que soy y lo que creo, y estoy segura de que no existen secretos de dos. No me resulta incómodo ni aburrido pasar dos o tres horas seguidas en completo silencio, incluso estando acompañada. Desafortunadamente, cuando la gente "comunicativa" se encuentra con alguien callado, suele pensar que tiene algo que ocultar. Pasar largos ratos en silencio y ofrecer sonrisas fingidas y monosílabos como única respuesta a cualquier estímulo es considerado de mala educación y hasta sospechoso. Eso ha provocado que alguna gente me malinterprete y piense que soy hipócrita, creída o mojigata. No es que me importe, pero si realmente les interesara saber lo que pienso se esforzarían un poco por ganarse mi confianza y averiguar los temas de los que sí me gusta hablar. En fin...

Como todos, los callados también tenemos necesidad de comunicarnos y hacer vida social, pero nuestra idea de eso no es juntarse a beber en un ruidoso bar o pasar horas conversando sobre trivialidades. Al menos, yo prefiero mil veces leer y escribir como medios de comunicación. Este blog, por ejemplo, es mi manera de dejar que quienes estén realmente interesados averigüen lo que llevo dentro. Lo escribo como si fuera un diario, algo sólo para mí, y por eso me sorprendo cuando alguien me dice "oye, estuve leyendo tu blog". Pero es una sorpresa agradable. Por este medio puedo organizar mis ideas y repasarlas antes de dejarlas salir al escarnio público. Así me aseguro de transmitir el mensaje que quiero, pues cuando hablo suelen haber malentendidos debido a mi falta de habilidades sociales. No soy elocuente, pero soy buena redactando, es por eso que la escritura es mi medio de libre expresión favorito.

¿Y qué hay de "escuchar" a los demás? Pues bien, así como prefiero que los demás me lean a mí para saber lo que pienso, yo prefiero leer a los demás para saber lo que piensan. Es verdad que soy buena escuchando y eso es porque siento muy poco la necesidad de intervenir a menos que el tema me interese demasiado. Pero francamente prefiero leer lo que las personas escriben, puesto que me parece más verdadero y más digno de confianza lo que la gente pone por escrito. Especialmente si lo escribieron sin pensar en mostrárselo a nadie. Cuando escribes, tienes la sensación de hablar contigo mismo y eso te libra del miedo a ser juzgado que usualmente te cohíbe cuando interactúas con alguien que te mira directamente a los ojos. Así que las palabras escritas suelen ser mucho más enérgicas, apasionadas y sinceras que las adornadas medias verdades de las conversaciones cotidianas. Realmente me gusta leer a las personas más que escucharlas y que me lean a que intenten sacarme las palabras a la fuerza.

No, no tengo mucho que decir, pero sí tengo mucho que escribir.

"When will my reflection show who I am inside?"


sábado, 23 de agosto de 2014

PREMIO

PREMIO


MEJORES AMIGAS DE BLOGGER



Soy novata en esto de los premios así que no se exactamente cómo funciona pero igual lo intentaré.

Mi amiga Mew Chan me nominó. Las reglas del premio son:
  1. Seguir al blog que te nomino al premio.
  2. Responder 5 preguntas.
  3. Nominar 10 blogs.
  4. Avisar a los nominados.
  5. Crear 5 nuevas preguntas.

Las preguntas de Mew Chan fueron:
  •  ¿Que es lo que mas odias de las personas? R: Que sean entrometidas. La gente entrometida vive mirando lo que los demás hacen o no hacen, lo que tienen o no tienen y juzgan aunque no es de su incumbencia. También te dicen qué hacer o qué no hacer pero no de forma amable ni porque les interese tu bienestar. Eso me enfurece.
  •  ¿Que te gusta hacer en tu tiempo libre? R: En mi tiempo libre leo, juego juegos en la computadora y veo tiendas Lolita en busca de hermosas prendas que no puedo pagar.
  •  Si pudieras tener una casa a tu gusto, ¿como seria (imagen para ver como seria)? R: Para mí lo más importante de una casa es la ubicación. Que quede cerca de mi familia, cerca de los centros comerciales y cerca de las estaciones de autobús. Lo demás prácticamente me resbala, pero si pudiera escoger querría una casa mediana, terminada, muy acogedora y con muebles elegantes y delicados.
  •  ¿Lo mas traumático que viste en tu vida? R: Cuando veo cosas traumáticas las borro de mi memoria pero en este momento recuerdo a un perro con las orejas invadidas de garrapatas que vi por televisión en un programa de la policía animal.
  •  ¿El dulce mas delicioso que comiste? R: El dulce más delicioso sería el helado Hot Chocolate de la heladería gourmet de Creppes & Waffles. Es un helado de vainilla con nueces y crema batida con salsa de chocolate caliente.
Mi casa ideal:


