domingo, 27 de marzo de 2016

LO INESPERADO

LO INESPERADO


Diario


Si hace 5 o 7 o 10 años me hubieran contactado desde esta fecha y me hubieran contado estas cosas, nunca les habría creído. Bueno, suelo ser escéptica respecto a las cosas buenas. Se trata de vivencias que nunca planeé, de posiblidades que no sabía que tendría.


  1. Convertirme en Lolita. Esto no lo imaginé ni por asomo. Yo siempre admiré las modas alternativas pero nunca tuve dinero para comprarme la ropa que quería. Menos mal. Hubiese hecho el ridículo. Bueno, tal vez ya estoy haciendo el ridículo, pero al menos no es con el dinero de mis papás. El caso es que en esa época a mi me gustaba mucho seguir a la muchedumbre y quería probar estilos que realmente no iban conmigo, solo porque eran los más populares. En resumen, todo estilo que implique minifalda o shorts no me va. El Lolita siempre fue el estilo más compatible conmigo, pero jamás imaginé que un día tendría el suficiente dinero y el suficiente valor para probarlo. Pero heme aquí.
  2. Ser universitaria. No lo dudaba por mis logros académicos sino por el dinero que implicaba. La universidad es cara, pero nunca pensé que en mi caso resultara tan económica. Hoy en día, con los bonos y los estímulos académicos, mis semestres son tan baratos que podría pagarlos yo misma con facilidad. Tampoco pensé que llegaría tan lejos ¡séptimo semestre! Sabía que perder semestres no era una opción, pero aún así nunca me imaginé este momento. Ya empiezo a sudar sangre por lo de la tesis. No quiero ni pensar...
  3. Vivir sola con mi hermana. Cuando tenía trece años ya soñaba con irme a vivir sola en mi propio apartamento pero lo consideraba un sueño imposible. Ahora eso es realidad, más por necesidad que por elección y pronto podría parecerse más a como yo lo había imaginado si logramos mudarnos a un lugar mejor.
  4. Tener trabajo. Yo nunca pensé que fuera posible trabajar y asistir a la Universiad al mismo tiempo, pensaba que tendría que escoger entre la una o la otra, pero hoy estoy haciendo ambas. También temía ser demasiado incompetente para trabajar, que me despedirían a los dos meses o algo así. Pero ya cumplí un año en mi trabajo y todo va bien, parece que seguiré en mi puesto hasta graduarme.
  5. Las vivencias y experiencias nuevas. Gracias a que tengo trabajo y manejo mi propio dinero pude experimentar cosas como viajar por mi cuenta a otras ciudades del país, ir a grandes convenciones, participar de eventos, ganar cosas, organizar cosas. No esperaba tener un blog, ni escribir para una revista Lolita online, tampoco estar ayudando un poco a organizar una tea party Lolita, ni probar dulces japoneses y dulces estadounidenses, ni tener una revista japonesa, ni saber el medio japonés que sé. Todas esas posibilidades... Yo me imaginaba algo mucho más sencillo. Graduarme de secundaria, estudiar cocina, conseguir un trabajo como cocinera, mudarme a un apartamento y vivir cómodamente con mis mascotas, ahorrando para el viaje a Disneylandia que mi mamá siempre quiso hacer. Eso era todo.
  6. Mis relaciones con otras personas. Nunca imaginé lo diferentes que acabarían siendo mis relaciones con otras personas con el paso del tiempo. Los amigos que consideraba imprescindibles se fueron, ahora tengo otros que hace años me hubieran parecido gente demasiado diferente a mí para siquiera pensar en compartir una conversación con ellos. También mi punto de vista respecto a varias personas que creía conocer muy bien, ahora me caen muy bien personas que solía detestar y gente que solía admirar ya no me impresiona.
  7. Comer fuera. No parece la gran cosa, pero cuando era niña era bastante pobre y comer en un restaurante era poco menos que una fantasía para mí. Hoy día voy al cine y como en restaurantes de cadena internacionales como KFC, Burger King, McDonalds, etc. etc. con frecuencia. Sí, sé que no es muy sano, pero es un lujo que no me puedo negar después de haber pasado mi infancia soñando con esos restaurantes.
En parte tengo la vida que deseaba y en parte he tomado un camino que ni siquiera sabía que existía. Mi vida ha resultado diferente y mejor de lo que planeaba y aunque aún no tengo todo lo que deseo, tengo tiempo y creo que voy por buen rumbo para conseguir mis deseos.

"La vida te da sorpresas"


Esta entrada fue posteada en

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escribe lo que piensas...