domingo, 31 de mayo de 2015

MOMENTOS EMBARAZOSOS

MOMENTOS EMBARAZOSOS

Diario

¿Alguna vez han tenido un "cringe attack"? Es cuando recuerdas algo embarazoso de tu pasado y la vergüenza es tan fuerte que te provoca un ataque. La reacción es física: sin darte cuenta comienzas a hacer muecas, a gesticular, a gritar, a hablar solo, a sollozar, a manotear. El término viene de Danisnotonfire, un joven youtuber inglés, sin embargo mi hermana y yo siempre los hemos tenido y los llamamos simplemente "momentos vergonzosos" o "momentos embarazosos". Son todas esas cosas que te hacen odiarte a ti mismo, que te provocan un *facepalm*, que te hacen exclamar "¿en qué estaba pensando?" "No puedo creer que yo hice/dije eso" "¿qué demonios me pasaba?" "Doy asco". Creo que después de años sufriendo estos ataques por fin puedo clasificar esos momentos fatales y tratar de entenderlos un poco.


  • Cuando no entiendes el sarcasmo y respondes como si fuera en serio. Esto me da mucha ira conmigo misma porque yo estoy acostumbrada al humor sarcástico y debería ser capaz de detectarlo. El problema es que cuando lo lees no es lo mismo que cuando lo escuchas y es más difícil de identificar. Ejemplo de la vida real: una vez, cuando iba a venir cierta celebridad de Japón a mi país, alguien comentó que "necesitamos un traductor, porque este señor tiene perfecto inglés". Yo respondí algo como "yo puedo ayudarles, yo también tengo perfecto inglés". Luego recordé que la persona de la que hablaban realmente era conocida por tener un pésimo inglés. Lo más gracioso es que me dí cuenta seis meses después y tuve al mismo tiempo una epifanía y un cringe attack. Rezo porque hayan tomado mi comentario a broma, pero lo dudo. *se mata*
  • Cuando no escuchaste/no entendiste el chiste y te ríes de todos modos pero la gente se da cuenta de que estás fingiendo. Cuando esto te pasa o arruinas el chiste para todos (porque dejan de reír para mirarte enojados y reclamarte por tu risa falsa) o te conviertes tú en el chiste. Normalmente es lo segundo, lo cual es menos peor pero aún así te hace ruborizar. No recuerdo un ejemplo específico pero sé que me ha pasado mucho. Por suerte suele pasarme con mi hermana, con quien tengo confianza.
  • Cuando no entendiste/no escuchaste lo que te dijeron y pides que te lo repitan una y otra vez. Hay dos escenarios: 1) la persona se cansa y te dice "¿sabes qué? Nada. No te lo voy a repetir otra vez" o 2) te ríes, haces un ruido como "hmmm" o dices "sí", "ajá" o "ya" para que parezca que ya entendiste pero resulta que la persona no estaba haciendo un chiste o una afirmación sino una pregunta y entonces te dice: "¿de qué te ríes? ¿No me estás escuchando?". En ambos casos quedas como un perfecto imbécil o como un desconsiderado que no presta atención cuando le hablan. Mal oído. Me pasa casi a diario. Es la base de mi ansiedad social.
  • Cuando haces un mal chiste. Lo malo de esto es que deja secuelas de por vida. Para siempre serás recordado como el que hace malos chistes a pesar de que el resto de tus bromas en realidad sean buenas. Esto sucede cuando cuantas un chiste que sólo tú entiendes, o lo cuentas sin gracia, o el chiste se interrumpe y cuando lo retomas ya ha perdido lo gracioso. También sucede cuando no conoces bien a la persona y en vez de reírse, se ofende, porque insultaste a alguien, una idea, un show o cualquier cosa que él o ella quiere. O cuando tienen sentidos del humor diferentes. O cuando la persona está triste o enojada y no de humor como para escuchar chistes. El caso es que la respuesta es una mirada fría y un silencio mortuorio. Me sucede cada vez que intento contar chistes que requieren gestos y reacciones visuales como los del Chavo o los de Condorito. Muchas veces intento zafarme fingiendo que no pretendía ser graciosa, que yo sabía que era un chiste malo. Nunca ha funcionado. No soy muy buena con ese tipo de comedia, lo mío es la ironía, el sarcasmo, el humor desmotivante y los juegos de palabras. Y cuando soy brillante en ese tipo de humor la gente se ríe pero al mismo tiempo se siente incómoda. No hay escapatoria. Ejemplo de la vida real: tengo muchos y muy recientes. Una vez estábamos comiendo un grupo de 5 personas en un restaurante y yo tenía prisa por irme. Una de las chicas se tardaba en terminar su comida así que le pedí que se apurara. "Es que estoy hablando al mismo tiempo que como" me dijo. "¿Y eso qué te indica?" le pregunté. Las risas estallaron, pero ella y su mamá parecieron un poco ofendidas. Otro caso fue la vez que intenté contarle el chiste de Condorito del hombre de las pelotas de ping pong a una compañera de la universidad (mi más reciente cringe attack). Me demoré casi 15 minutos construyendo el suspenso para el remate y cuando lo dije, lo dije sin gracia. No solo ella no se rió, de hecho tuve que decir "allí se termina el chiste" porque mi amiga se quedó esperando algo más. Si tienes que explicar que el chiste ya se acabó, no es una buena señal. Otro caso fue hace poco con la más reciente entrada que escribí para la Bow's Magazine. Se llama "Ita Style" y se trata de clasificar los subestilos del Ita (la versión fail del Lolita) a modo de parodia y sátira. Esperaba que la gente se identificara y se riera, pero la mayoría se ofendió porque creyó que yo estaba atacando a alguien (no tengo idea a quién). Respondí tantos comentarios de gente criticándome que me cansé y no he vuelto a mirar la entrada, aún así la última vez que revisé estaba entre las entradas más populares de la revista. Al final no entendí si gustó o no gustó.
  • Cuando intentas integrarte y/o meterte a la fuerza en un grupo o hacerte amigo de alguien y no funciona. Eso me sucede casi siempre que intento socializar. Como no soy muy buena en el asunto, intento ser demasiado amigable y acabo pareciendo falsa y boba. Probablemente la gente con la que más he querido simpatizar son quienes me consideran más irritante. Ejemplo de la vida real: cuando intentando hacerme amiga de una Lolita la contacté por mensaje privado y cuando no me respondió comencé a mencionarla de vez en cuando en mis comentarios como si fuéramos amigas. Me moría por conocer a otra Lolita y pensaba que solo porque a ambas nos gustaba las mismas cosas ella aceptaría de inmediato mi amistad. Nada más lejos de la realidad. La chica hasta ahora no me ha dirigido la palabra. Si vio mi mensaje y mis comentarios seguramente pensó que era una acosadora o una pesada, o simplemente estaba ocupada teniendo una vida (a diferencia de mí). También me sucede mucho cuando intento integrarme a la comunidad Lolita ya sea local o internacional. Siempre hago comentarios tontos, propuestas inútiles, hago cosas que no vienen al caso y la gente acaba pensado que soy una tonta tiernita. Debo tener fama de imbécil en toda la comunidad internacional.
  • Cuando haces un escándalo por algo que no valía la pena. Sucede cuando te asustas o te enojas antes de tiempo, casi sin razón, y decides hacer público tu ataque de nervios. Normalmente no te das cuenta de que te estás precipitando o de que estás siendo infantil hasta que tres o cuatro personas te dicen que exageras. Y lo peor es que el 90% de las veces, tienen razón. Ejemplo de la vida real: cuando compré mi primer vestido con mangas Lolita y resultó ser el que traía el print al revés. Había ahorrado meses para comprarme algo Lolita y me lo pensé mucho para comprar el vestido que finalmente escogí y solo tres días después salió el anuncio de que todos los vestidos de esa tanda habían salido con el defecto de fábrica de que el estampado estaba volteado. Yo no estaba segura de qué tan malo era así que me puse a leer comentarios de chicas que ya lo habían recibido y todas decían que era espantoso, que se veía tonto, que era imposible de usar. Sentí tanta rabia y desesperanza que me fui a un sitio de ventas Lolita para "advertirles" a todas sobre el vestido, pero principalmente deseaba quejarme. Solo 20 minutos después cuatro personas ya me habían dicho que estaba siendo dramática, que el vestido estaba bien, que no era nada grave. Lo peor fue que en vez de aceptar que estaba equivocada, me puse a decir estupideces y a defender mi idea de que el vestido era una desgracia. Dos horas después me rendí y borré el post. Cuando el vestido llegó resultó que "al revés" significaba que en vez de mirar a la derecha, el print miraba a la izquierda. Un detalle totalmente insignificante. El vestido era hermoso. Me sentí como una imbécil por haber caído en el pánico colectivo y me prometí a mi misma no volver a comentar nada en el momento y en vez de eso dejar enfriar las ideas.
  • Cuando cometes un error del que ya te habían advertido. Me pasa todo el tiempo en el trabajo. Lo más reciente fue que le envié un correo a una persona a la que no tenía que mandárselo cuando ya me habían explicado y era totalmente lógico que a esa persona no se le podía mandar eso. Soy. Una. Idiota.
  • Cuando te descubren en una mentira. Esto me pasó muchas veces cuando era pequeña. Recuerdo que en una ocasión mi abuela me mandó a comprar una arepa y yo me compré una de las más caras porque traía más ingredientes. Volviendo a casa ya me sentía culpable y cuando mi abuela me preguntó por qué había comprado esa arepa le dije que no había de las otras. ¡Que no habían arepas sencillas! ¡Que sólo habían con queso y mantequilla! *facepalm*
  • Cuando decides actuar por tu cuenta en vez de preguntar y te equivocas estrepitosamente. También en el trabajo. Hubo un problema de unos 15 días con un profesor porque mi jefa y yo no nos coordinamos con la información y cada una le mandó un correo diferente. El tipo se enojó mucho y estuvo reclamando por dos semanas seguidas en las que cada vez que llegaba al trabajo mi jefa me decía "ese problema se agrandó" y luego yo pasaba todo el día con un nudo en el estómago. Mi jefa es una gran persona, y de hecho creo que me consiente bastante, por eso me dio mucha pena fallarle así, porque no le consulté antes de mandar mi correo y no le avisé antes que ella mandara el suyo.
A pesar de este despliegue de culpa ¡tengo buenas noticias! Me reí mucho escribiendo esta entrada. Me reí hasta llorar. Así que al final resultó terapéutico recordar todas mis tonterías. Creo que lo mejor que se puede hacer con los cringe attacks es aprender a reírse de uno mismo para convertirlos en una fuente inagotable de humor.