Sólo tengo 2 seguidores así que sólo los nominaré a ellos:
Y las preguntas son:
  1. ¿Tu mejor amigo o amiga virtual?
  2. ¿El día más feliz de tu vida?
  3. ¿El peor día de tu vida?
  4. ¿Tu mayor temor?
  5. Si pudieras vivir en un mundo de ficción (películas, libros, series), ¿cuál sería?
Bien, eso fue divertido, gracias a Mew Chan por nominarme.

"What beautiful things I'll wear."



viernes, 15 de agosto de 2014

MEJOR IMPOSIBLE

MEJOR IMPOSIBLE


As good as it gets


A pesar de nuestra mortalidad, a pesar de ser frágiles, los seres humanos contamos con el mañana. Si fallamos o no nos sentimos satisfechos pensamos "mañana será otro día, otra oportunidad". Pero la verdad es que no tenemos garantizado el tiempo y aunque las cosas tienden siempre a cambiar no necesariamente cambian en la forma que desearíamos.

Piensa ¿cómo es tu vida en este momento? ¿Qué metas has conseguido? ¿Qué sueños te falta por alcanzar? Seguramente estás pensando que tienes tiempo para conseguir lo que deseas pero eso podría no ser cierto. Siendo realistas, dime ¿qué tal si las cosas jamás mejoran? ¿Qué tal si tu vida permanece igual a lo que es ahora y jamás avanzas? ¿Qué tal si tus sueños y deseos no llegan? ¿Aún así estarías feliz? ¿Eres feliz ahora mismo, como estás?

Para responder a mis propias preguntas:

  • Mi vida en este momento consiste en estudiar y vacacionar. Investigo, leo libros, escribo, leo manga, leo historietas, navego en facebook, escribo en mi blog, salgo de vez en cuando a hacer diligencias, envío hojas de vida, salgo de vez en cuando al cine, compro ropa y zapatos cada tantos meses, compro artículos Lolita cada cuentos meses, veo anime, veo series animadas, veo realities, veo shows, me reúno con mi familia, me reúno con compañeros cuando hay un trabajo en grupo, muy de vez en cuando como un postre, hago quehaceres hogareños, veo películas, estudio japonés esporádicamente, estudio excel esporádicamente, practico modelado en 3D esporádicamente, charlo con mis familiares. Realmente no es mucho, pero me gusta.
  • Las metas que he conseguido son varias y de veras me sorprende. Me gradué de secundaria con honores, entré a la universidad, estoy obteniendo excelentes calificaciones en la universidad, me gusta mi carrera, trabajé (aunque sólo fue por dos semanas) y gané mi primer sueldo, me convertí en Lolita, tuve mi primera entrevista de trabajo, he leído muchos libros, puede vivir sola (aunque solo fueron 8 meses), pude convertirme en una persona de la que estoy orgullosa de ser (casi siempre).
  • Los sueños que me faltan por alcanzar, no estoy segura de que sean muy realistas porque requieren tres cosas que no tengo: habilidad, perseverancia y dinero. Pero ya qué. Quiero graduarme con honores de la universidad, conseguir un buen trabajo en mi campo, tal vez hacer un máster y/o un doctorado, viajar a Francia (por el arte y la parte intelectual), viajar a Japón (por la moda y los paisajes), viajar a México (por la comida y la comunidad Lolita), viajar a Estados Unidos (por los parques temáticos y las celebridades), viajar en un crucero de lujo (los comerciales me han afectado mucho), tener un guardarropa Lolita amplio y espectacular antes de cumplir 27 años, vivir sola en mi propio apartamento (uno lindo, cerca de mi familia, donde pueda tener gatos), ser una escritora profesional o una cocinera/repostera profesional, darle una buena vida a mis papás cuando envejezcan y tal vez ayudarles a cumplir sus sueños, ver a mi hermana cumplir sus sueños y triunfar en lo que quiere hacer, ser independiente económicamente y si es posible tener dinero de sobra para darme unos cuantos lujos.
  • Por ahora soy feliz y me siento bien con lo que he obtenido hasta ahora aunque me gustaría haber logrado más pues hay gente que a mi edad ya tienen carreras exitosas y mucho dinero. Sin embargo, creo que para ser una chica pobre de 20 años voy muy bien. Creo que si las cosas permanecieran tal y como están (desempleada, Lolita mediocre, buenas calificaciones, etc) podría soportarlo pero solo por un tiempo. Si llego a los 30 y todo sigue igual o me desvié de mi camino creo que me sentiré terrible. Espero haber logrado al menos un 40% de mis sueños para cuando alance esa edad.
Siempre me ha parecido que frases como "vive cada día como si fuera el último" y "sólo se vive una vez" (YOLO) son bastante cursis y hasta peligrosas, pero tienen su parte de verdad. Seguimos contando con tiempo que ni tenemos para conseguir lo que queremos y la realidad es que no sabemos lo que será el día del mañana. Creo que hay que esforzarse por estar feliz como se es y con lo que se tiene sin estar suspirando tanto por el futuro. Claro, hay que tener algunos sueños pero también hay que apurarse para alcanzarlos lo más pronto posible. Recuerden esta otra frase popular: "¡no nos estamos haciendo más jóvenes!"

