lunes, 9 de noviembre de 2015

ROAD TO SOFA 2015 - BOGOTÁ

ROAD TO SOFA 2015 - BOGOTÁ


Diario, SOFA, Súper Entrada


¡HOLA! Este puente festivo cumplí muchos sueños cuando me embarqué en la aventura de asistir al Salón del Ocio y la Fantasía, SOFA 2015 en Bogotá. ¿Cuánto me tomó llegar allí? ¿Cómo me fue? ¿Traigo evidencias? ¡Lean, vean y escuchen para enterarse!

Me enteré de la existencia del SOFA el año pasado cuando me vinculé con la página de Facebook de Lolita Fashion Colombia, la comunidad Lolita colombiana. Ellos anunciaron que estarían en el SOFA con un lindo panel dedicado a la moda y yo me moría de ganas de ir, pero apenas averigüé precios de pasajes y hoteles, abandoné la empresa, ya que esa cantidad de dinero era imposible de conseguir en mis circunstancias. Pero este año fue diferente. Teniendo trabajo fue relativamente sencillo reunir el dinero necesario. Tres meses y medio ahorrando casi la totalidad de mi sueldo me permitieron cumplir mi meta, no solo para mí sino también para mi hermana, a la que llevé conmigo e incluso pude darle un poco de dinero extra para que se comprara cosas.

El viernes 30 de Octubre reclamé mi sueldo de ese mes y por la noche mi hermana y yo llegamos a la estación, compramos los tiquetes con el servicio GOLD (que te permite viajar en un bus con pantallas individuales incorporadas con películas y música, sillas reclinables y un enchufe para cargar tus aparatos) y nos sentamos a jugar UNO mientras esperábamos a que dieran las 9 para partir a la fría Bogotá. Previamente habíamos arreglado todo. Yo busqué un hotel cerca de CORFERIAS (el centro en el que llevaría a cabo el evento) y lo reservé con Hoteles.com a través de Trivago.com (así es, le hago caso a los comerciales). También fuimos al centro de la ciudad una semana antes del viaje a comprar una maleta de equipaje grande en la que cupieran todas nuestras cosas. Al final conseguimos una color morado brillante muy espaciosa, bonita, barata y de buena calidad. Y para no enredarnos con el dinero, hicimos paquetitos marcados en los que iba el presupuesto para "Hotel", "Transportes Cali-Bogotá", "Tickets", "Comida y Extras" y "Taxis". Este sistema probó ser muy práctico y fue muy afortunado que pensáramos incluso en los gastos extra, porque se presentaron, aunque pocos, y llevamos el viaje a feliz término sin problemas de dinero. Además de la maleta de viaje, también me llevé mi trolley de Hello Kitty con la bolsita extra en la que venía y unos snacks para el camino.





















