viernes, 6 de marzo de 2015

LO QUE NO ME GUSTA DEL LOLITA

LO QUE NO ME GUSTA DEL LOLITA

Lolita, Moda

Cuando empecé en el Lolita nunca me imaginé que iba a "ser alguien" en la escena o que la gente me iba a reconocer por mi estilo. Aún así cada vez son más las personas que notan mis gustos y me preguntan por ellos. Mis compañeros me preguntan qué es el Lolita y cuál es la revista para la que estoy escribiendo, mis vecinos me preguntan por mis pelucas, mis sombreros y mis "vestidos de muñeca", mis familiares me preguntan por las prendas que tengo y las que pienso comprarme. El caso es que Lolita se ha convertido prácticamente en mi segundo nombre, y cada vez me identifican más con la moda y la "subcultura". Para agravar las cosas desde incluso antes de comprar mi primer vestido comencé a leer a Novala Takemoto y a escribir apasionados ensayos acerca de lo maravilloso que el Lolita era. Me temo que me hayan malinterpretado y que me vean como una especie de fanática de la moda que no admitiría ninguna objeción acerca del Lolita. Soy consciente de que algunas personas tienen objeciones ante la moda y, aunque usualmente me burlo de esas personas, la verdad es que yo he tenido esas objeciones también. Puede que les de la impresión de que todo lo que sea Lolita es hermoso y sagrado para mí y que tengo al estilo en una especie de pedestal. No es así. Hay muchas cosas que no me gustan. Aquí están:

