domingo, 12 de abril de 2015

ME GUSTAS

ME GUSTAS

Opinión, Amor

Cuando éramos pequeños "confesarse" era casi un asunto de vida o muerte. Ibas hacia el niño que te gustaba con el corazón latiéndote al millón -usualmente acompañada de dos o tres amigas que te empujaban hacia él- y, adivinando de antemano su rechazo, exclamabas innecesariamente fuerte "¡Ustedmegusta!". La respuesta de ese niño iba a determinar tu vida y felicidad escolar de ahí en adelante. Me sorprendió ver declaraciones de amor en los animes. Parece que los japoneses son muy civilizados y maduros al respecto (incluso los niños). Primero hacen una cita, se ven, el uno le dice al otro que le gusta y, si no está interesado, el que recibe la confesión respetuosamente la rechaza, se hacen una reverencia y quedan como amigos. ¡Excelente! Pero hasta donde yo sé, en latinoamérica no es así. El gustarle a alguien significaba (en mis tiempos y tal vez ahora también) que tenías la ventaja sobre él o ella y podías comenzar desde ese momento a manipularlo para que hiciera cosas por ti o rechazarlo de la manera más grosera posible, humillándolo frente a todo el mundo. Si el que se confesaba no era lo que otros consideraban atractivo, ni siquiera importaba si te gustaba o no, tenías que rechazarlo y hacerlo en grande, o darle falsas esperanzas para que te hiciera las tareas u otros favores. "Carlitos está enamorado de Sandra (claro si ella es la más bonita del salón), por eso él le da de su merienda". Si ambos se gustaban se convertían en pareja, pero no se trataría de ellos dos, se trataría de decirles a todos los demás "miren qué buena pareja hacemos". Entonces comenzaba el espectáculo: irse cogidos de la mano a cada esquina del colegio o del barrio, ser increíblemente melosos, llamarse el uno al otro "MI novio(a)" enfatizando el posesivo, y mentir sobre lo lejos que habían llegado en su relación física.

Eso me parece desagradable pero es de esperar siendo los niños fácilmente manipulables por los medios (cuando sus papás no los instruyen). Esa actitud cruel sale de nada más y nada menos que de las películas y las telenovelas, en los que los más atractivos y más ricos siempre son los más engreídos y maliciosos (en especial en el amor). Es triste, pero la mayoría de los niños acaban admirando a los malos, precisamente porque los muestran como personas exitosas y poderosas a quienes todos admiran y envidian. De ahí viene ese feo comportamiento. El problema es que las personas pueden llegar a adultos y aún ser tan dramáticos, ingenuos e inmaduros como lo eran cuando niños.

A veces las personas se quejan de haber estado en relaciones muy malas, pero al parecer no se dieron cuenta de lo terribles que eran hasta que terminaron. Y entonces comienzan a buscarle todos los defectos y echarle todas las culpas al otro. "Ella era una manipuladora". "Él era un celoso". Tal vez sea cierto, pero a) ya que las relaciones son de dos tal vez los dos hayan tenido que ver algo al respecto y b) fool me once shame on you, fool me twice shame on me ("si me engañas una vez es culpa tuya, si me engañas dos veces es culpa mía"). Lo que digo es que algunas personas son adictas al drama en las relaciones y eso puede verse desde la forma en la que se toman o realizan una confesión. Si alguien te dice que le gustas y no estás interesado no hay porqué actuar ofendido como si pensaras "¿cómo te atreves a aspirar a ser mi pareja?" Se puede rechazar amablemente como se rechaza un postre cuando estás a dieta o simplemente no te gusta. Sean cuales sean tus razones, a menos que la persona te haya ofendido antes, no hay razón para ser cruel. Lo mismo para decirle a una persona que te gusta. No hay necesidad de convertirlo en algo forzado. Tampoco hay que hacer sentir culpable e incómodo al otro diciendo cosas como "yo haría lo que fuera por ti si me aceptas". Eso solo denota inseguridad de tu parte. El que te rechacen es algo que pasa, simplemente, y hay que tener en cuenta que NADIE ESTÁ OBLIGADO a gustar de ti. He oído y leído mucho acerca de la "friendzone", pero eso es un concepto estúpido, derrotista y que le echa la culpa al otro. Si alguien no se siente atraído por ti eso no lo hace superficial o mala persona, a veces sin importar cuánto te agrade alguien, no puedes obligarte a ti mismo a enamorarte. Si no le gustas a alguien no es que haya un problema con él/ella o contigo, simplemente no se dio. Ojalá las personas pudieran empezar a tomárselo así.