"Tonight we are young, so we set the world on fire, we could shine brighter than the sun."


martes, 12 de agosto de 2014

VIVE Y DEJA MORIR

VIVE Y DEJA MORIR


Cuando era niña era una nerd. Aún lo soy pero antes lo era aún más y me gustaba mucho serlo. Me sentía orgullosa de mis buenas calificaciones, de siempre tener las respuestas correctas, de que mis compañeros se pelearan por hacer los trabajos y tareas conmigo, de que los maestros me tuvieran en alta estima y siempre esperaran lo mejor de mí. Pero eso también venía con una actitud para "ayudar" y "corregir" a los demás que no era nada popular. Siempre que llegaba a clases mis compañeros me pedían mi cuaderno para comparar mis respuestas a las suyas y muchas veces copiarme, por eso asumí que todos pensaban que mi trabajo era mejor que el suyo. Comencé a comparar las asignaciones de otros a las mías. Casi siempre estaba corrigiendo a mis compañeros y diciéndoles "eso está mal, es así", "te van a poner 0", "corrige eso" y yo pensaba que los ayudaba pero ellos sólo me veían como una engreída y una molesta. Un día finalmente me lo dijeron y ese día entendí algo: a la gente no le gusta que le corrijan sus errores ni que les digan que están equivocados ni que les ayuden cuando no lo han pedido. Al menos no a la mayoría. Desde entonces desarrollé una política personal de "vive y deja morir".

El asunto es este, para ayudar a alguien tienes que saber dos cosas: lo que quieren y lo que en realidad necesitan. Además, si el deseo y la necesidad están en conflicto debes decidir si complacer a la persona o darle lo que le conviene pero no quiere, tienes que tomarte la libertad de escoger por otra persona lo que es mejor para ella. Pero ¿cómo saber lo que la gente realmente quiere? ¿Cómo saber lo que necesita? ¿Cómo elegir? ¿Qué nos da el derecho? Si se trata de una trivialidad como una tarea de la escuela no hay problema. Tampoco si es algo obvio como ayudar a levantarse a alguien que se acaba de caer. Pero hay veces en las que la persona necesita ayuda pero no la acepta o pide ayuda cuando en realidad no la necesita. Y hay veces en las que la persona pide ayuda y parece necesitarla pero en realidad le convendría más aprender a resolver sus problemas por sí sola.

Este dilema, o más bien problema, me recuerda la fábula del hombre y la mariposa. Un hombre ve un capullo de mariposa que está a punto de reventar y se dispone a ver surgir al insecto. Pero  la mariposa se tarda. Poco a poco se asoma el torso y las antenitas pero pasa un largo rato y parece que está teniendo problemas para salir. Temeroso de que se ahogue, el hombre toma un par de tijeras y abre el capullo para que la mariposa pueda salir más fácilmente. La mariposa cae al suelo y comienza a retorcerse. Su cuerpo rechoncho y sus alas plegadas no le permiten moverse ni volar: está inválida. Resulta que las mariposas necesitan del ejercicio y el esfuerzo que conlleva salir de la crisálida para estirar su cuerpo y sus alas y ser capaces de volar. De lo contrario se atrofian. Por querer ayudar, el hombre condenó a muerte a la mariposa. Esta fábula enseña un principio simple que es la base de mi filosofía: a veces hay que dejar que las personas luchen sus propias batallas y consigan la felicidad por ellas mismas.