Finalmente nos llamaron a abordar el bus. Yo aproveché que tenían la película LEGO y obligué a mi hermana a vérsela ya que ella nunca se había animado. Yo me la vi con ella hasta la mitad y luego caí dormida. Volví a despertar cuando ya había amanecido y entrábamos a Bogotá. Hasta que el bus pasó de la Terminal Sur hasta la Terminal Norte alcancé (y con tiempo) a verme "Thor 2: Un mundo Oscuro". Sí, Bogotá es muy grande. Apenas nos bajamos del bus nos dimos cuenta de que los pronósticos del tiempo que habíamos leído eran ciertos: Bogotá tuvo misericordia de nosotras y se mantuvo entre los 21 y los 15 ºC. Un taxista a la salida de la terminal quiso cobrarnos una cantidad exorbitante por llevarnos a CORFERIAS, pero salimos y encontramos a otro taxista (que por cierto estaba escuchando Metallica) nos llevó por la mitad de eso. Llegamos al Hotel Dorado Ferial y sentí un gran alivio cuando nos confirmaron que sí estaba hecha la reservación (yo tenía miedo que algo hubiera pasado ya que era la primera vez que reservaba un hotel por internet... De hecho era mi primera vez en un hotel). El lugar era precioso, limpio y ordenado y la atención excelente. La recepcionista muy amablemente nos dejó entrar a nuestra habitación de inmediato, lo cual fue muy útil ya que veníamos muy cansadas y necesitábamos asearnos y cambiarnos. Nos registramos y subimos a nuestro piso en un ascensor grande y moderno, muy bonito. Abrimos la puerta de nuestra habitación con la llave electrónica y OH MY GOD, ¡la habitación era preciosa! No muy espaciosa pero sí limpia y ordenada, con dos camas mullidas y perfectamente tendidas, un televisor pantalla plana con televisión por cable, un clóset, dos mesitas de noche y un baño con toallas y productos de aseo de cortesía. Mi hermana se sintió tan emocionada que comenzó a saltar sobre su cama (enseguida escogió la que estaba junto al gran ventanal). Nos tomamos fotos, compartimos nuestra emoción por haber cumplido el sueño de hospedarnos juntas en un lindo hotel (mi mamá me lo había prometido para mis quince años pero nunca fue posible) y procedimos a bañarnos, cepillarnos los dientes, desempacar la ropa en el clóset y cambiarnos. El primer día me puse mi coord más reciente, el del vestido Sailor rosado de Angelic Pretty. Mi hermana se encargó de maquillarme y de ponerme las pestañas. Ella también se arregló muy bonita. Me puse la peluca de colitas de Bodyline, y como ya era tarde para desayunar, bajamos al restaurante del hotel a comer el almuerzo. Pedimos sándwich de pollo con papas a la francesa y limonada cerezada. El sándwich resultó ser enorme y gourmet: con manzana verde, salsa, lechuga, mucho queso y jamón, además del pollo desmechado. Estuvo delicioso y quedé a reventar. Entonces por fin salimos al evento.





















Tal como lo calculé, el Hotel quedaba JUSTO AL LADO de CORFERIAS y de hecho desde la ventana de nuestra habitación se podía ver a la gante que asistiría al evento. El frío no fue tanto y de hecho nos hizo calor. Mi hermana había comprado de antemano los tickets de ese Sábado y del Domingo 1 de Noviembre mientras yo veía televisión en la habitación, así que una vez almorzadas solo fue cuestión de caminar a la entrada del arco de CORFERIAS, a cinco minutos de nuestro Hotel. En el camino me pidieron una foto y de ahí en adelante no paré de posar para cámaras y smartphones durante todo el evento. Cuando entramos lo primero que vimos fue un mar de gente, incluso más de la que esperábamos, muchos con disfraces y cosplay. Fuimos derecho al Pabellón 6 (SOFA GEEKS) para ver el panel Lolita. Estábamos extáticas cuando  entramos y vimos todos los stands comerciales ofreciendo maravillas para amantes de lo alternativo, los cómics, el manga, el ánime, la cultura pop y la moda asiática. Por todos lados habían llaveros de Marvel y de anime, figurillas, accesorios góticos, steampunk, rockeros, kawaii, etc. También vendían cómics, mangas, dulces japoneses, maquillaje... Lo que me enamoró fueron los zapatos de Hot Chocolate Design que eran ideales para una Lolita (o para cualquier mujer, francamente, ¡eran divinos!). Después de ver muchas cosas y gente con disfraces increíbles, fuimos al segundo piso donde llegamos a tiempo para ver un genial desfile de cosplays de personajes de Marvel. Estaban Spiderman, los Avengers, Loki, El profesor Xavier con varios de los X-Men, algunos personajes de Batman, el neurótico jefe de redacción de la revista en la que trabaja Spiderman y, por supuesto, Stan Lee (no el verdadero, pero un excelente cosplayer).





