"It's amazing / in the blink of an eye you finally see the light."

sábado, 23 de mayo de 2015

IDENTIDAD

IDENTIDAD

Opinión

Hoy me vi un vídeo de Lovely Lor en el que una Gothic Lolita era juzgada y censurada por otras Gothic Lolitas porque habían encontrado un osito de peluche tierno entre sus cosas y eso no era nada "goth". Eso me ha hecho pensar en lo desagradable que es que te clasifiquen por tu apariencia o que tú dejes que tu apariencia de encasille. Y me ha hecho pensar en las identidades que algunas personas asumen en el mundo de la moda alternativa. No solo en el mundo del Lolita, en todas las comunidades de moda alternativa existe esa tendencia a manejar una especie de doble vida. Por ejemplo, lo de tener dos cuentas diferentes en cada red social, una para tu verdadero yo y otra para tu "personalidad de la moda" lo cual me parece extraño. Entiendo si lo hacen por privacidad, porque temen que relacionen su información personal con su gusto por la moda debido al estigma que hay contra el estilo o debido a que han tenido algún acosador. Pero estoy segura de que la mayoría lo hace solo por diversión y me resulta raro. Yo nunca he sentido la necesidad o el deseo (al menos no desde los 12 años) de ponerme un nombre japonés (o un nickname en inglés), de tener varios perfiles, de separar mis gustos "particulares" de mi vida personal. Si me buscan en Facebook o en Google+ me verán con mi nombre y mis datos reales: Denisse Benítez Mendoza, de 21 años, de Colombia. Y uso el mismo perfil para los asuntos académicos, para la moda, para mi vida social y familiar, para mis otras aficiones como la repostería, el anime/manga, las películas, etc. Porque soy la misma persona, son varias facetas de mí y no tengo intenciones de disociarlas. Entiendo que puede ser divertido asumir un rol, pero yo lo hago en juegos, no en las redes ni en mi vida real. No separo el Lolita de lo demás. Mi identidad es todo lo que hago, lo que soy y lo que me gusta. Me gusta que se me conozca por todo eso. No puedo entender lo de fingir la voz, cambiar la actitud, posar de forma falsa, como lo hacen muchos de los que se vuelven famosos en internet por su fashion persona. Esto lo he visto más en las modas que literalmente se basan en la popularidad, como sucede (o sucedía) con el flogger y el scene. En el Lolita es más que nada un mito o cosa de Itas, pero vaya, sí que me parece extraño, aunque no puedo censurarlo porque no es nada perjudicial. Al final, "watashi wa watashi", como dice la canción. Sin importar que mi apariencia o mis gustos estéticos cambien, mi personalidad seguirá igual, a nadie le ocultaré que soy una Lolita o que estudio Literatura. Soy Denisse, la Lolita aspirante a escritora y repostera que sueña con ir a Japón y ama a Michael Jackson y la música de Emile Autumn. Mi color favorito es el violeta, mi canción favorita es "Numb" de Marina and the Diamonds, mido 1,64, peso 50 kilos, soy universitaria, amo las caricaturas de todo tipo así como las películas y los mangas, trabajo en la editorial de una revista y muero por una barra de chocolate. ^^

"El frío es parte también de mí."


lunes, 18 de mayo de 2015

GOTH (PELÍCULA Y MANGA)

GOTH (PELÍCULA Y MANGA)

Cine, Manga

Este será mi primer review de un manga. Como no compro mangas en físico, lo que evaluaré no será la calidad de la impresión y la encuadernación sino la historia y el dibujo como tal. Esta obra la conocí por medio de un blog de una amiga que mencionó la novela escrita por Otsuichi. Basados en esa novela hay un manga y una película y me interesó tanto solo ver la portada que decidí ver el filme. Les hablaré un poco de ambos y después los compararé.

LA PELÍCULA



Es una buena película, de misterio, que recuerda al género thriller policíaco. Yoru Morino e Itsuki Kamiyama son chicos "goth", no en el sentido de la moda o la estética, sino en el sentido de la actitud y los gustos: ambos están enamorados de la muerte.

