jueves, 27 de agosto de 2015

COSAS QUE AÚN QUIERO DEL LOLITA

COSAS QUE AÚN QUIERO DEL LOLITA

Lolita

Hay muchas experiencias alrededor del mundo Lolita que ya he disfrutado: hacerme una photoshoot, salir de Lolita por primera vez, ir de Lolita a una convención, comprar mi primer brand, comprar accesorios lindos y medias con diseños, salir con otras Lolitas, hacer amigos con intereses similares, ayudar un poco a gente nueva, escribir para medios Lolita (revistas, blogs), ganar concursos de coordinados (¿les conté que acabo de ganar el Lolita Snaps Cover de Agosto?), celebrar el Loliday (sola, pero lo celebré), comprar mis Dream Dresses, verme como de ensueño con mis coords, comprar mis propias cosas con el dinero de mi trabajo y estoy invitada a asistir al panel Lolita del SOFA 2015 en Bogotá. Todo ha sido maravilloso y son las cosas que están más a mi alcance, pero aún hay algunas que me faltan, algunas de las cuales son muy improbables pero que me sacan suspiros y me hacen soñar. Siento que no podré dejar el Lolita hasta que no cumpla estos sueños (o pierda la esperanza de cumplirlos).

  1. Tener una comunidad. Esto es una mezcla de no poder y no estar segura si quiero. Tener una comunidad puede salir tremendamente bien o terriblemente mal. Puede que acabe atada a un montón de gente con la que no tengo nada en común a nivel personal y que acabe sintiéndome prisionera de una incómoda sociedad de gente que espera cosas de mí y me juzga a cada paso que doy. ¿Qué tal si entro a una comunidad y luego resulta que no me gusta nadie allí? ¿Qué tal si es gente dramática o conflictiva? ¿Qué tal si yo les caigo mal o desencajo? Mi sueño de una comunidad sería lindas y divertidas reuniones ocasionales con un toque personal, una o dos tea partys majestuosas al año, gente madura, linda, educada y con sentido del humor con la que sea maravilloso pasar el rato aunque tengamos opiniones opuestas, postres, elegancia, una buena excusa para usar Lolita y salir de la rutina de vez en cuando. Pero eso no ha sido posible ya que no vivo cerca de ninguna comunidad (o de ninguna Lolita, prácticamente soy la única en la ciudad) y porque no he encontrado personas realmente afines en la moda. Hay mucha gente que está relacionada con el mundo del Lolita que me cae muy bien, pero no son Lolitas como tal y eso hace imposible la creación de una comunidad y mis sueños de tea partys, visitas a museos y restaurantes, salidas al cine y etc se caen a pedazos. Francamente me dan ganas de mudarme a otro país o por lo menos a otra ciudad. La escena en Cali está muerta.
  2. Visitar una tienda Lolita en persona. Eso si que no se podrá. Las tiendas Lolita sólo se encuentran en tres países: E.U., Francia y Japón. Es todo. Hasta las brands independientes se ubican principalmente en Asia y en Europa, lo cual las pone lejos de mi alcance. ¿Por qué deseo visitar una tienda en físico? Debería ser algo obvio pero lo diré: quiero ver todas esas prendas juntas en vivo y en directo. Quiero probármelas, sentirlas, ver cómo me quedan, olerlas, todo antes de comprarlas. Estoy segura de que podría comprar cosas que jamás pediría online, solo porque al verlas en persona descubriría que son perfectas para mí. También me gustaría ver a otras Lolitas comprando y ser atendida por las vendedoras. Todo eso, me daría la sensación de que todo esto es real y que no estoy sola.
  3. Vivir el lifestyle. Los escritos de Novala Takemoto y el encanto romántico del Lifestyle Lolita son lo que me ayudó a decidirme por esta moda en primer lugar. Sentarse en un jardín floreado a beber té con galletas en una elegante vajilla mientras leo literatura del siglo XVIII u ojeo la Gothic and Lolita Bible. Ah, qué bueno sería. Vivir entre momentos de elegancia, siempre visitando los restaurantes más elegantes, los parques más lindos, vistiendo de forma hermosa, comiendo cosas lindas, rodeada de cosas lindas. Tener una casa o al menos un cuarto que combine totalmente con mi estilo, lleno de detalles encantadores. Y... no he hecho nada de eso simplemente porque no soy nada creativa. Soy torpe, no podría decorar bien una habitación, no tengo un buen sentido del espacio o de la estética, además soy tacaña para gastar el dinero en salidas a restaurantes, y en especial, porque no tengo con quién compartir todo eso. Podría planear todo tipo de salidas Lolita a lugares divinos de mi ciudad, aventurarme a conocer realmente mi ciudad, pero tendría que hacerlo sola. Demasiado triste, me aburriría apenas llegar. Estaría sentada en algún restaurante mirando por todos lados a los grupitos y a las parejas que charlan, sientiendome estúpida porque estoy sola y todos me miran. Por eso siempre que salgo sola de Lolita acabo en el cine o en algún lugar común y corriente e informal. Porque no quiero que la atención se centre en mi cuando esté allí sentada mirando al vacío.
  4. Comprar de las brands directamente. En otras palabras tener brand nuevecito, fresco, recién salido de la tienda, en la bolsa original de la marca.
  5. Tener todos mis dream dresses y dream prints. Quiero vestidos de chocolates, de gatos, de conejos, de carruseles, militares, góticos, old school y clásicos.
¿Tienen algún hobby o carrera de la que aún esperen cosas?

"I'll tell you what I want, what I really, really want..."


0 comentarios:

Publicar un comentario

Escribe lo que piensas...