martes, 23 de septiembre de 2014

SUEÑO VÍVIDO / PARÁLISIS DE SUEÑO

SUEÑO VÍVIDO / PARÁLISIS DE SUEÑO

Diario

Como les prometí, quiero seguir cierto orden en las entradas para no enfocarme en un sólo tema. Hace un par de días les traje una entrada de opinión y hoy toca una de diario. Esta anécdota se las quiero contar porque es algo muy interesante que hace tiempo no me pasaba.

¿Saben lo que es un sueño vívido? Un sueño vívido es un sueño ULTRA realista. En un sueño normal uno sólo ve y oye pero raras veces puede usar el sentido del tacto, del gusto o del olfato a menos que haya un estímulo exterior. Pero durante un sueño vívido puedes percibir todo lo que ocurre con tus cinco sentidos tal y como lo harías en la vida real. Un sueño lúcido es cuando uno es consciente de que está soñando y por lo tanto puede controlar lo que sucede en el sueño a voluntad. ¿Qué es una parálisis de sueño? Una parálisis de sueño (SP por sus siglas en inglés) es cuando durante un sueño te sientes paralizado. Sucede cuando tu conciencia se activa (sueño lúcido) pero tu cuerpo sigue dormido. Cuando uno duerme, el cerebro libera una sustancia en el cuerpo que lo paraliza, eso evita que uno se ponga "sonámbulo", es decir, que actúe en la vida real como está actuando en el sueño. Eso sería muy peligroso. A veces, cuando estás muy cansado, no has dormido bien y te acuestas sobre la espalda, tu conciencia despierta mientras el efecto de esa sustancia paralizadora continúa en el cuerpo. Es peor que cuando estás huyendo de algo en un sueño y descubres que sólo puedes correr en cámara lenta. Durante una parálisis de sueño ni siquiera puedes moverte, sólo los ojos te responden y lo que ves con ellos no es agradable, pues la mayoría de las veces un SP viene acompañado de horrendas alucinaciones visuales y auditivas. En muchos casos se juntan el sueño vívido, el sueño lúcido y la parálisis de sueño para provocarte una desagradable pesadilla ultra realista. La mayor parte de las veces sueñas que estás acostado de espaldas en tu cama, en tu habitación. En esa etapa es un sueño vívido, porque parece la vida real. Al principio todo parece bien pero luego comienzas a notar que hay algo raro y te das cuenta de que estás soñando. En esta etapa ya es un sueño lúcido. Como ya sabes que sueñas, intentas aprovechar para hacer cosas divertidas y tratas de levantarte, sólo para descubrir que estás paralizado. En este punto el sueño se convierte en un SP. Como estar paralizado da miedo, te asustas, y cuando te asustas el sueño se convierte en pesadilla. Lo más común es que veas sombras y figuras negras de monstruos o demonios que quieren atacarte. Algunas veces estarán en alguna esquina de la habitación, otras veces entrarán por la puerta, otras veces aparecerán a tu lado en tu cama y otras veces sentirás que te tocan o te susurran cosas incomprensibles al oído sin que puedas verlas.

¿Suena aterrador? Yo he leído experiencias bastante terribles. Recuerdo que cuando era niña tenía muchas parálisis de sueño y daban bastante miedo porque tú pensabas que te estabas muriendo o que alguien en la vida real te estaba atacando mientras dormías. En la antigüedad la gente creía que las parálisis de sueño eran ataques demoníacos. Así se creó la leyenda de los súcubos y los íncubos que son demonios que visitan a las personas durante la noche para violarlas mientras duermen. Se supone que la asfixiante presión en el cuello y en el pecho que uno siente durante la parálisis sucede cuando el demonio se te acuesta encima y trata de asfixiarte. Es una leyenda simpática, pero la parálisis de sueño y los sueños lúcidos ya son reconocidos clínicamente y se ha explicado que no son producto de ataques demoníacos.

Bueno, ayer tuve mi primer parálisis de sueño en muchos años. Me había trasnochado y me habían despertado a las 6 de la mañana. Estaba muy cansada mentalmente por un trabajo de la universidad y además llevaba un rato durmiéndome y despertándome. Finalmente logré dormirme boca arriba. Soñé que era de mañana y estaba en mi cama, mi hermana estaba en su cama al lado mío. De repente, un amigo de mi hermana entraba a nuestro cuarto por la ventana (lo cual es imposible porque nuestra ventana es demasiado estrecha) y se sentaba al borde de la cama de ella. Comenzaron a charlar muy casualmente como si fuera perfectamente normal meterse a la casa de alguien por la ventana. La situación era absurda. En ese momento me di cuenta de que estaba soñando. Como yo no me movía, el chico me tocó la mano y me preguntó qué me pasaba. En ese momento me asusté mucho. Esa mano se sentía TAN real. Era como si me hubiera tocado una persona en la vida real. Podía sentir el calor de la piel. "¿Cómo es posible que se sienta tan real si estoy soñando?" me pregunté. Entonces intenté despertarme porque pensé que alguien en la vida real había entrado a mi cuarto y trataba de atacarme. Cuando lo hice, noté que tenía una enorme presión en el torso y no podía moverme. El chico notó que estaba aterrorizada y volvió a preguntarme si me pasaba algo. "¡No lo sé! ¡No me puedo mover!" le dije, pero a duras penas podía hablar y mi voz sonaba desfallecida, como si estuviera afónica. En ese momento la presión sobre mi pecho se hizo más fuerte y mi corazón comenzó a palpitar a toda velocidad. Comencé a escuchar voces que me susurraban al oído velozmente cosas ininteligibles. En ese momento recordé que yo ya había leído acerca de las parálisis del sueño y me tranquilicé un poco. Me concentré en despertar diciéndome a mí misma "¡Es algo médico! ¡Es algo médico! ¡Despiértate! ¡Despiértate!" Y me desperté. Por supuesto, nadie me estaba atacando.

Lo triste del asunto es que el sueño no estaba tan mal, de hecho, nada malo estaba pasando. Si logras convertir un sueño vívido en un sueño lúcido, puedes divertirte mucho controlando el sueño y viviéndolo como si se tratara de realidad virtual. Es incluso mejor que la realidad virtual porque puedes usar todos tus sentidos y controlar casi todo lo que pasa. Pude haber invocado un alicornio e irme montada en él hasta la tierra media y conocer al rey de los elfos. Pero no, me asusté y lo convertí todo en una pesadilla. Espero que la próxima vez pueda manejarlo un poco mejor. Sería muy entretenido.

"Life has killed the dream I dreamed."


2 comentarios:

  1. Yo tengo sueños vívidos y lúcidos con mucha frecuencia, pero para mí todo lo que sueñe es bueno, de hecho la mayoría de mis sueños implican muerte y peligro, pero siempre que me doy cuenta de que estoy soñando aunque siga dormida lo considero algo placentero y paso el resto de la noche soñando con esos sucesos escalofriantes, finalmente despierto feliz y satisfecha.

    Cuando no me doy cuenta de que estoy soñando (que pasa con poca frecuencia) igual lo disfruto, para mí no existen las pesadillas.

    ResponderEliminar
  2. Eso es muy bueno. Supongo que las pesadillas pueden dejar de ser pesadillas si las vez como una aventura, como una experiencia más. Al menos te dan de qué hablar cuando despiertas, suelen ser historias muy interesantes. XD

    ResponderEliminar

Escribe lo que piensas...