Sinopsis: GOTH (ゴス Gosu) película del año 2008. Originalmente la historia es una novela de Otsuichi, la cual tuvo su adaptación al manga por Kendi Oiwa y posteriormente un live-action dirigido por Gen Takahashi, variando su historia un poco en cada una de las versiones.

En la película, extraños asesinatos han sido cometidos y expuestos, teniendo sus víctimas una extraña característica: les falta una mano. Yoru se acerca a Itsuki, viendo a través de su apariencia de estudiante modelo y descubriendo que este tiene sus mismos gustos. Posterior a esto, Yoru encuentra una libreta, la libreta del supuesto asesino. Ambos comenzarán a realizar una investigación, con la meta de descubrir quién es.

Mi sinopsis: La película empieza con una escena en la que los visitantes de un parque notan que una chica sentada en la fuente escalonada no se ha movido en mucho rato. Cuando se acercan, descubren que está muerta y que le han cortado limpiamente la mano izquierda. Horas después el parque ha sido declarado escena de un crimen y está siendo investigado por las autoridades. Yoru e Itsuki se ven allí y por primera vez descubren su común fascinación por la muerte, en especial por las muertes violentas. Mientras Itsuki es excelente ocultando su naturaleza oscura, a Yoru le es imposible y pasa por la rara del curso de preparatoria en el que son compañeros. Después de un segundo encuentro en la biblioteca, Yoru se acerca a Itsuki para preguntarle por su secreto para ser tan popular y fingir alegría. Luego, intercambian libros de temática oscura y Yoru lleva a Itsuki a su bar favorito, un lugar callado y misterioso a donde solo va gente "como ellos". A partir de allí comienzan a indagar juntos por el "artista" que mata mujeres jóvenes, les corta la mano y las deja en bellas poses en lugares cuidadosamente escogidos. Ambos sienten admiración y simpatía por el asesino y le siguen los pasos, no para atraparlo, sino para conocer más sobre él. 

Mi opinión: Realmente me encantó esta película y se la recomendaría a cualquiera. La trama se resuelve redonda y resulta que el argumento principal se enriquece con la historia de los personajes. La relación entre los protagonistas me gustó mucho, porque no eran precisamente novios o amigos pero tenían una conexión espiritual muy íntima. A pesar de que trabajaban juntos, no podían confiar el uno en el otro debido a sus gustos peligrosos, así que compartían y desconfiaban a la vez. La verdad, si lo hubieran convertido en una típica historia de amor me hubiera decepcionado, me gustó que mantuvieran la tensión entre ambos chicos y que su relación no cayera en el cliché de "tú eres una chica, yo soy un chico, cojamos". Me gustó mucho el final aunque no entendí exactamente las pistas que indicaban al asesino. Básicamente durante la historia sólo los vemos a ellos dos hablando y los cadáveres de las víctimas. Las interacciones con otros personajes son mínimas y es sorprendente que solo con eso hubieran podido crear tal sensación de enigma y tensión dramática.




Es excelente. Si les gustan las historias de horror acerca de sociópatas, psicópatas y asesinos en serie les encantaré este manga. El estilo de dibujo es estilizado, con líneas finas, perfecto para el tono de la historia, y de verdad le queda bien el blanco y negro característico de todo manga, como si fuera a propósito, ya que uno no se puede imaginar a los personajes en colores (así de oscuros son).

Sinopsis: Dos preparatorianos, Itsuki Kamiyama y Yoru Morino, son fans de los asesinatos y las torturas y se ven atrapados en casos muy extraños, un conjunto de 6 historias, bastante \"oscuras\".

En la primera de ellas, Morino encuentra un diario escrito por un asesino serial, mismo que detalla 3 asesinatos todavía no resueltos. Los cuerpos de 3 personas yacen perdidos y nadie sabe dónde están, pero Morino usa el libro para dar con su paradero. Una sorpresa desagradable le está esperando.

Mi sinopsis: Itsuki es un extraño y manipulador joven que queda prendado de una chica por una cicatriz en su muñeca que delata un intento de suicidio. Ese detalle le hace pensar que son parecidos y después de una desagradable experiencia con un maestro en la que Yoru (la chica) sale mal librada, comienzan a hacer equipo para compartir sus extraños gustos: asesinos y muertes violentas. De hecho, aunque sus gustos son similares, también tienen sus particularidades: Itsuki gusta de la sangre y la carne mientras que Yoru adora ver a las personas llorar y gritar en agonía. Ambos han tenido desde pequeños oscuras aficiones: Itsuki destruir muñecas y Yoru fingir su muerte. Adicionalmente, Yoru tiene la cualidad de atraer a personas peligrosas, e Itsuki, de identificarlas. Goth cuenta la historia de como estos particulares compañeros investigan, y casi sin darse cuenta, se involucran en seis macabras historias de muerte.

Mi opinión: Me encantan ambos personajes tal y como son. Como en la película, su relación es ambigua y fascinante. Me encantan los ojos fríos y la sonrisa maligna de Itsuki y la madurez de Yoru. Ella nunca deja de ser ella misma sin importar la situación y aunque pasa por cosas muy peligrosas es capaz de superarlas con dignidad. No se vuelve histérica e insufrible ni entra en pánico por cualquier cosa y me gusta el hecho de que sea la única persona capaz de entenderse con Itsuki a pesar de su personalidad peligrosa y manipuladora. También me gustan las historias y la construcción de los asesinos. Lo más fascinante es que Itsuki puede hablarles a los psicópatas como iguales e incluso burlarse de ellos ya que él es igual de loco y maligno (o peor).

COMPARACIÓN

Ambos trabajos me gustaron mucho ya que manejan el mismo tono y estilo. La película trata el primer caso del manga combinándolo con el segundo y lo extiende y modifica un poco. En el manga el bar no tiene tanta importancia como en la película. En el filme ese es el punto de encuentro, el refugio de los dos donde pueden ser tan raros como quieran y compartir sus teorías. Extrañé eso en el manga pero me encantó que éste explorara mucho más el personaje de Itsuki. En la película él es simplemente extraño y uno no siente conexión con él como sí se siente en el manga. Podríamos decir que el manga está hecho desde el punto de vista de Itsuki mientras que la película está hecha desde el punto de vista de Yoru. Igual, ambas me gustan mucho así que les recomiendo las dos.


Espero que se animen a verlas. Lamentablemente no encontré la peli subtitulada al español, solo al inglés, pero sí se encuentra en Youtube. Asegúrense de escribir "Goth película" porque si escriben solo "Goth" les saldrá cualquier cosa. En fin, disfruten esta genial historia.

"Killing me softly with his words..."

viernes, 15 de mayo de 2015

LO QUE CREPÚSCULO DEBIÓ SER

LO QUE CREPÚSCULO DEBIÓ SER

Literatura

¡Denisse! ¿Por qué vuelves a ese tema escabroso? Pensamos que ya habíamos enterrado esa época oscura de la literatura juvenil y que podríamos volver a salir al sol sin brillar como bolas de disco. ¿De verdad vas a desenterrar el tumefacto cadáver de Stephenie Meyer del que todos nos cansamos en el 2010? ¿No tienes algo mejor qué hacer? Como por ejemplo quejarte de lo dura que es tu vida mientras llenas tu carrito de compras de ebay de las bobadas en las que te gastas el dinero de tus papás. Pues sí, ya me conocen. Me encanta llevar la contraria. Por eso mientras todo el mundo se dedicaba a escribir reviews, burlas, memes de todo tipo acerca de la famosa saga Crepúsculo, yo esperé pacientemente en las sombras a que a nadie le importara más para entonces salir con "¿te acuerdas de Crepúsculo? Lo traje de vuelta... ¡En forma de fichas!"