Cuando terminó el desfile fuimos al panel Lolita y otro sueño se cumplió: pude conocer a todas las Lolitas y Boystylers que tengo en Facebook como amigos y con quienes siempre quise compartir en persona. Fue un momento genial. Todos fueron adorables conmigo y me dio especial alegría ver a Armi y a Lucy quienes estaban muy felices de verme. Con Lucy, Mario y Armi nos tomamos varias selfies grandiosas en sus smartphones (yo no tengo de esos aparatos =_=). El stand les había quedado precioso y estaban haciendo la actividad de Lolita por un día. Los saludé profusamente, nos tomamos fotos, mi hermana se llevó muy bien con ellos. Nos despedimos y fuimos a mirar las exposiciones de ilustraciones y murales que había en ese piso. También había una sección de juegos de cartas, figuras arquitectónicas a escala y juegos de rol, pero como no es lo nuestro no nos acercamos. Luego fuimos al pabellón 3 en el que había una tienda gigante de Harry Potter que me tentó con la bibliografía de Albus Dumbledore escrita por Rita Skeeter (el bestseller del que se habla tanto en el séptimo libro de la saga: las Reliquias de la Muerte). Al final no lo compré, de hecho no me llevé nada de HP. Ese pabellón tenía sobretodo libros, cómics, mangas y ropa alternativa con diseños góticos, steampunk, kawaii y prints geek bastante geniales. Me encantó una tienda que vendía camisetas estampadas con ilustraciones brutalmente cool de héroes y villanos de cómics. En el segundo piso de ese panel estaban las rampas para los skaters y los bikers, que estaban dando una demostración bastante impresionante. También estaba el ring de lucha libre, la zona de malabares y cirqueros y la plataforma para baile urbano y k-pop donde varios grupos estaban haciendo coreografías. Mi hermana y yo estuvimos rebotando entre estos dos pabellones muy emocionadas por unas cinco horas y después nos cansamos. Ella alcanzó a comprar varias cosas, entre ellas unos collares de calaveras, unos aretes de guitarra eléctrica y un bolso de BMO. Se gastó casi todo el dinero que le di ese día. Salimos al gran "patio" y me encontré con la adorable Layla, una classic Lolita costeña que se mudó recientemente a Bogotá. La saludé y estaba preciosa. Como todos los Boystylers y Lolitas de Colombia (excepto yo, al parecer), tenía hermosos accesorios y prendas handmade en su coordinado. Volvimos al pabellón 6 pero ya se habían acabado los desfiles y el stand Lolita estaba demasiado lleno así que no pudimos saludar otra vez. Descubrimos algo que no habíamos notado algo: el zoológico Pokémon que estaba lleno de figuras esculpidas inspiradas en Pokémons como Pikachu, Bulbasaur, Charmander y muchos otros. También vimos la exposición LEGO (que en su mayoría eran figuras de Star Wars). Todo el pabellón 6 olía a algas marinas gracias al puesto de "Kurenai" el maid café, que estaba atendiendo cerca de la puerta. En el pabellón 3 también había una sección de Halloween en la que se podían comprar máscaras horrendas, una sección de steampunk en la que vendían esos famosos sombreros de copa y las gafas de aviador de colores metálicos y con picos y una exposición de fotografía. Una de los stands del pabellón 3 que más me gustó fue la tienda Love AF (Love Asian Fashion) donde tenían ropa y accesorios tipo Harajuku de la tienda Súper Powa, peluches y otros productos de Rilakkuma, alpacas kawaii que me tentaron mucho, dulces japoneses y maquillaje y porductos para la piel coreanos. Ese primer día no compré nada y nos rendimos ante la facilidad de tener nuestras calientes y cómodas camas a solo 5 minutos de distancia, así que nos fuimos temprano, a las 5 de la tarde, para el Hotel. A las 9 de la noche yo ya estaba en piyama y en cama. Hicimos algo de zapping en el cable y vimos Los Simpson antes de caer dormidas.





