  • Es carísimo. Las guías y los blogs Lolita siempre te dicen "será un poco más caro que comprar ropa de civil pero valdrá la pena" o "considéralo como una inversión" pero seamos honestos: es caro. Yo pienso que eso más bien lo dicen para no asustar a las nuevas. Es verdad que el Lolita es de muy buena calidad y que se puede revender una prenda Lolita y recuperar gran parte de lo invertido, pero eso es solo si se trata de una marca reconocida y si has mantenido tus prendas en buen estado. Para eso, primero, tienes que gastar mucho dinero y segundo, tienes que usar y lavar la ropa la menor cantidad de veces posible. O sea, tienes que gastar grandes cantidades en algo que sólo te vas a poner 7 u 8 veces al año. Además tiene demasiados componentes. Con un mínimo de seis piezas para poder considerar que tu coord está "completo", no importa lo baratas que consigas tus prendas individualmente, sumadas costarán muchísimo más que lo que te costaría un conjunto de ropa civil. Es decir, incluso si logras comprarte el vestido con el tocado a juego, eso no basta: aún tienes que pensar en el petticoat, los bloomers, las medias, los zapatos, la blusa, el bolso y los accesorios. Y eso si te conformas con offbrand y Bodyline. Si te enamoras de una marca costosa o si quieres hacer handmade despídete de tus cochinitos porque estarás rompiéndolos uno tras otro, mes tras mes. Un consejo que te dan para ahorrar es "compra básicos de colores neutros como el blanco o el negro" pero cuando muestres tus coords no faltará quien te diga que el blanco y el negro son aburridos y que deberías hacer más combinaciones de colores. Cuesta muchísimo esfuerzo ser equilibrado y ahorrar para el Lolita sin quedar en la banca rota, incluso si trabajas.
  • Crea una necesidad falsa. Es verdad, la ropa es una necesidad, pero la ropa Lolita no lo es. Como dije en mi punto anterior la ropa Lolita es muy costosa y además no es el tipo de ropa que te exigen como uniforme en el colegio o en el trabajo. De hecho es el tipo de ropa que podrían prohibirte, de tal manera que NADIE necesita usar Lolita. Se trata de algo que eliges hacer porque lo deseas, pero el deseo puede fácilmente convertirse en obsesión y acumulación. Durante mi primer año de Lolita yo me sentía impulsada irresistiblemente a comprar cosas Lolita con cada centavo que lograba poner junto a otro, porque pensaba que si esperaba perdería el impulso, no lo haría nunca y sería una perdedora que empieza las cosas pero no las termina. Tal vez era cierto, pero aún así recuerdo que lo que sentía (y a veces siento todavía) era una ansiedad, no tanto por vestirlo como por tenerlo simplemente, y saber que colgaba en mi closet. Otro problema es que cada vez que compras algo, esa nueva pieza crea la necesidad de algo más con qué usarlo. "Por fin, he comprado mi primer par de zapatos negros... Pero ahora tengo estos zapatos y solamente tengo un coord oscuro para usarlos. Ahora voy a tener que comprar más cosas oscuras para darle uso a estos zapatos." Y una vez obtengas lo que necesitas para usar esa prenda, tendrás un montón de prendas nuevas qué combinar y seguro alguna no tendrás con qué llevarla y te verás obligada a comprar un conjunto entero sólo para acompañarla.
  • Hay mucha manipulación comercial. La mayor parte del movimiento Lolita se concentra en: 1) educar a la gente para que entiendan lo que es el Lolita y lo acepten más fácilmente, 2) "reclutar" más Lolitas para aumentar la población Lolita en la zona y así atraer a las grandes marcas y a las modelos importantes para que hagan desfiles y fiestas en la localidad, y 3) principalmente ofrecer y vender los productos de diversas marcas. Al final todo es una gran maquinaria para vender más, y, como se dice abiertamente, "esparcir la cultura pop japonesa por el mundo". Eso no hace que me deje de gustar la estética de la moda, pero me hace pensar en una malvada supercorporación capitalista que jala los hilos detrás de inocentes jóvenes entusiasmados con lo que creen que es algo auténtico, de ellos. Es como lo que hacen las marcas y los estudios de cine y televisión para crear contenidos virales en redes sociales y conseguir que sus mismos clientes se encarguen de repartir la publicidad. Es verdad que el Lolita es un arte y blah, blah, blah (no es sarcasmo, yo sigo defendiendo esto) pero la industria de la moda no deja de ser una industria por más "indie" y "alternativa" que sea.
  • Es muy caluroso. Esta es una de las razones por las cuales no uso Lolita en la universidad y lo evito cuando se que tengo que usar el transporte público o caminar bastante. El clima de mi ciudad ya es caluroso de por sí, incluso cuando llueve, como para sumarle 4 o 5 capas de ropa. No es práctico para nada.
  • Te entorpece. Cuando usas Lolita siempre estás encantada y al mismo tiempo nerviosa y estresada porque sin importar a dónde vayas sientes que estás arreglada para algo mucho más elegante que lo que estás haciendo. Te sientes desubicada, cohibida y además torpe, porque con tanta pomposidad y tantas capas es fácil tumbar cosas, mancharse de algo o engarzarse en algo sin darte cuenta. Además, estando vestida de una forma tan elegante sientes que debes "comportante bien" porque si cometes una tontería usando Lolita se verá 50% más tonto de lo que se vería is estuvieras usando jeans y pantalones.
  • Llama muchísimo la atención. Si eres el tipo de persona que no se da cuenta o no le importa si la miran, el Lolita es una moda genial para lucirse. Sin embargo, muchas Lolitas sentimos pánico de usar Lolita precisamente porque somos reservadas o tímidas y esta moda siempre te convierte en la protagonista. Usar Lolita es como pararse debajo del spotlight en medio de un teatro oscuro. TODO el mundo va a notar tu presencia y te va a mirar dos o tres veces, si es que no se queda con los ojos clavados en ti. Lo más incómodo es cuando la persona va tan lejos como acercarse a tocar tu ropa o tomarte una foto. Incluso si te pide el favor es un poco raro, porque es un extraño.
