martes, 17 de marzo de 2015

HI-HO!

HI-HO!

Diario, Trabajo

Adivinen qué… Bueno, no adivinen: tengo trabajo. Así es, justo cuando me había rendido se abrió una vacante y una amiga me avisó a tiempo para que llevara mi hoja de vida. Success!

La entrevista era al día siguiente en la torre de la Facultad de Ingenierías de mi universidad. Me levanté tan temprano que llegué media hora antes de lo acordado, pero la entrevista fue muy relajada. Mi jefa es muy amable y formal. Me saludó, me explicó en qué consistía el trabajo y me dijo que me aceptaba si le llevaba mi hoja de vida y mis otros documentos de inmediato. Cuando me preguntó si tenía experiencia le dije que no pero afortunadamente ella me dijo que estaba bien. Muy emocionada y aún incrédula corrí a imprimir el formato de hoja de vida para monitorías de la U, lo llené y afortunadamente encontré a la secretaria y a la directora de mi programa académico para que me lo firmaran y sellaran. Luego corrí de vuelta a la torre, subí las infinitas escaleras hasta el quinto piso y entregué la hoja. Ese día sólo conocí a una de mis compañeras de trabajo. El lunes la amiga que me avisó de la vacante me avisó que necesitaban un papel extra, lo llevé y conocí a mis otros dos compañeros.

Comencé a trabajar el jueves de la semana pasada. El primer día lo pasé en la sala de conferencias leyendo lo que necesitaba saber para mi trabajo y ya el segundo día comencé en serio a hacer los trámites y revisiones que me tocan. ¿Qué es lo que hago? Soy asistente editorial en la revista de la Facultad de Ingenierías de la Universidad. Me aseguro de que los artículos que nos llegan se adecuen al formato de la revista, que incluyan todos los datos pertinentes y los documentos adjuntos. Después busco evaluadores expertos en el área que trata el artículo y les envío los textos sin dar el nombre de los autores para que sea ciego, anónimo y transparente. El autor tampoco puede saber quién es el evaluador. El caso es que yo reviso textos y escribo y envío correos entre los autores y los evaluadores hasta que el artículo queda revisado, probado y aprobado por expertos. Entonces sólo queda guardarlos y el resto es asunto de los diagramadores (mis compañeros) que organizan y diseñan la revista en sí. En total somos un equipo de cinco personas en el área de comunicaciones. Mi jefa es la asistente editorial principal, yo soy como su ayudante.

¿Cómo me siento? Bueno, apenas es mi tercer día pero me siento bastante bien. Hasta ahora ha sido relativamente sencillo y he aprendido rápido lo que hay que hacer. De hecho, cada día mejoro y descubro cosas nuevas y formas de hacer mejor mi trabajo. Espero hacer las cosas bien y llevarme bien con todos, por ahora así es. Algo que me encanta del trabajo es el ambiente tanto físico como laboral. Primero que todo, es en la editorial de una revista, corrigiendo textos, y por si no lo sabían ese es mi trabajo soñado; es lo que quiero hacer cuando me gradúe. Segundo, mis compañeros son muy agradables, pero como cada cual tiene su computador (bueno, excepto yo, pero casi nunca estamos los cinco al mismo tiempo así que yo uso uno de los que sobran) todos tenemos nuestro propio espacio y podemos concentrarnos en lo nuestro. Tercero, la planta y el edificio son muy bonitos. Como están en lo alto tenemos un clima fresco, es muy silencioso, hay grandes ventanales con una bonita vista de los árboles del campus, entra brisa fresca y luz de la mañana, el lugar está bien terminado y siempre limpio, con muebles cómodos y en buen estado y plantas bonitas adornando. Es una preciosidad. Lo único que me haría falta para estar en el cielo laboral sería tener mi propia computadora y mi propio escritorio, pero a menos que me quede dos semestres o más dudo que me consigan uno.

