jueves, 2 de abril de 2015

LOLITOPOLY

LOLITOPOLY

Lolita, Lolitopoly, Juego

Hace unos meses encontré por accidente el Lolitopoly: un juego paródico del Monopoly pero con temática Lolita. Estaba gratis para descargar por internet y sólo había que imprimirlo y armarlo. Desde entonces he andado de aquí para allá con los archivos del Lolitopoly en la USB. Hace unos días finalmente conseguí ahorrar lo suficiente como para pagar los materiales y las impresiones. Tuve que ir y volver varias veces por diferentes dificultades. Primero: el tablero tenía un tamaño demasiado grande para las impresoras: 46 x 46 cm. Incluso la versión en mitades era muy grande: 46 x 23. Tuve que recortar el inmenso cuadrado en cuatro cuadrados de 23 x 23. Segundo: los archivos estaban en png y jpg y debían estar en PDF así que tuve que regresar a mi casa y ponerlos en un archivo de Word. No los pasé a PDF porque había que usar un convertidor online de jpg a pdf que se tomaba siglos con una sola imagen. Todo ese asunto me pudo de muy mal humor pero ayer por fin llevé los materiales correctos y los formatos correctos y encontré a un chico muy competente que me ayudó a pasar todo a PDF y me tuvo paciencia con las 90 impresiones en diferentes materiales, colores y tamaños. Hasta me prestó una guillotina para recortar algunas cosas. Armar el Lolitopoly me dejó exhausta pero al mismo tiempo fue terapéutico.

Después de tres días, tres viajes a la papelería y cinco viajes a la fotocopiadora, finalmente conseguí mi Lolitopoly. Cortar, pegar y doblar por más de cinco horas seguidas (en especial con los condenados billetes, que eran 420) valió la pena por los resultados. Con 10 fichas para jugar, cartas de "LUCK" y "CHANCE", 32 casas, 12 hoteles, cartas de propiedad, 60 billetes de cada denominación (son 7 denominaciones: $1, $5, $10, $20, $50, $100 y $500) y un tablero de 46 x 46 cm el equipo de juego es muy completo y en todo parecido al Monopoly. Para los billetes usé papeles de colores pasteles surtidos así que cada denominación tiene su propio color distintivo. Las fichas para los jugadores son Lolitas de diferentes razas, con coordinados de diferentes estilos en distintos colores. Se ven muy personalizadas, hasta tienen distintos peinados. Tanto esas como las cartas de LUCK" y "CHANCE", las casas y hoteles y los títulos de propiedad, los imprimí en cartulina. El tablero lo imprimí en cartulina opalina y pegué las partes con pegamento en barra sobre un cartón paja recortado a la medida. Siguiendo las instrucciones de la página de Froufro, conseguí doblar el Lolitopoly en cuatro para que fuera más compacto y fácil de almacenar. Hay cinco hojas de reglas, las cuales se acercan mucho a las del Monopoly original exceptuando por supuesto la terminología Lolita. Estas hojas incluyen formas alternativas de jugar en la última página. Las casitas, los hoteles y el diseño en general es muy tierno y totalmente Lolitoso. El juego también funciona perfecto. Las fichas se detienen solas con un simple doblez en la parte inferior. Aunque no confío mucho en las cosas DIY porque soy pésima para las manualidades, el Lolitopoly me quedó excelente y estoy muy orgullosa de mí misma. El equipo lo guardo en una cajita que tenía por ahí y meto la caja en una bolsa plástica junto con las hojas de reglas y el tablero.

Ayer lo jugué con mi hermana hasta la madrugada, pero sólo fueron unos pocos minutos porque acabábamos de terminar de recortar los billetes y ya nos moríamos de sueño. Detuvimos el juego a los 45 minutos y ella ganó. El juego se siente como el típico juego de Monopoly, pero me gustaría intentar las formas alternativas de juego. Es muy divertido porque contiene muchas de las típicas situaciones de la vida de una Lolita: pasando de marca en marca, con gastos inesperados, con ganancias inesperadas. El objetivo del juego es convertirte en la REINA LOLITA, Brandwhore de las Brandwhores, al dejar en banca rota a todos los demás. Me encantaría jugarlo entre varios pero por ahora las únicas que se me ocurre que estarían dispuestas a jugar son mi hermana y tal vez mi prima. Cualquiera de los hombres que conozco sentiría amenazada su masculinidad si tuviera que jugar algo tan lindo. Además, el juego está en inglés. Sería lindo poder jugarlo en una tea party aunque espero que no destruya amistades como el Monopoly.

En fin, todo este asunto del Lolitopoly fue un gran SUCCESS! Y si ustedes quieren tenerlo, aquí está el link de la página donde podrán descargar el Lolitopoly, es gratis pero les advierto que está en inglés, es demasiado lindo para la gente “ruda” y “seria” y es necesario conseguir los materiales correctos, imprimirlo y pasar varias horas armándolo. Aún así les saldrá mucho más barato que un Monopoly original. A mi me costó unos 13 dólares todo.

Esa fue mi experiencia con el Lolitopoly. ¿Han jugado este juego o han diseñado o impreso otro juego armable? A mi recordó la experiencia que tuve el semestre pasado diseñando el Literapoly, un juego paródico del Monopoly, pero con Literatura. En fin, si tuviera cámara le tomaría fotos al juego completo, jugándolo, pero no tengo así que les dejaré algunas extraídas de la página de Froufro, la autora de este magnifico juego. Realmente aprecio todo el tiempo y esfuerzo que debió tomarle diseñar y pensarse algo tan complejo y hermoso.

“Marmalade sky…”





2 comentarios:

  1. @Mew Nope, todas las fichas son mujeres, pero de resto es muy incluyente. XD

    ResponderEliminar

Escribe lo que piensas...