Les cuento que a diferencia de muchos de los haters de la saga yo de hecho sí me leí uno de los libros. El segundo: Luna Nueva. En el momento no me pareció ni malo ni bueno. Lo que sí me pareció es que habían muchos personajes geniales que desafortunadamente estaban atrapados en la historia equivocada. Hoy día me doy cuenta de por qué la gente detesta tanto esa historia y me parece que tienen razón, pero no como para caer en el fanatismo anti-crepúsculo que hubo en su momento. Mis profes de Literatura siempre nos dicen que no hay temas malos sino malos escritores. Que se puede hacer una excelente historia acerca de una taza color de rosa y un plato blanco mientras el escritor tenga técnica, estilo e imaginación. Bueno, Stephenie Meyer no tiene mucho de eso. Se nota mucho las influencias que tuvo de otras obras previas (y mejores). No lo llamaré plagio, pero en efecto no es muy buena literatura.

También entiendo por qué a algunos les gusta la historia tal y como es. Autoproclamarse fan de Crepúsculo por mucho tiempo fue tabú entre los mayores de quince años pero creo que ya podemos superar eso. Me parece que hay cosas disfrutables en Crepúsculo y una de las más notorias es el elemento de la familiaridad del cliché. La saga apela a los "deseos inconfesables", a las fantasías de chica inmadura (que todos la llevamos dentro) que sueña con un romance peligroso e idealizado como el de las novelas del siglo XVIII y XIX.

A veces me he puesto a pensar ¿y qué si Crepúsculo se pudiera salvar? ¿Cómo la mejoraría yo? Es un juego que suelo jugar con películas, series o libros malos: cómo resucitar esta porquería. Bueno, recordando lo que vi en las películas, lo que leí, y lo que oí por ahí, estos son los cambios que yo le haría a Crepúsculo:

Para empezar vamos con los personajes. Los protagonistas (primero que todo) no tenían fuerza como para ser protagonistas. Eran personajes planos, aburridos y predecibles. Yo les quitaría el melodrama de las tendencias suicidas. Que Bella tenga alguna cualidad que justifique la atención que le dan los chicos. No me molesta que sea insegura o que tenga baja autoestima pero que al menos fuera graciosa, tuviera algún talento o fuera especialmente generosa para compensar eso. Me imagino a una Bella mucho más decidida y sarcástica, con un toque de Daria. Y claro, mucho más hermosa. Que Edward no fuera virgen sino viudo. ¡Tiene 100 años! Ser tan tradicionalista como para querer guardarse hasta el matrimonio no justifica que en un siglo no hubiera encontrado una mujer para casarse. Tendría más sentido que se hubiera casado y su esposa mortal hubiese muerto o que hubiera estado demasiado ocupado haciendo algo productivo (como aprender medicina de su padre vampiro y convertirse en un investigador que encontrara la cura a muchas enfermedades). Pero si vivimos en un mundo en el que los vampiros tienen parejas y relaciones sexuales, creo que difícilmente un vampiro podría tener sólo una pareja en tantas décadas. Me imagino a Edward con un poco más de malicia, que no fuera siempre el príncipe azul trágico y santurrón. Y nada de tocar el piano o citar a Shakespeare. Eso no podrías ser más cursi. También que Jacob tuviera más orgullo y no le rogara tanto a Bella. Que se consiguiera una novia en el segundo o tercer libro. El padre de Bella está bien, él es uno de esos personajes que se desperdició en esa historia hueca. Tampoco tiene mucho sentido la existencia de los vampiros Cullen. Naturalmente su casa no debería ser de vidrio, no deberían vivir tantos juntos, deberían ser más misteriosos y/o manipuladores con los humanos y por supuesto que no deberían pasar su vida yendo a la secundaria una y otra vez. Ni hablar que lo de brillar al sol y lo de alimentarse de animales tampoco tiene sentido.

Y ¿en cuanto a la historia? Primero, el enamoramiento entre Bella y Edward debería ser más maduro y paulatino. Edward tiene 100 años, que se comporte como un adulto de verdad y que domine la relación. No es tan raro que él espíe a Bella mientras duerme (los vampiros siempre hacen eso: Carmila lo hacía, Drácula lo hacía) pero la reacción de Bella debería ser de miedo, no de fascinación como la historia lo da a entender. Que descubra la naturaleza de Edward de una forma más interesante. Lo de que Jacob era un hombre lobo era muy predecible como para molestarse ocultándolo así que... Imagino esto: 

Bella vuelve a su casa tarde una noche y oye unos ruidos en el bosque. Duda un momento si ir o no porque piensa que tal vez sea una persona o una mascota que necesita ayuda. Finalmente decide no ir porque siendo el bosque puede ser cualquier cosa, pero justo cuando da un paso para irse, salen un lobo gigante y un muchacho del bosque, hechos una bola de garras y gemidos. Bella se asusta y se esconde y ellos siguen peleando hasta que notan su presencia y el lobo huye. Entonces Edward duda si debe matar a Bella o no. Amaga un ataque, pero la deja vivir. Luego Bella se lo encuentra en el vecindario. Pregunta sobre él a los vecinos pero no se sabe mucho sobre él, excepto que es rico y muy encantador. Ella le tiene mucho miedo y al mismo tiempo se pregunta por qué la dejó ir. Todavía no sabe qué es él. Edward comienza a jugar con Bella, asustándola y retándola a que diga lo que vio con la intención de probar si es capaz de mantener la boca cerrada. Con el tiempo, Bella se da cuenta de que es un vampiro por las señales que él mismo le ha dado. Ella padece mucho al principio pero eventualmente logra cambiar las cosas y sabotearlo a él frente a los demás, hablando sobre vampiros para irritarlo. Eventualmente Bella nota que él la ha estado vigilando (incluso cuando duerme) y decide hablar seriamente con él. Le pide respuestas acerca del lobo, acerca de los vampiros. Al principio Edward se niega a decirle pero después se encuentran en un lugar privado y hablan. Edward le cuenta sobre su "familia" y sobre el problema con el clan de los lobos pero se niega a decirle quién era el lobo con quien él estaba peleando. Le explica que se alimenta de humanos sin matarlos y que los envía a casa mareados y confundidos de tal forma que interpretan el malestar del desangramiento con una resaca de vino. Como cómplice de su secreto, Bella empieza a tener más confianza con Edward y al pasar tiempo juntos y ser la única que comparte y entiende las dificultades de su existencia (ahora sí) se enamoran. Comprendiendo las dificultades de una relación entre los dos intentan ser solo amigos por un tiempo y establecen una relación de respeto y confianza, pero, ya saben, eso nunca dura. Eventualmente deciden que es ridículo seguir negando la realidad y se hacen pareja. Entonces Edward le habla a Bella sobre su pasado y ella se da cuenta de que él he tenido varias novias en su vida de vampiro, pero que ella es la primera humana. Me parece innecesario eso de los dones (poderes especiales) y lo de que las sangre de Bella sea casi irresistible. Simplemente ella será quien lo ayudará a reconectarse con el mundo y la naturaleza humanas. Y... también se enterará que él ha hecho muchos enemigos en su larga existencia y cuando esos enemigos aparezcan, que no tomen a Bella como la damisela en peligro sino que ella sea vital para derrotarlos. Que se aproveche de sus ventajas humanas (el olor de la sangre, poder andar a la luz del sol). Eso afianzaría más su relación y los convertiría en una power couple en vez del par de tontos que son en la historia original. Y Jacob será alguien que estuvo (tiempo PASADO) enamorado de Bella y ahora la ve como a una hermana menor. Así, él intentará protegerla de Edward considerándolo un peligro para ella. El clan Cullen debe estar dividido, que cada pareja tenga su propia casa y que no vayan al colegio, que digan que se graduaron jóvenes porque todos son genios y punto. Que Carllile (el padre vampiro de Edward) sea mucho más influyente y respetado entre los vampiros. Que se comporte casi como uno de los antiguos. Y que el gobierno vampiro interfiera en los asuntos de Edward y Bella solo por el pasado de Edward en el que él se haya metido en problemas con un vampiro de alto perfil. No tiene sentido que Edward y Bella puedan tener hijos, los vampiros son estériles y ya. Que su historia de amor se trate de cómo Bella ayuda a Edward a recordar lo que era ser humano y que juntos reparen los cabos sueltos dejados por el tormentoso pasado de Edward.

