sábado, 18 de julio de 2015

PERFECT LOVE STORIES

PERFECT LOVE STORIES

Diario

Acabo de verme una película hermosa de Studio Ghibli titulada Wisper to the Heart ("Susurro al Corazón") y me dejó encantada y frustrada al mismo tiempo. No porque haya sido mala sino porque me hizo reflexionar sobre mi vida, lo que pudo ser y no fue y lo que sí fue y no parece suficiente. Como toda historia de Studio Ghibli tenía aventura, sueños, un protagonista con mucho qué demostrar y un romance hermoso. Los romances Ghibli siempre son perfectos porque no están llenos de melodrama patético sino de sentimientos sinceros y profundos. Las parejas se ayudan entre sí a crecer, se apoyan, se comprenden, se aman más allá de la atracción física: son mejores amigos. Como diría Lisa Simpson, "se dan el uno al otro algo que nadie más les puede dar". Nunca se trata de sexo o de posesión, se trata de compartir la vida. La razón por la cual no me cuadra el romance en la vida real es que muchas personas pierden su individualidad y su voluntad al encontrar una pareja. Eso me parece enfermizo. Pero en las películas Ghibli los personajes nunca dejan de ser ellos mismos, se inspiran el uno al otro, son una buena influencia, el amor les hace bien y los deja respirar y seguir sus sueños individuales. Si viera más de eso en la vida real me estaría muriendo por conseguir novio ahora, pero la mayoría de parejas que veo en mi vida cotidiana no las envidio para nada.

Aunque sé que el amor no es hermoso como en esas películas, sigo deseando haber tenido algo parecido, al menos cuando era adolescente. Cada vez que veo esas perfectas historias de amor de parejas que se enamoraron desde niños y que vivieron muchas cosas juntos, me siento muy frustrada de no haber podido disfrutar del amor cuando era niña y todo era más sencillo. ¿Recuerdan esa película en la que unos niños prometen casarse, se besan debajo de un árbol y hasta mezclan su sangre? Bueno, al final el niño muere por picaduras de abeja, pero hasta ahí era una historia muy bonita. El caso es que entre los niños nada pasa a mayores, todo se trata de divertirse y estar juntos, por lo tanto en más fácil tener un amor sano y maravilloso. Hubiera querido experimentar eso, pero ahora solo me queda suspirar con este tipo de historias. Bueno, no está tan mal.

"Hello? Is it me you're looking for?"

1 comentario:

  1. Ay amo esa película, y en general todas las de Studio Ghibli. Son tan preciosas y llenas de aventuras además de que el arte de todas quita el aliento, sobre todo cuando Miyazaki plasma su obsesión con los aeroplanos que siempre están perfectos y bellos, ¿has visto The Wind Rises?, en fin, que linda entrada.

    pd: Amo a Seiji y Shizuku, me parecieron muy tiernos <3

    ResponderEliminar

Escribe lo que piensas...