domingo, 28 de junio de 2015

PELO MALO

PELO MALO

Opinión

Hay muchas cosas que me molestan en este mundo, y una de las más irritantes es cuando se intenta politizar cosas personales e inocuas como el arreglo personal. Quiero decir, cuando la forma en la que te arreglas se convierte en debate público porque alguien decidió que la manera en la que te vistes o te peinas puede afectarle en algo. Esto sucede mucho con el cabello de las mujeres negras o simplemente con el cabello crespo de cualquier mujer de piel oscura incluso si no es realmente negra (como yo). A lo largo de toda mi vida he experimentado que la gente dé sus opiniones acerca de mi cabello. Cuando era niña se trataba de bullies molestándome, diciéndome que era feo, y ahora que soy adulta son personas que creen que la forma en la que estilizo mi cabello es un síntoma de baja autoestima. Siempre me he alisado el cabello ¿saben? No es que la gente se burlara de mi cabello crespo y yo me hubiera sentido obligada por ello a alisármelo. En tal caso la gente ignorante y pretenciosa que me critica por hacerlo tendría razón en pensar que soy una pobre acomplejada. No, me he alisado desde que tenía 3 años, porque mi mamá no sabía manejar mi cabello. ¿Y por qué habría de saberlo? La cultura americana nunca se ha ocupado de cómo peinar el pelo crespo, solo de cómo alisarlo para ahora sí poder hacer los mil y un peinados que se han inventado para el pelo liso. La web está plagada de ideas para peinar pelo liso, llenita de tutoriales para hacerte trenzas tejidas con flores en tu resbaloso y manejable pelo rubio. Mas para pelo crespo solo hay 3 opciones: afro, trenzas o dreads y las tres se consideran informales, festivas, poco serias y hasta de mal gusto, así que las crespas que deben asistir a una gala o conseguir empleo se ven obligadas a alisarse para hacerse uno de los pinados que sí se consideran elegantes. Digo esto porque he oído a mucha gente condescendiente dando a entender que las negras se alisan porque quieren parecerse a las blancas. Lo más gracioso es que todas las personas que he oído decir eso ¡SON BLANCAS! Blancas y lisas, incluso tuve un profesor de ascendencia asiática calvo que dijo que no entendía por qué las negras estaban dispuestas a pagar lo que fuera por alisarse el pelo si los crespos son taaaaaan bonitos. Un hombre blanco/asiático, liso y calvo opinando sobre el cabello de mujeres negras. F*** LOGIC, RIGHT?

Supongo que esas personas se sentirán como almas generosas y sabias, sentirán que están ayudando a las pobres negritas inseguras diciéndoles que su pelo es bonito y que no se lo alisen. Pero a los hombres negros que se rapan la cabeza para no tener que lidiar con el afro nadie les dice nada. Y es que ese es el problema, una mujer no puede simplemente raparse. El cabello es importante para nosotras, es parte de nuestra imagen personal, parte de nuestra autoestima. Muy pocas mujeres se atreverían a raparse, y las que lo hacen son tratadas como aliens o con condescendencia (pues la gente piensa que tienen cáncer). Tenemos que arreglarnos el pelo de alguna manera, y si resulta que no nos gustan o no nos convienen las tres opciones que hay para pelo crespo, tenemos que alisarnos. No es una cuestión de “traicionar” a tu raza o querer cambiar tu identidad, es una cuestión de “quiero verme de tal forma y esta es la forma de conseguirlo”. Un alisado no es diferente de un corte de pelo o una tintura. Sin embargo las personas que te juzgan por alisarte difícilmente dirían algo a una mujer blanca y lisa que se haga crespos con la plancha, que se pinte el pelo o que se haga un corte extravagante.