¿Mejor? ¿Qué cambios le harían ustedes?

"El viejo rey Ramón tenía una vieja canción y un espíritu infantil."

sábado, 9 de mayo de 2015

ME QUIEREN, NO ME QUIEREN

ME QUIEREN, NO ME QUIEREN

Diario

¡Así es! ¡Otro caótico post sobre mis delirios existencialistas! No, ya en serio, ¿alguna vez les ha pasado que están supremamente felices y una cosita de nada les baja completamente la moral? Eso me acaba de pasar hoy. Todo el día estuve sintiéndome genial. Me levanté con un sentimiento que no tenía hace tiempo. Tenía impulso, motivación, quería hacer cosas. Quería empezar mi novela y repasar mis lecciones de japonés. Me pasé todo el día leyendo, pero no por obligación sino por placer, como no hago desde hace varios meses. Me estaba sintiendo muy bien, hasta que se me ocurrió revisar mis redes sociales y encontré un comentario que me golpeó como... Como nunca me han golpeado en la vida. No se compara a ningún dolor físico, es una cosa totalmente espiritual. Sentí que le habían echado una tonelada de brea fría y oscura a mi alma. Y era una cosita de nada, no era personal, era una crítica muy corta de apenas una línea y no tenía ningún tipo de malicia especial. Simplemente me dolió porque me confirmó que había fracasado en lo que intenté transmitir. Creo que me habría importado menos si hubiera sido un conocido. El caso es que me dejó fría, de hecho tengo náuseas en estos momentos. Ganas de vomitar, de llorar, de dormirme para siempre. Y no se por qué. Es una tontería, de verdad. Ya les he dicho que a mi me importan las personas mucho menos de lo que debería, pero aun así me afectan mucho sus críticas cuando sospecho que tienen razón. Así como me entusiasmo DEMASIADO con cualquier palabra de aliento, me entristezco mucho con cualquier comentario negativo.

La mayoría de consejos que le doy a otros en realidad son consejos para mí misma, cosas que yo no he podido dominar. Intento racionalizar las cosas y sí, suenan muy lógicas, pero no dejan de dolerme y no dejo de fallar. Así que aunque digo "no debería importarte lo que piensen los demás", sigue importándome. Y si me pongo a pensarlo la verdad no recuerdo ni el nombre de la persona que dejó el comentario. Leí sus palabras, miré su fotografía un momento y luego bajé la mirada como perro regañado, me abracé las rodillas y tuve la mirada perdida por varios minutos mientras repetía en voz alta "me odio, me odio". Luego dije "no, no es cierto" y traté de distraerme con otras cosas. Aún así me afectó tanto como para querer escribirlo aquí. No se si a alguien más le pase. No quiero empezar a autodiagnosticarme depresión, o bipolaridad ni nada por el estilo. Eso es todavía más patético que como me sentí hoy. Realmente no se lo que tengo pero esto me pasa mucho. Me desmorono con facilidad. Yo soy arena y los demás son agua y me guste o no tienen el poder de hacerme más fuerte o de destruirme por completo. Los despechados se quejan demasiado, sospecho que yo he sufrido dolores iguales o peores. La verdad preferiría sentirme así por un tipo que no me hace caso, porque por lo menos así sentiría la emoción del enamoramiento y estaría sufriendo porque sentí algo muy bueno antes de ponerme triste. Pero no, aquí estoy sufriendo porque presentía que algo iba a salir mal y resultó que sí, que me equivoqué. Un sentimiento negativo encima de otro. Si esto fuera por amor al menos le daría variedad al asunto, sería más heroico y elegante ponerme melancólica por un hombre que porque a alguien no le gustó lo que escribí.

Bueno, realmente no tengo derecho a reclamar. Mis sensibilidades no son problema de los demás. Ellos pueden decir y comentar lo que les de la gana. Es una red social: si uno decide entrar en ella debe estar dispuesto a enfrentar este tipo de cosas. Tampoco tengo derecho a enfadarme porque es un simple hecho de la vida que no todo el mundo te va a querer y que no puedes querer a todo el mundo. Y la verdad, yo quiero a muy pocas personas. Como diría Daria "mi autoestima no está baja, mi estima por todos los demás es lo que está bajo". El problema es que no estoy tan segura de que mi autoestima no esté baja. Para usar el Lolita uno diría que mi autoestima y mi confianza deben estar por los cielos, pero la verdad es que un día puede que así sea y al siguiente será todo lo contrario. Creo que lo más duro es que, cuando te critican algo en lo que no te tenías confianza en primer lugar, acabas sintiéndote culpable por arriesgarte a sacarlo a la luz pública. Y este es uno de mis mayores miedos. Yo quiero ser escritora y un escritor NECESITA lectores que disfruten lo que escribe. Tengo que acostumbrarme a esto. Ya lo he repetido hasta la saciedad. Si no puedo con un blog, con una página de facebook, con una revista, no voy a poder con el mundo editorial/literario/crítico. Así que tengo que aguantar si esto es lo que quiero. Por cierto ¿es esto lo que quiero? (uy, melodramático...)

"Why live a lie?"