El Domingo 1 de Noviembre estaba muy ansiosa por alcanzar el desayuno buffet y llegar a tiempo para el desfile Lolita. Aún no sabía si tendría que desfilar pero quería llegar temprano de todos modos. Me desperté a las 7 de mañana después de una noche de sueño delicioso propiciado por la comodidad del colchón, el grueso cobertor blanco y las blandas almohadas. Estaba calentita y muy descansada, así que me leí un capítulo de "El País de la Pieles" de Julio Verne, el libro que decidí que me acompañaría en este viaje, y cuando la alarma del celular me avisó que eran las 8, desperté a mi hermana y fui a bañarme. Había tendido todo lo necesario para mi coordinado en la cama y tanto el celular como la batería de la cámara estaban cargando. Ya había aprendido como usar las llaves del baño. Es que el primer día pensé que no había agua porque no podía abrir las llaves, pero mi hermana me enseñó cómo. Es que la tecnología me atropella (? Sí, soy patética. Bueno en el baño habían 4 toallas en total, jabón líquido para rostro y cuerpo, un jaboncito de tocador, un vasito para poner los cepillos de dientes y un espejo gigante que resultó muy útil para arreglarse. También había un espejo más alto y estrecho en la parte de atrás de la puerta de entrada. Ese día me puse mi mejor coordinado, mi joya de la corona: el JSK de Baby the Stars Shine Bright llamado Sweet Cream Strawberry Days. Mi hermana me hizo un maquillaje genial y me sentí como una princesa cuando nos tomamos la foto en el espejo del ascensor como habíamos hecho también el día anterior. Ella también estaba muy bella y de hecho cuando llegamos a CORFERIAS no solo me pidieron fotos a mí sino que a ella también. Ella se fue bastante darks y como somos muy parecidas debió parecerles interesante fotografiar a una pareja de gemelas vestidas de forma tan interesante y opuesta. Bueno, pero antes de ir al evento fuimos a disfrutar del desayuno gratis que estaba incluido en la tarifa del hotel. Nuevamente OH MY GOD. El buffet era perfecto: tenía pan tajado, pan queso, panesitos de dos tipos distintos, café, chocolate, leche, kumis, yogurt, jugo de mandarina, jugo de naranja, cereal integral, zucaritas, papaya, mandarina, melón, jamón y queso que uno podía servirse a gusto, y te hacían los huevos como quisieras. Todo estuvo delicioso y ya que era gratis aproveché para empacharme. Llegué al SOFA llenita, feliz y llena de energía. De hecho estábamos súper entusiasmadas, mucho más que el día anterior, porque estábamos descansadas y ya sabíamos qué esperar.





















Como de costumbre tomamos fotos y nos tomaron, todo el mundo era muy respetuoso y pedía permiso, pero cuando lo veían a uno posando los de alrededor también levantaban sus lentes y comenzaban a pedir foto tras foto, tomándose turnos. Me tomé fotos con muchas niñas, muchachas, señoras y muchachos que me dijeron que estaba muy linda. Las niñas fueron las más adorables, me dícían "muñequita". Varios padres me pidieron fotos con sus hijos e hijas pequeños. Espero que sea un recuerdo lindo para ellos, porque modestia aparte estaba adorable. Lamentablemente no soy muy buena posando así que lo único que hacía era sonreír, abrir la falda sosteniéndola por las puntas y poner un pie de puntitas. El lugar estaba igual de lleno que ayer: parecía las calles de Nueva York o más bien de Tokyo, a duras penas se podía andar entre el mar de gente y había que seguir la corriente de los ríos humanos para llegar a donde uno quería. Los locales estaban todos atestados y era algo difícil entrar, pero todos lso encargados lo atendían a uno con mucha presteza y amabilidad. Hacía calor (¡imagínense! ¡Calor en Bogotá) pero no como para sudar mucho, lo cual fue muy bueno considerando la cantidad de gente que había. Leí por ahí que fueron unas 178 mil personas, gracias a que coincidió con las celebraciones de Halloween. ¿Se imaginan eso en tierra caliente? *escalofríos*. Yo quería empezar mis compras ese día así que subimos al segundo piso a ver cómo estaban las sillas de la pasarela y, al comprobar que todavía no estaba lleno, saludamos a los chicos del stand Lolita (las chicas gritaron "¡Brand!" al verme con el vestido que literalmente tiene escrito el nombre de la brand en el borderprint) y compré unos cuantos stickers Lolita y una boleta para la rifa de una bonita falda de cupcakes. Volvimos al primer piso, donde compré un genial llavero de la mano de Iron Man para una amiga de la universidad y un juego de collar y aretes clásicos con ilustración de Hamondo Karei (mi favorito). A las 11:30 a.m. subimos a coger puesto junto a la pasarela y el desfile comenzó a las 12:45 p.m. como estaba previsto. Fue un sueño hecho realidad, aunque no pude participar porque mi coordinado no iba con la temática acordada que era de Pesadilla antes de Navidad. La presentación, la música, los coordinados... Tendrán que verlo en la galería de fotos del SOFA 2015 cuando la suban a la página, pero la comunidad Lolita colombiana ya subió vídeos y fotos del desfile que pueden ver en la página de Lolita Fashion Colombia y en la de Porcelain Carrusel (la comunidad Lolita de Bogotá) en Facebook. Bueno, yo también tomé mis propias fotos y vídeos. :D





