"You live and let die."


viernes, 8 de agosto de 2014

ENTREVISTA DE TRABAJO

ENTREVISTA DE TRABAJO


¿Mencioné alguna vez que soy perezosa? No mentía. Debido a eso nunca me entusiasmó la idea de tener que trabajar. Aún recuerdo cómo hace 8 años, en año nuevo, yo estaba en mi habitación con mi hermana viendo los fuegos artificiales por el ventanal cuando me puse a pensar y a hacer cuentas y le dije: "¿puedes creerlo? En el 2014 ya tendré 20 años. ¡Qué aburrido! Tendré que trabajar... Pero ojalá tenga mucho dinero."

Ocho años después no ha llegado el trabajo pero sí he tenido relativamente buen dinero, lo cual fue muy inesperado. Por supuesto en esa época yo ni me imaginaba encontrar el Lolita y tampoco me imaginaba que un día fuera a desear algo tan desesperadamente como para cometer el terrible acto de buscar trabajo por voluntad propia. Pero así fue. Siempre he sido muy consentida. A pesar de que me manejo muy bien sola, soy responsable y mis papás confían en mí, también soy tímida para hablar con desconocidos. El sólo pensar en salir a la calle con un montón de hojas de vida bajo el brazo para tocar puertas como un predicador y repartirlas por la ciudad me causa escalofríos. A pesar de tener gustos costosos en cuanto a la comida, nunca me sentí motivada para conseguir trabajo y menos aún cuando a medida que fui creciendo mis papás comenzaron a darme mesada más y más seguido. Pero en cuanto conocí el Lolita trabajar se convirtió en una de mis prioridades. Ya van 8 meses de eso y con el dinero de mi primer trabajo (en el que sólo estuve dos semanas) me compré mi primer vestido Lolita. Sin embargo desde entonces, desde diciembre del año pasado, no conseguí nada más y estoy muy desanimada por eso.

Hace tres días, el 5 de Agosto, tuve la primera entrevista de trabajo de mi vida. Estaba emocionada y nerviosa porque si esto funcionaba iba a poder cumplir dos de mis sueños, dos de mis objetivos para este año: conseguir trabajo y ahorrar para un happy pack de brand. Fue relativamente sencillo encontrar el lugar y a la persona que iba a entrevistarme. Fue muy corto, entré y salí en cinco minutos. Sólo me preguntaron de dónde venía, mi edad, cómo me iba en la universidad y mis aspiraciones laborales. Luego me fui y al poco rato, por la tarde me llamaron para una segunda entrevista al día siguiente. Llegué justo a tiempo y un señor muy extrovertido me entrevistó. Me preguntó si sabía manejar excel y le dije que sí pero que no profesionalmente. Me preguntó si sabía manejar tablas dinámicas y le dije que no pero que estaba estudiando precisamente eso y que aprendería fácilmente. Él me dijo que era muy buen estudiante y que le encantaba mi perfil pero... Mis horarios de estudio eran un problema. Mis horarios no les convenían porque necesitaban disponibilidad de tiempo, es decir, una persona que estudiara por la noche. El caballero me dijo que intentaría buscar algo más para mí pero no me dio muchas ilusiones y a mí ya no me queda ninguna. Por ahora sigo desempleada y algo triste.

PD: Me dio alegría llegar hoy a casa después de hacer una diligencia y descubrir que mis hermosos zapatos blancos de Bodyline habían llegado. Les dejo la foto de stock para que los vean, luego me tomaré una en vivo y en directo con mi vestido y mis medias nuevas. Son mis primeros zapatos Lolita, ojalá pueda usarlos pronto con muchas faldas y vestidos hermosos.

"Always look the bright side of your life."



lunes, 4 de agosto de 2014

HÉROES, VILLANOS Y VÍCTIMAS

HÉROES, VILLANOS Y VÍCTIMAS


¿Han notado lo importante que se ha vuelto últimamente el asunto de lo políticamente correcto? La gente vive tan atemorizada de que la tilden de intolerante, retrógrada, homofóbica, misógina, machista, ignorante (o cualquier otro de los insultos políticos de moda), que sienten que tienen que disculparse y justificarse cada vez que tocan un tema polémico. Por ejemplo, si este fuera un lugar más público como 9gag, youtube o facebook, por el sólo hecho de mencionar las palabras que listé yo tendría que disculparme y decir "no es que yo sea ninguna de esas cosas o que esté a favor de ellas o que esté defendiendo a esas personas o que esté en contra de las mujeres, los homosexuales, las personas con síndrome de Down, etc." 