  • La gente tiene ideas raras de lo que es el Lolita y de lo que eres tú por usarlo. No estoy hablando de los que te llaman loca, inmadura o despilfarradora, me refiero a los que genuinamente creen saber lo que es el Lolita y no lo saben. En latinoamérica una lolita se entiende básicamente como una prostituta y la ropa llamativa se entiende como disfraz o cosplay. No falta quien te pregunte de qué fiesta o de qué convención vienes e incluso hay quienes han llegado a confundir a una Lolita con una actriz/animadora de cumpleaños infantiles. He leído experiencias de madres que han corrido a esconder a sus hijos al ver llegar a una Lolita o que los han abofeteado por decir que quieren verse como ellas. También experiencias de Lolitas a las que trataron como si fueran una atracción y no clientas cuando fueron a un parque a divertirse. Incluso se ha sabido de chicas a las que confundieron con esclavas sexuales o prostitutas y literalmente trataron de convencerlas de que dejaran "esa vida" o les preguntaron cuánto costaba la noche. En casos menos extremos la gente asume que estás obsesionada con el anime y el manga y/o con Japón o simplemente que eres una excéntrica.
  • Hay hombres que tienen un fetiche con el Lolita. No sé si esto sea malo o no pero hay hombres que de verdad lo encuentran sexualmente atractivo. La mayoría no, pero algunas Lolitas cuentan en tono jocoso cómo vuelven locos a sus novios y maridos con sólo ponerse sus bloomers. Si estás en una relación y tu pareja encuentra atractivo lo que usas, eso es bueno, pero me da escalofríos pensar que algún tipo anónimo vea mi foto vistiendo Lolita y piense en acostarse conmigo usando mi conjunto favorito. Incluso si el tipo en cuestión fuera joven, lindo y me gustara me sentiría supremamente rara. Es peor todavía cuando se trata de un desconocido o un "viejo verde". No me ha pasado todavía (no usando Lolita, al menos) pero a algunas chicas les ha pasado y lo encuentro bastante repulsivo. No sé si juzgo o no a los tipos que lo encuentran sexy. Es que hay que tener mucha imaginación para encontrarle lo sexy al Lolita, y eso es lo que me preocupa.
  • Hay mucho drama en la comunidad. Esto te lo advierten desde el principio pero uno no quiere creerlo hasta que se entera ya sea por rumores o de primera mano que tal persona habló mal de cuál y que X Lolita hizo que Y Lolita se saliera de la moda por tanto bullying que le hizo. Eventualmente acabas algo asqueada y deseando no meterte en la comunidad jamás, pero luego te sientes sola y prefieres arriesgarte. No solo es el drama, también es el compromiso social. Poco a poco la comunidad puede irte absorbiendo como un vórtice, como un tornado que te succiona en espirales infinitas hasta que sientes que ya no usas el Lolita por ti sino por otros y que más que un pasatiempo es un trabajo y una carga. Si te dedicas a modelar o a diseñar entonces sí es tu trabajo y deberías involucrarte lo más que puedas, pero otra cosa es cuando sólo quieres un poco de compañía y acabas inscrita en un montón de actividades que te quitan tiempo y ni siquiera te entusiasman tanto. El drama puedo ignorarlo pero el tema de comprometerme con una comunidad hasta el punto del hastío me preocupa demasiado. Es posible que tu comunidad se convierta en tu grupo de mejores amigas, pero esos círculos suelen ser reducidos y más bien cerrados porque son personas que comparten mucho más que sólo el Lolita y eso puede no darse con la gente de tu comunidad.
  • Todo se vuelve acerca del Lolita. Si no tienes cuidado el Lolita puede acabar inundando todos los demás aspectos de tu vida hasta el punto de que las personas dejen de verte como tú misma y comiencen a verte como Lolita primero y como persona después. Y es que si haces cualquier cosa en Lolita la gente lo va a tomar como la consecuencia o la causa de que uses el estilo y encima van a tratar de juzgar a toda la comunidad Lolita por tus acciones. Es como cuando tus papás desconfían del internet y de los videojuegos y cada vez que haces algo malo o fuera de lo común, culpan a la mala influencia de la computadora incluso si no tiene nada que ver con tu comportamiento. Es lo mismo con el Lolita. Por ejemplo: si eres grosera con ropa civil, está bien, tuviste un lapsus, un momento de debilidad, pero si eres grosera usando Lolita es porque el Lolita te volvió una presumida, o parece que usas Lolita porque ya eras una presumida, y de repente ya no eres sólo tú sino que las Lolitas en general son groseras y presumidas. Todo porque algo que normalmente hubiera sido tomado como una emoción pasajera, se magnifica y exagera si sucede mientras llevas puesta la moda. Como dije antes, cometer una tontería en Lolita es mucho más vergonzoso que cometerla usando ropa común.
  • El nombre. Lolita suena muy bonito, pero es un nombre desastroso. Y es que se trata de un nombre que ya tenía un significado -y uno muy negativo- antes de que las Lolitas lo adoptaran. Es como ponerle Hitler o Satanás a un niño porque "sólo es un nombre". ¡No, no lo es! Hubiera preferido ser una Alice o una Dorothy a tener que decir que soy una Lolita y saber lo que la gente se imaginará mientras les explico. Habiendo tantos animes, mangas y libros con personajes femeninos lindos ¿porqué tenían que escoger el nombre de la protagonista del libro de Nabokov?
En fin, lo que quería decir con esto es que no soy ninguna boba que sigue ciegamente una moda idealizada sin comprender sus defectos. Los conozco y muy bien. Veo vídeos, imágenes y escritos de contenido Lolita todos los días y conozco y admiro a muchas personas dentro de la moda, pero no soy imbécil; todo esto tiene su lado oscuro. Aunque los argumentos que he expuesto son refutables (yo misma los he refutado en muchos artículos) todos tienen su parte de verdad y no soy ignorante al respecto. Elijo usar Lolita porque creo que valen la pena estas inconveniencias por tener mi "look de ensueño", pero estoy lista para darme un break cuando sea necesario y para sentarme de tanto en tanto a reflexionar sobre lo que hago y por qué lo hago. Todo tiene defectos al final, pero es de adultos evaluarlos, sopesarlos y decir "sí, estoy dispuesto a vivir con esto" o "creo que no es conveniente".

"Everybody thinks that we're perfect, please don't let them look through the curtains..."

2 comentarios:

  1. jejeje eres una persona completamente sensata asi que no hagas caso de quienes te critiquen :3

    ResponderEliminar
  2. @Mew gracias Mew, la verdad no he recibido críticas al respecto (sólo una persona lo hizo abiertamente) pero creoq ue es algo que la gente podría estar pensando en secreto así que quería poner las cartas sobre la mesa y aclarar todo esto de una vez por todas. :3

    ResponderEliminar

Escribe lo que piensas...