¿Saben qué es más irritante que una persona blanca y lisa quien nunca ha tenido que lidiar con el pelo crespo diciéndote qué hacer con tu pelo crespo? Una persona con el pelo crespo diciéndote lo que tienes que hacer con tu pelo crespo. La primera vez que intenté entrar a la universidad, no quedé entre los admitidos, así que para mi segundo intento me sugirieron que entrara a una “rosca” (un grupo de gente que se ayuda entre sí para obtener privilegios) étnica. En primer lugar me pareció muy sospechoso que aceptaron aplicaciones de personas que simplemente fueran oscuras, así que cuando fui a verlos estaba nerviosa de que me preguntaran acerca de la cultura afrocolombiana y me dijeran que no me ayudarían al descubrir que realmente yo no tenía nada que ver con esa etnia. ¿Saben qué fue lo que me preguntaron? “¿Y usted por qué se alisa el pelo?” Esta pregunta me la hizo un hombre negro y calvo, en un tono que sonaba a reclamo o acusación. Le dije “porque me gusta” pero realmente estaba pensando “¿y usted por qué se lo rapa? ¿No le gustan sus crespitos étnicos?” Luego fui a ver a una muchacha que tenía trenzas rojas y negras hechas con extensiones (de esas que se ven terriblemente artificiales, como pelo de Barbie vieja) quien me preguntó con qué grupo racial me identificaba. “Mulata” dije yo. “Eso no es una raza, tienes que identificarte como blanca, indígena o afrocolombiana”. Muchas cosas pasaron por mi mente en ese momento. Por ejemplo, que “afrocolombiano” no es una raza sino una etnia y que mulato definitivamente sí es una raza. Me puse a pensar por qué esa persona creería que solo las mal llamadas “razas puras” podían ser reconocidas como razas. ¿Las personas mezcladas tenemos que escoger? En tal caso yo bien podría escoger la raza blanca. ¡Ah! Pero la gente no aceptaría eso porque me veo más oscura que clara. Si una persona es mitad blanca y mitad negra todo dependerá de sus rasgos y su cabello, dependerá de en qué estereotipo encaje más. Sin importar que su ascendencia sea mixta, será clasificada de acuerdo a su aspecto y no a su herencia. Esto es así porque la tendencia es a creer que la raza blanca es lo normal, lo puro, la regla, y que al mezclarse con otra raza se “mancha” y se vuelve algo “exótico”. Ser de raza mixta significa que ya no puedes considerarte blanco, porque tienes que aceptar tu herencia étnica minoritaria. Así la persona solo tenga dos parientes negros y el resto de su familia sea más blanca que Blancanieves, si su piel resultó ser bronce o su cabello crespo o su nariz un poco ancha o chata, la llamarán negra, y si se atreve a decir que no es negra sino blanca se arriesga a que la llamen racista o acomplejada. Así que me sentí obligada a decir que era “afrocolombiana” aunque era mentira. “Son racistas, sólo les faltó medirme el cráneo y hacerme la prueba del lápiz en el cabello” pensé. Luego, en la reunión de la organización, el tema fue básicamente “por qué los negros están acomplejados y odian su raza y cómo podemos salvarlos de su error”. Obviamente jamás volví.

Yo NO SOY AFROCOLOMBIANA, aunque los racistas que viven clasificando a la gente por su aspecto me metan en ese costal. “Afro” significa “africano” y se refiere a algo o alguien que provenga de una cultura africana. Este término siempre me ha parecido problemático porque África no es un solo país ni una sola cultura. Es un continente gigantesco con MUCHAS razas, MUCHAS culturas, MUCHAS regiones, MUCHAS naciones, MUCHAS etnias. Resumir una cultura como “africana” es teriblemente inexacto. Es como cuando la gente dice “asiáticos” refiriéndose a los chinos, japoneses y coreanos, ignorando las otras nacionalidades asiáticas como rusos, indios, iraníes, sirios, israelitas, etc. El caso es que para ser “afro” necesitas haber sido criado en una cultura que provenga del continente africano, lo cual NO es mi caso. También está el término “afrodescendiente”. Un término estúpido a más no poder ya que no hay una sola persona en el mundo que no descienda de África. Entendería que a alguien lo llamaran “afrodescendiente” si tuviera abuelos o padres africanos, pero si el africano es su bisabuelo, su tataratía o cualquier pariente más o menos lejano, eso ya no amerita tratarlo de “afro”. Yo soy igual de afrodescendiente que mis vecinas de pelo castaño y liso. Y también soy igual de “eurodescendiente”. Ah, pero ése término no se usa nunca. ¿Alguna vez han oído llamar “eurodescendiente” a un blanco? No. A ellos solo les dicen blancos o les dicen “francoamericanos”, “italoamericanos”, “hispanoamericanos”. Europa es un continente diminuto y aún así a los blancos con ascendencia europea se les reconoce su individualidad como parte de una de las culturas/etnias de Europa y no se los echa en el mismo costal con todos los demás europeos. Pero a los descendientes de alguna cultura africana no se les dice “suajiliamericanos”, “congoamericanos” o “egipcioamericanos”. Toda esa mierda es África ¿verdad? Por eso yo no soy afro nada. Yo nací en una ciudad colombiana y ni siquiera me identifico tanto con la cultura colombiana para que encima me vengan a achacar la cultura africana, que desconozco totalmente. No, dentro de mis crespos naturales no venía un tótem tribal ni un Riot que me relatara la historia de los pueblos africanos. No soy más africana que cualquiera de ustedes. Y lo de alisarme el pelo lo hago por las razones que dije antes: te da más opciones. No intento parecerme a las blancas, de hecho mis modelos de belleza son mujeres jóvenes surcoreanas y japonesas, no blancas. Y me gusta más la estética de esas mujeres porque se enfoca no en tener cuerpos bronceados y tonificados sino en estar bien arregladas con maquillaje y ropa bonita, lo cual es mucho más fácil de conseguir para una mujer común que seguir los ideales de belleza americanos y europeos. El maquillaje le sirve a cualquiera.

