domingo, 1 de marzo de 2015

LIMBO

LIMBO

Juego, Reseña

El año pasado mi primo estuvo molestándome constantemente para que jugara un juego indie llamado LIMBO. Él afirmaba que era de los mejores juegos de la historia y yo le creía, pero mi computador no aguantaba el juego. En diciembre de 2014 mi tío me entregó un computador nuevo con el juego instalado y por fin pude jugarlo. Mi primo tenía razón.



LIMBO fue desarrollado por PlayDead Studios y salió el 21 de julio de 2010. Es tipo plataforma (es decir, te mueves de izquierda a derecha en un nivel en 2D, como Mario Bros.) pero las interacciones con el ambiente son bastante complejas. De hecho, algo que me sorprendió desde el principio es lo realistas que son los movimientos tanto del personaje como de los objetos. Las leyes de la física de hecho aplican en este juego: gravedad, inercia... Hasta el polvo se mueve de forma natural. El juego es en blanco y negro y todo contribuye a esa atmósfera de "Limbo", desde el sonido hasta los mapas de fondo, que dan una sensación de desolación, de estar perdido. No hay color, todo está construido con siluetas oscuras sobre un fondo gris, como un juego de sombras, como si viéramos el telón de un show de marionetas. El personaje principal no habla nunca y sus interacciones con otros seres son totalmente mudas y hostiles. Parece que todo y todos estuvieran en contra de nuestro protagonista.

El juego comienza en el bosque pero eventualmente llegas a un entorno urbano. Durante los muchos y complejos niveles de este juego tienes que enfrentarte a arañas gigantes, niños asesinos, agua contaminada, trampas para osos, electricidad, máquinas y cajas que tratan de aplastarte, alturas, babosas que comen cerebros, cambios de gravedad, rocas gigantes, sierras eléctricas, etc. Tienes que hacer uso de imanes, de cuerdas, de la gravedad, de la velocidad y del ingenio para avanzar en los niveles. Las pistas sobre qué hacer no son tan obvias así que tendrás que prestar atención a los detalles y recurrir a la imaginación. Si no has jugado el juego y quieres jugarlo en este punto deberías hacerlo porque a continuación viene mi interpretación/análisis con spoilers (obviamente).

Análisis

En cuanto terminé el juego quedé anonadada, conmovida y confundida, así que corrí a googlear interpretaciones y reseñas de otros jugadores. La mayoría decían que el protagonista había muerto y estaba pasando las pruebas del Limbo para poder ir al cielo. Los obstáculos (arañas, oscuridad, alturas) supuestamente representarían sus miedos en vida, los cuales tendría que superar para hacer los méritos celestiales. El final del juego sucede cuando el niño, en una complicada maniobra, cambia la gravedad y logra atravesar una pared de vidrio vertical, volando entre trozos de vidrio y cayendo de espaldas sobre la hierba de un bosque, desmayado. Esto sucede en cámara lenta y cuando despiertas has vuelto al bosque en el que empezaste, pero al caminar hacia la derecha no encuentras sogas, ni trampas, ni arañas, sino a una niña al pie de un árbol con una escalera de casita del árbol derruida. La niña está arrodillada moviendo la tierra y cuando te acercas ella nota tu presencia aunque está de espaldas a ti. Ella levanta ligeramente la cabeza y ruedan los créditos. La mayoría interpretan este final como que la niña es la hermana del protagonista quien lo está enterrando luego de que él se cayera por la ventana de la casita del árbol mientras jugaban (eso explicaría lo de atravesar la pared de vidrio). Otros dicen que la niña está muerta también y lo estaba esperando para irse juntos al paraíso. También se dice que el niño habría muerto en un accidente de coche en el que salió volando por el parabrisas.



Sin embargo, he aquí lo que yo sentí a lo largo de todo el juego: el niño no estaba realmente en el Limbo sino en un lugar que asemejaba al Limbo por su desolación. La prueba no era sobrenatural sino psicológica. Para mí, como en el típico cuento de hadas, se trataba de un niño que tenía que atravesar un mundo desconocido y hostil para alcanzar una recompensa. Pienso que el viaje representa la lucha del niño que tiene que crecer enfrentando por primera vez los desafíos de la vida adulta. El niño parece tener unos 11 o 12 años, es decir que estaría pasando por la pubertad. El mundo llamado Limbo representaría la soledad y la maldad del mundo exterior que se tiene que enfrentar para superar los miedos, madurar y unirte a otras personas en la sociedad. Los niños que lo atacaban a lo largo del viaje serían las personas que te antagonizan y se meten en tu camino tratando de evitar que tengas éxito en tus proyectos. Son aquellos que compiten contigo y están dispuestos a sabotearte o directamente a lastimarte para sacarte de en medio. La gente muerta (los suicidas y los que estaban ahogados o atrapados) representarían a aquellos que no pudieron con la prueba y se rindieron en medio de la batalla. Son los vencidos. También representarían la desesperación, la tristeza y la motivación del personaje para no acabar como ellos. Las arañas representarían el miedo a lo siniestro, el agua, el miedo a las fuerzas de la naturaleza y a lo inconmensurable, las alturas, el peligro de lanzarte a algo que no es seguro, la electricidad, el miedo a la tecnología, los bichos come-cerebros, el miedo a ser manipulado por el mundo. Atravesar la última pared de vidrio equivaldría a romper con tu viejo yo y tus viejas formas de ver y hacer las cosas. Al final del viaje el niño vuelve a donde había empezado (el bosque) pero esta vez hay una niña allí esperándolo. Ya que estoy tomándolo desde el punto de vista del héroe de cuento de hadas, la niña no sería su hermana sino la chica que está destinada a ser su esposa cuando crezca. Como sabemos, la recompensa para el héroe que supera las pruebas suele ser el matrimonio. El bosque usualmente significa lo inesperado, lo tenebroso, lo misterioso y lo desconocido. La ciudad representa lo inhumano, duro y hostil. Atravesar el bosque y la ciudad y volver al bosque para recibir la recompensa de estar con la niña, sería recibir la recompensa por enfrentar lo desconocido. En fin, que todo es un gran simbolismo.

En general el juego me gustó muchísimo y quedé muy satisfecha al terminarlo. Usualmente prefiero que la historia y el final sean un poco más obvios. No me gusta mucho tener que adivinar de qué se trataba el juego, pero con LIMBO me gustó la sensación de incertidumbre que se saborea a lo largo de toda la aventura. El nivel de dificultad es bastante decente y no es uno de esos juegos obvios que te ponen flechas y letreros que te señalan y te explican cómo hacer todo. Aprendes jugando. Los primeros niveles te ayudan a entender lo que tu personaje puede y no puede hacer y te enseñan cómo utilizar eficientemente los controles. Aún así, es tan enganchante que incluso si te atascas querrás seguir intentando con todas tus fuerzas. Yo lo quitaba cada vez que me varaba, pero al día siguiente volvía a jugarlo con la mente fresca y descubría la solución. Quedé muy contenta porque no tuve que utilizar un walkthrough y pude pasarlo con mi propio ingenio. Usualmente en los juegos sólo me interesa avanzar para ver el final de la historia, pero con LIMBO me interesé en el proceso, precisamente porque la historia estaba en el proceso.

En fin, es un juego que recomiendo muchísimo, ojalá tengan oportunidad de jugarlo y de decirme qué les pareció y cómo interpretaron ustedes la historia.

"She was born in limbo / with the need to be as simple..."


0 comentarios:

Publicar un comentario

Escribe lo que piensas...