Otra cosa que puede experimentar fue preparar un bento para llevar a la universidad. Un bento es algo japonés pero básicamente significa llevar un tarrito con comida. El secreto del bento es que la comida sea rica, colorida, nutritiva y divertida. Lo que diferencia a un bento de una lonchera de almuerzo cualquiera es la creatividad y el esfuerzo que se pone para que la comida no solo sea sabrosa sino visualmente impactante. En ese orden de ideas me compré una preciosa cajita para bento de dos pisos, rosada y con cubiertos incluidos. También es resistente al frío y al calor, y se puede meter en el microondas. Además compré moldes de silicona para cupcakes que uso para separar las comidas dentro del recipiente. El menú consiste en una harina (pasta, pan, papa), una proteína (carne o huevo), verdura o fruta (ensaladas, verduras en salsa) y un postre cualquiera (¡muy completo!). Así que ahora siempre llevo mi pequeño bento, mi cepillo de dientes, mi crema dental y salsa de tomate, incluso. Generalmente no me gusta llevar comida, pero con este asunto del bento es hasta interesante y me he emocionado buscando ideas y recetas online. A partir de mañana comenzaré a almorzar con algunas chicas de mi semestre que también trabajan en la U (dos en mi edificio, una en administración).

Bueno, como les dije estoy muy emocionada y feliz. Es otra cosa que puedo tachar de mi lista de objetivos de este año. El 2015 pinta muy bien. Tengo muchas cosas buenas planeadas. Por ejemplo me gustaría viajar o al exterior o al caribe de mi país. Por ahora no se cuándo ni cuanto me pagarán pero por lo que he oído de mis compañeras es dinero suficiente para comprar ropa, ir a comer, ahorrar y hasta regalar un poco a algunas personas necesitadas que conozco. Muy bueno para ser de medio tiempo. De ahora en adelante mi rutina consistirá en levantarme a las seis de la mañana, desayunar, ir a trabajar, almorzar con mis compañeras, leer, volver a trabajar, ir a estudiar, irme a casa a las seis de la tarde para hacer tareas, dormir y volver a comenzar el día siguiente. Mis horarios estarán apretados de ahora en adelante, por suerte se acerca un festivo el lunes y después semana santa. No se si tendré que trabajar en semana santa o no, pero no me molestaría ya que si no trabajo no me pagarán esa semana. El caso es que acabo de salir de desempleada y me siento realizada en la vida. Ojala no me despidan ni tenga que renunciar, ojala me dure mucho el trabajo y ojala lo pueda hacer bien. Estos realmente son los mejores años de mi vida. ¡Gracias Dios!

“Trabajar por la comida y una cama de aserrín.”



4 comentarios:

  1. Que bueno que hayas conseguido trabajo eso es algo tan dificil y lo mejor es que es en algo que te gusta y en lugar bonito,

    ResponderEliminar
  2. O.O Casi muero de la emocion que me dio mujer....¡Asistente de Editorial! ohh si yo he soñado en trabajar como editora de alguna revista, no importa si es pequeña :). Muchas felicitaciones mujer, te mereces un empleo bueno y ubicado en la Universidad muchisimo mejor y ademas crecerás mas a punta de tanta revision y tramite...ayyy es que me siento super emocionada por ello ._. y no es que sea lambona sino que realmente sueño con algun dia ser editora de alguna super revista ;)
    Saluditos querida Deniss, felicidades linda.

    ResponderEliminar
  3. ¡Felicidades por tu nuevo empleo! :D

    ResponderEliminar
  4. @Milady sí, es muy difícil, de no haber sido por mi amiga todavía estaría desempleada así que es un gran alivio, gracias.

    @Flaca Vaya, compartimos el mismo sueño. Ojalá tengas la oportunidad de hacer eso que nos gusta a ambas alguna vez. Es afín a mi carrera (Literatura) eso de trabajar en una revista, por eso me dieron el trabajo. La verdad también estoy muy emocionada, gracias por felicitarme y alegrarte conmigo. :D Otra cosa buena de trabajar es que podré gastar mi propio dinero en mis cosas "lujosas" sin sentirme una sanguijuela. XD

    @LaWi gracias, estoy muy contenta.

    ResponderEliminar

Escribe lo que piensas...