Luego del desfile fui a saludar y a felicitar a todos. Pude conocer a otra Lolita de Cali y admirar de cerca los magníficos coordinados de algunas de las participantes del desfile. Lucy estaba preciosa y tenía mucho handmade en su coord, se veía especialmente majestuosa. En cuanto estuvimos todas juntas la gente nos atrapó contra la pared y no nos dejaron mover en 20 minutos mientras nos disparaban con sus cámaras y posaban con nosotras. Nunca me habían tomado tantas fotos. Fue un poco confuso porque yo no estuve en el desfile realmente... Aunque obviamente yo era una Lolita también. Lo más curioso fueron unos chicos disfrazados de ISIS o algún ejército rebelde del estado islámico que nos pidieron la foto y después se nos hicieron enfrente y a los lados con rifles falsos y desplegando una bandera negra con escritura árabe (creo que era árabe). Fue muy raro y de hecho me sentí un poco incómoda pero nos reimos mucho y a mi hermana le encantó la foto. Después de eso fuimos a la sección de restaurante e hicimos una fila ridículamente larga entre las ridículamente atestadas mesas para comprar nuestro almuerzo en Presto. Yo seguía llena con lo del desayuno así que solo me pedí una malteada de vainilla. Mientras aguardábamos la orden llegaron una Lolita y un Boystyler que son de la comunidad Lolita de Pasto, Nariño y me saludaron. Estaban encantados con mi coordinado y yo con los suyos, y nos tomamos foto juntos. Charlamos y reímos mucho y luego fuimos a sentarnos en la escalera a comer. Después de eso curioseamos el pabellón 4 que era el de gamers y volvimos al pabellón 3, donde compré un manga completo, el de Mayme Angel, de la mangaka Yumiko Igarashi que tal vez conozcan por su trabajo ilustrando Candy Candy. Luego les haré un pequeño review de todas mis compras del SOFA donde les contaré de la historia y la calidad de la edición. Ese día también regresamos temprano al hotel, donde la señora del aseo nos había cambiado las toallas por otras limpias y nos tendió las camas. Fuimos a comprar las boletas para el día siguiente de SOFA y mi hermana trajo sándwiches de Subway para cenar. Tal vez fue porque también nos abrió la ventana, o porque estábamos sobrestimuladas, o porque nos trasnochamos un poquito viendo Monsters University y un especial de Halloween de Los Simpsons, pero esa noche no pudimos dormir hasta la 1 de la madrugada. Yo estaba distraída con los ruidos del SOFA que nos llegaban desde el otro lado de la casa, pensando en todo lo que había pasado e imaginando lo que podría haber pasado. Cada hora más o menos mi hermana y yo nos cogíamos la mano, nos hablábamos o nos mirábamos para ver si la otra ya había dormido.





