Personalmente soy una persona a la que le cuesta decir que "no" a la cara y es algo en lo que debo trabajar. A veces acepto cosas que de verdad no quiero hacer porque por alguna razón pienso que no querer hacer algo no es suficiente razón y que tengo que inventar una buena excusa, pero no se me ocurre ninguna. En ocasiones efectivamente digo que "no", pero la persona entiende "sí" (tal vez porque lo digo dudando o demasiado bajo). En mi vida solo se me han confesado dos veces y ambas fueron en el colegio. La primera vez actué muy mal. Primero me burlé del niño, le dije que ni lo soñara y cuando él insistió me puse a jugar con él: dándole esperanzas falsas para que siguiera alimentando mi ego. Al final él entendió que no iba en serio y dejó de molestarse. En la segunda no tuve que decir nada porque el niño cambió el tema inmediatamente después. Luego fue bastante insistente con eso de que le gustaba pero además de reírme como tonta nunca le di señales ni le abrí espacio para que buscara algo más. Luego me hice adulta y entre adultos las cosas son mucho más complicadas. Si a uno le gusta alguien, lo más normal es que no le diga nada a menos que esa persona te dé una "señal" y personalmente soy incapaz de dar esas señales o de captarlas. El caso es que después de eso no volví a encontrarme en la posición de dar o recibir una declaración. Si llegara a pasar de nuevo algún día me gustaría poder manejarlo como he estado diciendo hasta ahora, con madurez y calma.

Punto aparte. Ahora algunas noticias sobre mi vida:

  • Cobré mi primer sueldo hace unos días. Estoy feliz porque fue casi el doble de lo que esperaba y aunque no sea tanto, me alcanza para mis necesidades. Hice justo lo que había planeado: invité a comer a una amiga, doné una cantidad a una persona que lo necesitaba, y el resto lo ahorré para gastar luego para una emergencia o un antojo. Por ahora estoy pensando en juntar lo de este mes y lo del próximo para hacer una compra masiva en Taobao. Por si no se los he explicado, Taobao es el eBay chino y se consigue de todo. A mi por supuesto me interesan las cosas Lolita. Pienso conseguir varios complementos que necesito y ya tengo una lista de compras gigantesca que incluye peluca, blusa, vestido, guantes, medias, etc. Si realmente consigo todas las cosas que tengo vistas tomaré fotos y haré una pequeña entrada HAUL mostrándoles todo. Quiero que lo de invitarle algo a una amiga y ayudar a esa persona necesitada sea algo mensual, así que de cada sueldo pienso apartar una cantidad para eso. De esa manera me daré gusto y compartiré con otros. Es extraño, aunque trabajé por ese dinero no se siente como si fuera mío. Aún me siento un poco... mimada por disponer de esa cantidad y tenerla libre para lo que yo quiera.
  • Tuve inconvenientes estos dos últimos días de trabajo. El jueves no llegué porque estaba cerrada la universidad y pensé que no abriría hasta la tarde así que volví a casa y al día siguiente me enteré de que sí habían trabajado. El viernes dejé abierta la puerta de la oficina cuando salí a almorzar. Mi jefa fue muy amable al respecto pero parece que algunas personas se enojaron porque parece que acostumbran dejar sus efectos personales allí. Me sentí mal y nerviosa el resto del día.
  • En la universidad he estado batallando con un trabajo en grupo. Me hice con un compañero que no está muy comprometido y he tenido que hacer la mayor parte del trabajo. Cuando le dejo algo a él siempre hay inconvenientes. Le he dicho varias veces que no me gusta eso y ya estoy en el punto en el que me estoy cansando de ser amable. Solo quiero que se acabe este trabajo para poder descansar.
  • Hoy salí vestida de Lolita por segunda vez en el año. Fui al cine por la mañana, yo sola, a ver el live action de Cenicienta. Creo que me hace bien salir de Lolita sola, tengo que aprender a no depender del apoyo emocional de alguien. Aunque no tenía con quien charlar para distraerme de las miradas, me sentí muy bien. Como de costumbre, a la hora de salir de la casa y luego del teatro me entró panico, pero ya al estar en la calle me acostumbré y comencé a sentirme muy casual. De hecho, deseé ir más elegante. La película me gustó mucho (volví a casa tarareando Lavender's Blue, Dilly Dilly en mi cabeza) pero no me atrevo a recomendar películas como estas porque a la mitad de la gente le parecerá encantadora (mi caso) y a la otra mitad le parecerá aburrida. Todo lo que sé es que hoy se estrena la quinta temporada de GAME OF THRONES y que el 29 de abril se es el preestreno de THE AVENGERS: AGE OF ULTRON y mi corazón geek no deja de palpitar. ¿Me pregunto cómo sería confesármele a Loki...?
"If your dilly, dilly heart feels a dilly, dilly way and if you'll answer, "yes" in a pretty little church on a dilly, dilly day you'll be wed in a dilly, dilly dress of lavender blue."


0 comentarios:

Publicar un comentario

Escribe lo que piensas...