En serio, la gente se ha vuelto extremadamente sensible y eso hasta podría ser bueno, si fuera equitativo. Sin embargo, existe una doble moral respecto a lo correcto y lo incorrecto. El tema más candente hoy por hoy es el de los homosexuales así que lo usaré para darles un ejemplo de a qué me refiero, aunque estas observaciones también aplican a muchas otras cosas. Hay gente religiosa que actúa como si la homosexualidad fuera el pecado más grande que hay y todos los otros pecados (mentir, fornicar, engañar, robar, embriagarse, ser infiel) fueran "menos malos". Mucha gente no lo sabe, pero la Biblia dice que la homosexualidad es un pecado en una lista de alrededor de 10 pecados más entre los que se incluyen los que acabo de mencionar. Es decir, la Biblia equipara esos pecados en maldad. La homosexualidad está en la misma lista con la mentira, la borrachera y la fornicación (es decir, acostarse con alguien con quien no estás casado) y esos son pecados que el 99% de la población comete. A la luz de la Biblia el que miente en su negocio para ganar más dinero no es mejor que el que se acuesta con alguien de su mismo sexo, pero algunos religiosos siguen actuando como si ser homosexual fuera lo peor. En el otro bando es igual. Muchas de las personas que apoyan la homosexualidad y más concretamente el movimiento gay tienen una doble moral bastante parecida en lo que respecta a qué es peor. Si alguien llama imbécil o perdedor a otro, la mayoría de la gente ni se inmuta, pero si la persona a la que insulta resulta ser homosexual, le cae el mundo encima. Por alguna extraña razón ser malo con un homosexual es peor que ser malo con alguien heterosexual. Así como la gente no ayudaría a un hombre que esté siendo acosado sexualmente por una mujer pero sí ayudaría a una mujer que está siendo acosada por un hombre, parece que la gente tiene la idea de que los homosexuales son especialmente débiles y sensibles y que necesitan un trato delicado que los demás no requieren.

A esta doble moral yo la llamo el efecto "Héroes, Villanos y Víctimas". Según mi teoría, mucha gente en estos tiempos tiene la infantil creencia de que el mundo se divide en tres simples categorías:

  • Los Héroes: Son las "buenas personas" que luchan por alguna causa o apoyan a quienes han sido clasificados como Víctimas. Generalmente se la pasan insultando a los Villanos y cada vez que ven a una Víctima le dan un trato especial y diferente y le toleran cosas que a otros no les tolerarían.
  • Los Villanos: Son las "malas personas" que no apoyan las causas políticamente correctas ni tratan con admiración y cuidado a las Víctimas. No son necesariamente irrespetuosos o violentos, pero basta con que expresen su desacuerdo con alguna de las causas de los Héroes para ser clasificados como gente indeseable. No tienen ninguna cualidad, son un defecto ambulante. No tienen aciertos, cualidades, sueños, seres amados, nada, sólo son gente mala.
  • Las Víctimas: Son los "pobrecitos" a quienes se debe tener lástima y a quienes de debe tratar de forma especial. Son un montón de gente débil y traumatizada y no se les puede decir nada medianamente ofensivo porque se parten en pedacitos o se suicidan. Cualquier defecto o falla les debe ser perdonada sin más porque los pobrecitos hacen parte de una minoría o alguien los trataba mal cuando eran niños. Es necesario alabarlos por cada cosa buena que hagan incluso si sólo estaban haciendo su deber. Otra cosa, se los debe tratar como si fueran débiles y diferentes pero no se les puedes decir que lo son, se les debe decir que son "valientes", "fuertes" e "iguales" o incluso "mejores" que el resto de la gente.
Aunque parece que las intenciones de estos fanáticos de lo políticamente correcto son buenas, al final acaban igual que los fanáticos religiosos o los fanáticos de cualquier otro tipo: simplemente se vuelven irracionales y ven todo en blanco y negro olvidándose de los muchos matices que en realidad existen. Resulta que no somos héroes, villanos o víctimas, sólo somos personas que alguna vez han sufrido, han hecho sufrir o han protegido a quien sufría. Todos tenemos un poco de héroe, de villano y de víctima en nosotros.

"We can be heros just for one day."