Al día siguiente estaba cansadita y encima de todo me desperté terriblemente temprano porque olvidé apagar la alarma que me despierta los Lunes normalmente para ir a trabajar. Me puse a leer y a escribir en mi diario y cuando dieron las 8 comencé a arreglarme. Cuando estuve lista desperté a mi hermana para que me terminara de ayudar con el maquillaje y las pestañas postizas y quedé perfecta. Ella también se arregló muy bien y empacamos todo antes de bajar a tomar el desayuno. Esta vez comí huevos con champiñones, queso y salchichas, un bol de cereal integral con kumis, trocitos papaya y piña y chocolate con leche. Todo estuvo muy rico y nuevamente quedé muy llena. Subimos a la habitación a cepillarnos los dientes y nos tomamos las últimas fotos en la habitación antes de bajar las maletas y hacer el Check-Out. Luego de pagar la cuenta dejamos las maletas guardadas en la bodega del Hotel y salimos para el SOFA. Esta vez usé mi coordinado sailor-classic con el vestido azul oscuro que compré en Taobao. Como era un atuendo más discreto no me pidieron tantas fotos y pude recorrer el lugar un poco más tranquila. La verdad es que lo necesitaba porque ese Lunes 2 estuvimos más cansadas y desanimadas que el primer día. Todavía estábamos felices de estar allí pero estábamos adormiladas porque no habíamos descansado bien. Fuimos al panel Lolita a saludarlos a todos y finalmente pude comocer a Mariana y tomarme una foto con ella. Compré un boleto para la rifa del libro de Misako Aoki y luego nos fuimos a recorrer el lugar para gastarnos lo que nos quedaba de dinero. Cedí a la tentación de una compra impulsiva y compré un bolso de mano de Hello Kity y un espejo en forma de galleta de chocolate que realmente no me hacían falta sólo porque estaban muy económicos. Como a una amiga Lolita le gustó mucho el bolso la llevé a buscar la tienda para que se comprara uno y de paso charlamos muy agradablemente. Ya que soy pésima buscando y no encontré la tienda, le regalé el bolsito sabiendo que ella lo necesitaba y lo usaría más que yo. Después fuimos a ver qué había en la pasarela pero no había empezado, sólo estaban ensayando los desfiles de más tarde, el de MHK (con mascotas adoptadas usando diseños de chalequitos y vestiditos) y otro de alta costuro que me dejó pegada en la cabeza "R U Crazy" de Conor Maynard porque la repitieron cuatro veces durante el ensayo. Mi hermana y yo fuimos a contemplar con calma las ilustraciones y después bajamos a comprar. Ella me recomendó que comprara un collar de Arcoiris (la novia de Jake el perro) y lo hice. Luego fuimos a ver la pasarela de MHK en la que habían perritos muy hermosos y adorables y un gatito persa blanco y esponjoso que me encantó. Ese desfile fue grandioso, todo el mundo sonreía al ver a las mascotas. Al término de la pasarela salimos a la corte de comidas a comprar el almuerzo. Esta vez estaba tan llena con el abundante desayuno que no pude almorzar y solo bebí un poco de gaseosa. De ahí fuimos de compras de nuevo. Carolina, mi hermana, consiguió una esqueleto negra muy bella con un estampado de Marilyn Monroe maquillada de Catrina y yo me compré una camiseta estilo Harajuku de Super Powa en Love AF. También quería comprar una alpaca, un bolso, un abrigo rosado hermoso que ví y algo de maquillaje coreano, pero no me alcanzaba ya el dinero. Eso fue la última compra del día después de recorrer los pabellones 3 y 6 por última vez, zigzagueando entre los stands para verlo todo, todito, todo. Como estábamos cansadas y queríamos sentarnos subimos a ver la última pasarela del día, la de Bogotika, que francamente no entendimos, era muy rara. Finalmente fuimos a despedirnos de las Lolitas y uno de los chicos de la comunidad de Pasto, que ese día iba de cosplay, se cambió rápidamente y nos acompañó para que compartiéramos un taxi hasta la terminal de autobuses. Él tuvo que irse de inmediato en su bus pero alcanzamos a charlar un buen rato y nos agradó muchísimo, también me mostró el cover de "Shake it Off" de Rinrin Doll. Yo me cambié en el baño del Hotel a una ropa más cómoda cuando fuimos a recoger nuestras maletas, y ya en la terminal pudimos relajarnos jugando UNO sobre la maleta (nuevamente). Y nos llamaron a abordar. Nos vimos "Capitán América: el Soldado de Invierno" pero como el viernes, caí dormida a la mitad de la película y cuando desperté 8 horas después ya estábamos en Cali y sólo nos restó tomar un taxi, llegar a casa, saludar a nuestros gatos (que estaban todos muy ansiosos y felices y se dejaron acariciar y se nos subieron encima) y desempacar. Guardé los recuerdos, entre los que se encontraban muchos volantes y tarjetas de presentación de tiendas. También guardé mis compras y saqué la ropa que debía lavar y planchar para continuar con la rutina de mi vida cotidiana.

