En cuanto a la raza, eso solo es un conjunto de características físicas. No tiene nasa que ver con tu cultura, tu personalidad, tu forma de ser o de pensar, tu religión, etc. Las cosas realmente importantes las aprendes al vivir, dependen de tu crianza. Los negros no nacen programados para ser perezosos ni alegres como algunas personas suelen pensar. Los seres humanos nacemos con un carácter, un carácter que no está relacionado con la raza. Dos hermanos pueden tener caracteres totalmente opuestos así que, ¿por qué habrían de ser iguales dos personas que ni siquiera se conocen solo porque tienen rasgos parecidos? Esa forma de pensar es racista y estúpida. ¿Han oído la repugnante expresión “Óreo”? En Estados Unidos se le llama Óreo a una persona negra que “actúa como blanca” (como la galleta Óreo: negra por fuera, blanca por dentro). No sé si captan como yo lo INCREÍBLEMENTE RACISTA que es esa expresión. Básicamente lo que quiere decir eso es que existe una forma de comportarse característica de los blancos y una forma de comportarse característica de los negros y que no tienes permitido cruzar la línea de ese estereotipo porque si lo haces la gente tendrá derecho a burlarse de ti. Eso es tan… ¡Es…! *se ahoga con su rabia*

En resumen: no soy negra ni afro, ni tengo que comportarme de acuerdo a mi aspecto, me aliso el pelo porque me da la gana y no acepto opiniones al respecto de cómo debería arreglarme, comportarme o identificarme. Punto final.

“Say it loud! I’m black and I’m proud.”


3 comentarios:

  1. wooo todo lo que escribiste realmente me sorprendio, no sabia que esas cosas sucedian, eso de querer encasillar a alguien en una raza.

    ResponderEliminar
  2. Y yo aqui ja ja ja ja. Mi madre es de raza indígena y mi padre mas mezclado, hasta asiático tiene ja ja ja y es curioso porque mi tono de piel, complexion y rasgos dan para indigena pero mi cabello ondulado dice que nai XD.
    La verdad no le presto mucha atención a eso y a diferencia de ti si prefiero no seguir ningun modelo de belleza porque aunque puedo estar delgada y vestida bonita pues...no se, como tu que te alisas el pelo, no me da la gana de seguir nada y ya XD.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    Te cuento, nadie está contento con su cabello: El mío ha sido, desde que tengo conciencia la cosa más delgada, lisa y grasosa. Siempre está 'perfecto' según los demás pero eso es porque siempre debo tenerlo suelto y dejarlo 'caer' porque no se deja hacer NADA! Las pinzas y las moñas se le resbalan, ni hablar de hacerle rizos porque no le duran 5 minutos... la inhabilidad de mi cabello de mostrar algo de personalidad me ha llevado a siempre estar haciéndole cortes de todos los estilos, tinturarme el cabello y cosas así. Y lo frustrante es que 'no tengo derecho' a quejarme de mi cabello porque es el pelo soñado por muchas, pero es realmente mi enemigo porque ayuda a proyectar la imagen de que soy 'super seria y aburrida' que me dicen mis amigos que tenían de mí antes de conocerme :P
    Bueee, usé tu post para desahogarme. Sorry. Pero sí, el cabello siempre es un lío. Y ni le hables del tema a un hombre porque de una dirá: bla, bla, mujeres superficiales, bla, bla, vanidosas.
    Besos***

    ResponderEliminar

Escribe lo que piensas...