EL ARTE DE AMAR PARA PRÍNCIPES Y PRINCESAS DE LOS CUENTOS DE HADAS DE DISNEY

EL ARTE DE AMAR PARA PRÍNCIPES Y PRINCESAS DE LOS CUENTOS DE HADAS DE DISNEY

Literatura

¡Hola! Bueno, me he dado cuenta de que casi nunca publico en mi blog mis obras creativas, sólo ensayos, reseñas y opinión, cosas así. Y siempre les digo que me encanta escribir y bla, bla, bla, pero nunca les muestro nada de eso. Bueno, aquí está uno de mis textos. Lo hice para un trabajo de la universidad que consistía en escribir un pastiche (una imitación de forma, estilo y/o contenidos) de una obra de Ovidio llama El Arte de Amar en la que él le daba a los hombres y mujeres romanos consejos para conquistar en Roma. Yo decidí darle un giro fantástico y ofrecer mis consejos a los jóvenes príncipes y princesas de los cuentos de hadas de Disney. ¿Por qué los de Disney y no los originales? Porque los originales no los he leído. En fin, en este texto aludo a muchos de los estereotipos y recurrencias de los cuentos de hadas que tanto me gustan, y no deja de ser irónico y yo diría que es un poco burlón. En fin, espero que lo disfruten.


Si hay en los lejanos reinos encantados jóvenes de sangre real que no sepan amar, que lean mis escritos y queden instruidos por la sabiduría del hada madrina. Es mi deber como guardiana de la realeza, proteger al reino y asegurar el futuro de la familia real. Qué mejor manera de afianzar la prosperidad de un castillo que con los fuertes lazos del amor. El matrimonio produce hijos que mantienen la línea de sucesión, así la noble familia crece y se extiende a través de los tiempos, fluyendo cual poderoso río. Príncipes, es esencial que no permanezcáis solteros. Los solteros son a menudo volátiles, inestables y, por supuesto, no producen herederos que proporcionen tranquilidad al pueblo y alegría a los suegros. Majestades, aseguraos de conseguir una linda esposa que llene vuestro palacio de atractivos príncipes y princesas que os enorgullezcan a vos y a vuestro reino, y que garanticen a vuestro nombre una larga permanencia en el trono.

No existe en realidad ningún lugar que os garantice el encuentro con una princesa. Ellas son seres etéreos, melancólicos, como las avecillas que les hacen el coro al cantar. Aunque la lógica dictaría que castillos y bailes son los mejores para encontrar princesas, la verdad es que lo mismo podéis encontrarlas en bosques, playas, torres o toscas casuchas. Muchas veces las encontraréis disfrazadas de pobres aldeanas, huyendo u ocultándose, por lo que nunca debéis olvidar vuestros modales ni con la más humilde de las doncellas. Tened presente que no es raro que las princesas se encuentren desterradas, perdidas, hechizadas ¡en fin! En qué dificultades no viven las princesas. Su naturaleza inocente y agüerista atrae el drama y las dificultades. Cuando encontréis a vuestra princesa –esto no lo dudéis– ella se encontrará en medio de un peligroso periplo con un ser mágico y maligno. Las princesas no pueden evitar entrar en contacto con criaturas poderosas y misteriosas. Les corre por las venas, ya que todas están ligadas a un hada o hechicera, con quien alguno de sus padres habrá tenido tratos durante su juventud. Tienen marcado su destino incluso antes del nacimiento, tanto el real como el que tiende a la desgracia. Las maldiciones y los encantos persiguen a la realeza cuando la heredera es una niña. Alteza, recordad esto cuando seais padre: proteged a vuestra hija, vigilad las andanzas de vuestro hijo. 

Poned especial cuidado al escoger a vuestra princesa. Aseguraos de que no se encuentre hechizada ni haya hecho tratos con duendes o brujas antes de conoceros. Averiguadlo en secreto y si resulta que ya tiene la terrible marca de la magia negra impresa en su nívea piel, abandonadla por una candidata de destino más tranquilo. Sin embargo, lo más probable es que para cuando te enteréis de su pasado, los hechizos de su belleza y de su encanto ya te hayan sujetado con las redes del amor. Por eso, noble príncipe, no debéis dejar nunca de ejercitarte en las artes caballerescas. Debéis ser magnífico jinete y cazador, y los más veloces corceles deberéis ensillar. Tampoco descuidéis el arte de la espada, el arco y la flecha. Incluso si tenéis inclinaciones elevadas e intelectuales, no os distraigáis con los estudios geográficos ni con la pintura de modo que abandonéis por mucho tiempo la ruda espada. Empuñadla con fuerza, desafiad con ella el hierro, las zarzas y la dura piel de los dragones. Preparaos para fantásticas batallas en las que pondréis en riesgo vuestra preciosa vida. No temáis que vuestra sangre azul se derrame si sabéis que la recompensa es aquella a la que amáis. ¡Ah! Pero, aunque es necesario que os entrenéis en las artes guerreras, no permitáis nunca que vuestra delicada princesa os vea entrenando con la espada. No permitáis que os encuentre sudoroso, con la camisa abierta y el seño fieramente fruncido. Aunque ella se cuelgue amorosamente de vuestro fuerte brazo entrenado por el peso del escudo, fingid que es este su natural estado y no dejéis que piense que amáis la batalla. Mantened el hábito del entrenamiento y la cacería pero no permitáis que vuestra princesa vea vuestras armas ensangrentadas o a la bestia que perseguís, pues desmayará a la vista de la sangre o se lanzará sobre la criatura, la escudará con su cuerpo y os hará jurar no dañarla. Tal es el débil corazón de las princesas. Así es que por más que améis la gloriosa batalla, fingid apacibilidad y mostraos siempre amable y tranquilo.

Es recomendable para un príncipe seducir con las mismas armas que emplean las princesas: la belleza, el canto y el traje a la moda. Aseguraos siempre de lucir gallardo y magnífico. Bien peinado y perfumado, no vayáis a su encuentro si no es así, pero nunca con aire afectado como si fuerais a un encuentro diplomático con el más reacio de vuestros aliados. Fingid que igualáis a vuestra dama en inocencia. También, que brillen en vuestras manos los anillos, que cuelguen de vuestro cuello los collares, que hermoseen vuestra chaqueta las medallas de vuestros méritos militares, las señas de vuestra noble raza y de las glorias de vuestros ancestros. Pero llevad como si nada estos adornos, que no se note vuestra vanidad. Deja que sea ella quien os pregunte por el significado de tal o cual escudo y vos enseñadle con ternura, como a un pequeño, pues seguramente es muy joven vuestra novia para conocer todos los linajes reales. No olvidéis hacerle coro con buena voz cuando ella estalle en los gorjeos que le son tan comunes. Sí, es propio de las princesas presumir su hermoso canto, una marca distintiva a la que deberéis permanecer atento en vuestra búsqueda de una esposa. Doquiera que estés aguzad el oído y seguid cualquier tonada hermosa. Las princesas también suelen ser virtuosas en los instrumentos, especialmente los de cuerda, así es que no dudéis en acudir cuando oigáis el arpa. Seguid el camino de la felicidad marcado por las notas, convertíos en un amante empedernido de la música. Entre más bella la melodía, más bella resultará ser la candidata. Tampoco descuidéis los pasos de baile. Envueltas entre los lamentos de los violines suelen encontrarse las miradas en el mágico momento en que la princesa decidirá ser vuestra. Que vuestros pasos sean firmes, guiadla, pero no borréis de vuestro rostro la sonrisa ni dejéis de encandilarla con el brillo de vuestros azules ojos. Que vuestros encantos operen en ella mientras las vueltas del vals marean sus sentidos.