El SOFA fue una experiencia grandiosa y a pesar del cansancio y del calor disfruté cada segundo porque estaba feliz de estar ahí simplemente. Es un evento muy completo, con algo para todos: fotografía, ilustración, juegos, skate, moda, anime, manga, LEGO, culturas alternativas, baile, lucha, deporte, comida ¡de todo! La diferencia con el COMIC CON es que el SOFA es mucho más grande y menos comercial. En el COMIC CON estaban presentes muchas marcas del entretenimiento mundial, sobretodo productoras de cine promocionando sus más recientes proyectos. Había stands de SYFY, de los MINIONS, de ANTMAN, de INSIDE OUT, de BACK TO THE FUTURE, de ADVENGERS, de TERMINATOR, etc. El SOFA es mucho más local, mucho más enfocado en el pequeño comercio y el la cultura del ocio a un nivel más personal. Y por eso es mucho más variado en sus temáticas y su oferta. Ambos me encantaron y si tengo trabajo el año próximo, aspiro asistir a las versiones del 2016. Lo mejor de este viaje fue estar allí con mi hermana y conocer a tantos amigos que aman el Lolita como yo. No me arrepiento de nada, fue la experiencia perfecta para cerrar con broche de oro un año increíble.

Aquí hay algunos vídeos de los mejores momentos de las pasarelas que tomé con mi pobre camarita. Espero que les gusten:















¡Ah! Y antes de irme aquí hay una lista de varias tiendas que me dieron sus tarjetas en el SOFA (y un par del COMIC CON):



¿Han ido o piensan ir al SOFA o a un evento similar alguna vez?

SOFA 2015 Página Oficial

"Here we are now, entertain us!"



5 comentarios:

  1. Hello beautiful. Such nice pictures, looks like you had a wonderful time at these events! How cute are you in that pink dress and that navy blue one!! I'm following you too doll :)

    ResponderEliminar
  2. realmente que envidia, el año entrante definitivamente tengo que ir, el pabellón medieval y la zona de rol serán algo que tengo que vivir yo misma, conocerte ne persona y a armando y tal ves por fin vestir lolita, aunque sea uno de los dias, me haria alguien muy felz, por ahora ya tengo algo ..una alcancia gigante para reunir el dinero , espero el año entrante podamos ir juntas ;)

    ResponderEliminar
  3. waaa que envidia yo queria ir T_T,
    pero veo que te divertiste mucho y teveias muy bonita con tus coordinados mi favorito el sailor, siempre me hagstado mucho ese estilo

    ResponderEliminar
  4. Oye no puedo ver lo vídeos!. Y se que suena re loco, pero aquí tienes hacienda, osea conmigo :v jehe! en fin. Espero que vengas a muchos eventos más, porque el otro año estaré ahí.

    PDTA: No me cargan los vídeos, y la comida dentro de corferias es muy cara >.<

    Muy linda la experiencia, y de verdad, diste con un buen SOFA (Me he dado cuenta aunque no pude ir :C )

    ResponderEliminar
  5. QUE ENVIDIAA!!!!!
    Yo espero poder ir el proximo año, claro si comienzo a trabajar y ahorrar muy juiciosa
    Que genial todas esas fotos, es una experiencia unica!!!
    Saludos..

    ResponderEliminar

Escribe lo que piensas...