sábado, 9 de mayo de 2015

ME QUIEREN, NO ME QUIEREN

ME QUIEREN, NO ME QUIEREN

Diario

¡Así es! ¡Otro caótico post sobre mis delirios existencialistas! No, ya en serio, ¿alguna vez les ha pasado que están supremamente felices y una cosita de nada les baja completamente la moral? Eso me acaba de pasar hoy. Todo el día estuve sintiéndome genial. Me levanté con un sentimiento que no tenía hace tiempo. Tenía impulso, motivación, quería hacer cosas. Quería empezar mi novela y repasar mis lecciones de japonés. Me pasé todo el día leyendo, pero no por obligación sino por placer, como no hago desde hace varios meses. Me estaba sintiendo muy bien, hasta que se me ocurrió revisar mis redes sociales y encontré un comentario que me golpeó como... Como nunca me han golpeado en la vida. No se compara a ningún dolor físico, es una cosa totalmente espiritual. Sentí que le habían echado una tonelada de brea fría y oscura a mi alma. Y era una cosita de nada, no era personal, era una crítica muy corta de apenas una línea y no tenía ningún tipo de malicia especial. Simplemente me dolió porque me confirmó que había fracasado en lo que intenté transmitir. Creo que me habría importado menos si hubiera sido un conocido. El caso es que me dejó fría, de hecho tengo náuseas en estos momentos. Ganas de vomitar, de llorar, de dormirme para siempre. Y no se por qué. Es una tontería, de verdad. Ya les he dicho que a mi me importan las personas mucho menos de lo que debería, pero aun así me afectan mucho sus críticas cuando sospecho que tienen razón. Así como me entusiasmo DEMASIADO con cualquier palabra de aliento, me entristezco mucho con cualquier comentario negativo.

La mayoría de consejos que le doy a otros en realidad son consejos para mí misma, cosas que yo no he podido dominar. Intento racionalizar las cosas y sí, suenan muy lógicas, pero no dejan de dolerme y no dejo de fallar. Así que aunque digo "no debería importarte lo que piensen los demás", sigue importándome. Y si me pongo a pensarlo la verdad no recuerdo ni el nombre de la persona que dejó el comentario. Leí sus palabras, miré su fotografía un momento y luego bajé la mirada como perro regañado, me abracé las rodillas y tuve la mirada perdida por varios minutos mientras repetía en voz alta "me odio, me odio". Luego dije "no, no es cierto" y traté de distraerme con otras cosas. Aún así me afectó tanto como para querer escribirlo aquí. No se si a alguien más le pase. No quiero empezar a autodiagnosticarme depresión, o bipolaridad ni nada por el estilo. Eso es todavía más patético que como me sentí hoy. Realmente no se lo que tengo pero esto me pasa mucho. Me desmorono con facilidad. Yo soy arena y los demás son agua y me guste o no tienen el poder de hacerme más fuerte o de destruirme por completo. Los despechados se quejan demasiado, sospecho que yo he sufrido dolores iguales o peores. La verdad preferiría sentirme así por un tipo que no me hace caso, porque por lo menos así sentiría la emoción del enamoramiento y estaría sufriendo porque sentí algo muy bueno antes de ponerme triste. Pero no, aquí estoy sufriendo porque presentía que algo iba a salir mal y resultó que sí, que me equivoqué. Un sentimiento negativo encima de otro. Si esto fuera por amor al menos le daría variedad al asunto, sería más heroico y elegante ponerme melancólica por un hombre que porque a alguien no le gustó lo que escribí.

Bueno, realmente no tengo derecho a reclamar. Mis sensibilidades no son problema de los demás. Ellos pueden decir y comentar lo que les de la gana. Es una red social: si uno decide entrar en ella debe estar dispuesto a enfrentar este tipo de cosas. Tampoco tengo derecho a enfadarme porque es un simple hecho de la vida que no todo el mundo te va a querer y que no puedes querer a todo el mundo. Y la verdad, yo quiero a muy pocas personas. Como diría Daria "mi autoestima no está baja, mi estima por todos los demás es lo que está bajo". El problema es que no estoy tan segura de que mi autoestima no esté baja. Para usar el Lolita uno diría que mi autoestima y mi confianza deben estar por los cielos, pero la verdad es que un día puede que así sea y al siguiente será todo lo contrario. Creo que lo más duro es que, cuando te critican algo en lo que no te tenías confianza en primer lugar, acabas sintiéndote culpable por arriesgarte a sacarlo a la luz pública. Y este es uno de mis mayores miedos. Yo quiero ser escritora y un escritor NECESITA lectores que disfruten lo que escribe. Tengo que acostumbrarme a esto. Ya lo he repetido hasta la saciedad. Si no puedo con un blog, con una página de facebook, con una revista, no voy a poder con el mundo editorial/literario/crítico. Así que tengo que aguantar si esto es lo que quiero. Por cierto ¿es esto lo que quiero? (uy, melodramático...)

"Why live a lie?"


2 comentarios:

  1. No te achicopales a veces las cosas salen bien y a veces no,
    pero no por ello eres de lo peor, tienes que tener mas confianza en ti,
    un poco de narcisimo no estaria mal.
    y recuerda "yo estoy bien, lo demas no", esa es mi frase XD
    por eso no me importa mucho la opinion de los demas
    seguo trasmitiste bien el mensaje y fue el otro menso que no lo entendio, eso seria lo que yo estaria pensando.

    fighting

    ResponderEliminar
  2. Buena frase, ja ja ja. Sí, yo siempre intento aplicar eso.

    ResponderEliminar

Escribe lo que piensas...