Pero ¡ay! Ya he dicho antes que las princesas son volátiles como aves. ¡No! Son más etéreas que las plumas. Por eso no os extrañe, majestad, que cuando creáis ganada a vuestra novia, ésta se esfume de repente. Como los canarios, sus majestades son perseguidas por crueles cazadores que buscan enjaularlas. Manteneos atento a cualquier muda de expresión. Si se muestra preocupada preguntadle el motivo y no dejéis que te impida saberlo. Cuando su mirada de amor se trueque en una de espanto, sabréis que aún la persigue una maldición, una promesa, un secreto, la condición de un hechizo o un viejo enemigo. Desconfiad de su madrastra y de cualquier mujer hermosa y grave que la rodee. Éstas a menudo son las más crueles torturadoras de vuestra dulce flor. Si ha sucedido el rapto o si la habéis perdido porque saliera huyendo despavorida a pesar de su finura y timidez, no perdáis un segundo: ¡id tras ella! Retenedla, enfrentad con valor cualquier fuerza que intente separaos. Pero si definitivamente la habéis perdido de vista, mandad antes que nada a inspeccionar toda torre, toda buhardilla, toda cabaña del reino, hasta la más apartada. Si esto falla no perdáis el tiempo mandando a vuestros generales en busca de vuestra novia: sólo un gran sabio o el adivino o el místico más poderoso del mundo podrá indicaros los medios para recuperarla (me permito en este punto recomendar a vuestra servidora, a quien no le falta poder y que ha estado desde siempre al servicio de sus majestades). Vuestro excelso ayudante pedirá una fabulosa recompensa, pero no permitáis que os entrampe en vuestra desesperación. Medid y sopesad sus palabras y antes de hacer juramentos o promesas preguntad por la exacta naturaleza de su pedido y consultad el significado de cada palabra. Muchas veces la fórmula de la petición encierra la fórmula de un encantamiento que os atará haciéndoos derramar lágrimas en vuestra vejez. Una vez encontréis a vuestra princesa, preparaos para todo. Parecerá que todas las fuerzas malignas del mundo se han puesto en vuestra contra pero no dudéis y recordad que vuestra motivación es también vuestra arma más poderosa: el amor verdadero. Ante la duda, lágrimas y besos de amor son el contra-hechizo más poderoso. Os lo digo yo, el hada madrina.

Ahora me ocuparé, como es mi especialidad, de aconsejar a las bellas altezas que desean unirse para siempre a su príncipe azul. Princesitas, no olvidéis nunca que habéis nacido para amar, para casaros, para darle hijos a un príncipe maravilloso. Cuidaros siempre de estar a su altura. Vuestras armas más poderosas son candor, belleza, virtud, valor y bondad. No descuidéis ninguna, mas tened cuidado de dos en particular. Los príncipes admiran la hermosura de una dama, pero a la obsesiva y vanidosa le clavan una espada en el corazón. Que vuestros días no se os pasen en frente del espejo. Preferid una corona de flores a aquella de diamantes y no temáis ensuciaros el vestido con las labores domésticas. Alegrad vuestros trabajos con cantos. La frescura de la juventud es vuestra aliada y no os desamparará. Incluso muerta por un hechizo vuestros labios seguirán suaves. Y tras cien años dormida vuestro aliento seguirá fresco como la brisa otoñal. Confiad en esta, vuestra sagrada dote. Dejad que las sencillas se preocupen de aceites, brebajes y mascarillas.

Majestades, nunca, nunca jamás dejéis de soñar con vuestro príncipe y de cantar con todas vuestras fuerzas. La vida no es sencilla para las hermosas, no. Vuestra fortuna y vuestros privilegios atraerán la envidia de soberbias viudas, de amargadas solteronas y de hombres perversos. Cuidaos. No dejéis que vuestra bondad os tienda una trampa. Sed más desconfiadas. No aceptéis de extraños sus regalos y no confiéis en quien os halaga con demasiado entusiasmo. No despreciéis a los pobres y a los ancianos pero aprended a ver en la fealdad una seña de perversión. Sin embargo, muchas veces las hermosas hechiceras prueban a sus protegidos con harapientos disfraces, así es que aprended a distinguir la amenaza de la oportunidad. Una hechicera malvada siempre olerá a azufre mientras que la buena a jazmines, caramelos y frutas. Seguid a vuestro olfato y sabréis cuando ser buenas y cuando huir despavoridas. Sobretodo no hagáis jamás tratos con brujas, duendes o hechiceras de negros ropajes. Conozco bien vuestra naturaleza curiosa y creyente. Me enorgullece que creáis con tanto candor en la magia, pero huid de contratos mágicos que os aten a cambio de grandes sacrificios. Sin embargo, es posible que el amor os haga sordas a mis recomendaciones e irremediablemente firméis tratos funestos. En tal caso vuestra suerte queda en manos de un rescatador. Posiblemente él sea vuestro futuro esposo, así que soportad las consecuencias de vuestra desobediencia y aguardad pacientes a vuestros amados.

No dejéis nunca de afinar vuestras finas voces. La canción es el llamado del amor. Cuántas no han encontrado por pura casualidad al príncipe más encantador cuando se encontraban entonando inocentes una melodía. Tampoco temáis aventuraros un poco fuera del castillo. Muchas veces en las circunstancias más adversas se encuentran a los mejores amigos. Sed valientes, pues el miedo os conducirá a la ruina. Correr jamás ha solucionado nada. Muchas se han perdido al precipitarse en los bosques, presas del terror. Huid de la soledad y de la oscuridad; allí se ocultan vuestros enemigos. Rodearos de buenos amigos, si no humanos, por lo menos animales. La bondad y el arte de la música los atraerán a vuestro lado y hasta el más pequeño ratón podría ser de gran ayuda en el momento culminante de vuestro periplo de amor.

Sobretodo esperad, sed fuertes para soportar la pena. Preparad vuestros labios para los suspiros y mantened la fe durante las persecuciones y el encierro. Contad cada desdicha como una menos en vuestro peligroso camino hacia la felicidad eterna. Sabed que el príncipe viene y nunca abandonéis la fe y la esperanza. Aguardar y aguantar. No lo olvidéis.  Así como vuestra dulce voz llamará a vuestro amado, vuestras amargas lágrimas llamarán a vuestros aliados y, por supuesto, a vuestra querida hada madrina. ¡Confiad en mí, pequeñas! Yo estoy siempre vigilante, aguardando la señal para aparecer frente a vosotras con todos vuestros sueños en la punta de mi varita. ¡Sí! Con las manos colmadas de felicidades y dispuesta a regalaros con ellas. Pero no todo puedo hacerlo yo. De vuestro príncipe depende vuestra futura seguridad. Vuestra aventura no termina hasta que se hayan intercambiado los anillos. Así que entrenad vuestros coquetos encantos mujeriles. Una mirada esquiva, una sonrisa primorosa, las mejillas sonrosadas por el pudor, son lo que clava la flecha de cupido en el corazón de un príncipe. Sed excelentes bailarinas, buenas cocineras, buenas conversadoras -mas nunca habéis de más-, pero sobretodo dejad alguna vez que vuestro príncipe os vea magníficamente vestidas. No temáis si las circunstancias os obligan a llevar sencillos harapos. Mantened la humildad y la modestia. Pero al menos una vez, apareced cual ángel vestida de gloria. El príncipe reconocerá vuestra realeza al punto y olvidará el tizne y el polvo que alguna vez encontrara sobre tus mejillas. Que cada una se distinga por un color preferido y que vuestra falda destelle al bailar bajo la luz del chandelier. Demostrad que sois la más bella de todas. Con una sola demostración bastará para rendir los corazones de vuestros príncipes (y de los suegros).

Aquí culminan mis instrucciones. Altezas, príncipes, princesas, no olvidéis que estáis destinados a la grandeza, a ser leyenda, a que vuestro amor sea el ejemplo de muchos otros amores. Sois los representantes del romance, del valor y de las virtudes. De amor resplandecen vuestras coronas. No dejéis que os separen nunca las adversidades, pues dichas pruebas purifican el alma y forjan un cariño a prueba de todo. Sabed que existe el felices para siempre y que está a vuestro alcance. ¡No! Está en vuestro destino. Ahora decid vuestros votos: “al hada madrina tuvimos por maestra”.

"Nos guiará el amor."


viernes, 1 de mayo de 2015

LOLITA WISHLIST

LOLITA WISHLIST

Lolita

Bueno, esto va a tener muchas imágenes. Mi wishlist Lolita es muy grande y eso es porque apenas estoy empezando en la moda y la mayor parte de mi guardarropa todavía no está en mis manos. Me gustan las piezas que tengo hasta ahora (excepto una que no he podido coordinar de tal forma que se vea espectacular) pero ¡todavía no he terminado! Cuando empecé en el Lolita no tenía ninguna visión en particular del tipo de vestidos que quería, pero ahora que conozco la oferta de prints y diseños estoy bastante segura de lo que quiero ver colgando de ganchos detrás de mi cama. Como en el Lolita las prendas van y vienen (en realidad nada se queda en inventario más de un año), me concentré en el tipo de prenda más que en la prenda en sí. Así que lo que van a ver aquí no son dream items sino que son cosas que se parecen a lo que deseo pero que no me molestaría comprar otras parecidas. Es decir, las imágenes son con fines ilustrativos. Luego haré un wishlist de dream dresses pero la verdad pienso que eso sería torturarme en vano ya que realmente todo depende de si el vestido está disponible o no y eso es pura suerte.

Primero, mi check list de lo que necesito para sentir que mi guardarropa Lolita está completo:

-Al menos 15 piezas principales (JSKs, OPs y faldas) incluyendo cada una de mis brands favoritas (tengo 4 piezas principales, una es de Btssb).
-Blusas y zapatos en al menos cuatro colores distintos (negro, blanco, rosado, café, azul) (tengo 2 blusas, una blanca y una negra, y un par de zapatos negros y otros blancos).
-Al menos tres bolsos Lolita.
-Muchas medias diferentes (tengo 3 pares de medias diferentes).
-Uno o dos parasoles Lolita.
-Tres o cuatro petticoats (en forma de campana y en forma de A) (Tengo uno en forma de campana).
-Dos bloomers (tengo 1 bloomer).
-Al menos 10 collares y anillos (tengo 1 collar y 1 anillo).
-Al menos 10 tocados para el cabello (tengo 4).
-Al menos 5 pelucas de buena calidad (tengo 3).
-Un abrigo o capa.
-Dos cárdigans.
-Tres pares de wristcuffs en tres colores y diseños diferentes (tengo unos blancos).
-Al menos una Gothic & Lolita Bible.
-Al menos un Usakumiya.
-Mi primer dream dress, EL vestido, el que me hizo entrar en el Lolita: el Sweet Devil JSK en color mármol de Alice and the Pirates.

Como ven, realmente quiero poder usar Lolita al menos dos semanas seguidas sin repetir vestidos o faldas. Es que un guardarropa es un guardarropa. Esto no es como un disfraz de Halloween o un vestido de novia que sólo lo necesitas en ciertas ocasiones especiales. Esto es algo que quiero llegar a usar casi a diario.

En fin, ahora, a lo jugoso. Mi wishlist (con MUUUCHAS imágenes):

-1 blusa rosada de manga larga


-1 blusa blanca de manga larga


-1 blusa café/beige de manga larga


-1 blusa negra de manga larga


-Sweet Devil de Alice & the Pirates en Ivory

-1 vestido de flores

-1 vestido de gatos

-1 vestido de fresas

-1 vestido de cerezas

-1 vestido gótico/kuro


-1 vestido shiro


-4 vestidos de colores/diseños inusuales



-1 vestido oldschool


-1 vestido monja


-1 vestido princesa


-1 vestido militar/pirata/sailor

-1 vestido uniforme


-1 vestido estilo Alice

-4 faldas bonitas
 

-Zapatos de colores y diseños distintos


 



-Botas
 

-Abrigo/capa

-Petticoats/underskirts

-Bloomers

-2 Cárdigans


-Usakumiya


-Varios headdresses de brand, en especial blancos y rosados







-Varios anillos y collares

-Varios wristcuffss y guantes

-1 dream print de Angelic pretty

-1 dream design de Baby the Stars Shine Bright

-1 LP o HP de Baby the stars shine Bright

-1 LP o HP de Angelic Pretty

-Bolsos de diferentes colores y diseños
 

 
 
 


-2 Parasoles



Sí, soy ambiciosa. El problema de tener esta gigantesca wishlist es que sí, tal vez esté a mi alcance ahora que tengo trabajo, pero aún con mi trabajo y comprando de segunda mano me tomará varios años coleccionar todo esto. No se por qué tengo la impresión de que para cuando complete mi guardarropa Lolita ideal el Lolita habrá muerto, las tiendas habrán cerrado o la moda habrá cambiado y las cosas que me gustaron ya estarán "out" y serán consideradas "ita" o peor aún, ya me habrá dejado de gustar el Lolita o empezaré a sentirme vieja y tonta usándolo por la presión de la vida adulta. Espero que no, pero aún así siento que debo apurarme. Ojalá obtenga al menos la mitad de esta wishlist en los próximos tres años. Con mi salario de dos meses puedo comprar un vestido de brand directamente de la tienda pero aún se siente como demasiado desperdicio. Prefiero esperar a las promociones, a que lo revendan de segunda mano, a los descuentos de primavera y de invierno. Aún así quiero comprar directamente de la tienda al menos una vez en mi vida, pero más adelante.  Se sentirá raro entrar a una de estas tiendas de lujo y mirar lo que quiera y pedirlo sin pensar en el precio. Ni siquiera en el supermercado hago eso, siempre estoy buscando la versión económica. Bueno, cuando me gradúe y mi título universitario me haga millonaria todo será más fácil...

Por ahora me concentraré en conseguir accesorios y complementos para las piezas que ya tengo y en armar un coord perfecto para desfilar, si es que logro asistir a cierto evento al que me invitaron para modelar. Luego les contaré acerca de eso. También tengo un enorme HAUL a Taobao que haré en estos días, ya se los había mencionado. Todavía falta mucho tiempo para que lleguen las cosas pero les voy diciendo: son medias diseñadas, una peluca, un vestido sailor Lolita, un par de guantes blancos, una boina rosa, un clip de pelo, pestañas postizas, un cepillo para pelucas, una balaca y un stand para pelucas. También tengo varios viajes y eventos planeados para este año, espero poder equilibrarlo todo y que mi presupuesto alcance. Si todo sale bien este año tendré mi primera tea party y conoceré a otras Lolitas en la vida real. ¡Deséenme suerte!

"She rose that fell a flower."