miércoles, 20 de julio de 2016

CUESTIONES ESPINOSAS

CUESTIONES ESPINOSAS


Hola. Hoy quiero hablar de algunas cuestiones espinosas que antes había abordado. En los últimos meses mis opiniones han cambiado y he aprendido mucho. Me refiero a los temas de la raza y del sexo (género).

Raza

Esto es especialmente respecto a las personas de raza negra. Primero que todo, está demostrado científicamente que las razas humanas no existen, así que eso de "raza negra" no es más que una construcción social. Pero ahora entiendo por qué algunas personas se identifican mucho con eso y por qué algunos prefieren ser llamados afrodescendientes. Como las razas no existen, decir que eres de raza negra es decir que te identificas con las ideas que tienes acerca de esa etiqueta social. Osea, si yo creo que ser negro es tener cierta apariencia física (por ejemplo la piel, los ojos y el cabello oscuros) y vivir dentro de ciertas circunstancias y cierta cultura diferente a las otras, entonces me identifico con eso y digo que soy negra. En mi caso particular no fui criada de manera distinta a mis vecinos, amigos y paisanos de otras "razas" así que no me siento más negra de lo que podría ser cualquier otro colombiano. Soy, como todos, una mezcla, y no me crié en una comunidad étnica colombo-africana, así que tampoco me puedo considerar afrodescendiente. La cultura africana está por todos lados en Colombia, en especial en el Valle del Cauca, que hace parte de la región del Pacífico. Algunas personas fueron criadas en comunidades donde casi todos los habitantes eran "negros" que conservan muchísimo de la cultura de los esclavos africanos, así que es comprensible que en esas circunstancias las personas se identifiquen con lo africano. Por mi parte me sentiría como una impostora hablando de mis raíces africanas, ya que no se nada de ellas. También he aprendido sobre el cabello y la belleza y cómo el cabello prieto ha sido acusado de ser sucio, desordenado, poco profesional y característico de vagos y delincuentes. También he visto cómo muchas mujeres han comenzado a usar su cabello prieto y bien rizado en la vida diaria, sin pena, y cómo sí es posible peinarlo y arreglarlo. He visto peinados grandiosos sin alisado, con afros tinturados, cogidos en moños o en trenzas creativas, decorados con pañoletas. Me hace feliz que la comprensión sobre las razas y la diversidad nos esté llevando a aceptar que no hay pelo bueno y pelo malo sino pelo humano y punto y que hay muchos tipos de belleza. Me encanta ver hermosas mujeres y elegantes hombres de piel oscura rompiendo los estereotipos de lo que es ser "negro" y mostrándose fuertes, inteligentes, creativos y exitosos. Ahora puedo comprender mejor y respetar más lo negro y lo afro.



Sexo (género)

Ya había hablado acerca de cómo durante gran parte de mi adolescencia estuve en absoluta ignorancia acerca de asuntos de género y solía repetir estupideces como que los hombres no tenían sentimientos.  También me molestaba que las mujeres lactaran el público. Cosas así. Poco a poco aprendí que los hombres son humanos igual que las mujeres y que además de algunas diferencias biológicas como las glándulas, algunos órganos y las hormonas, son básicamente lo mismo y tienen el mismo potencial de lograr lo que sea con sus talentos y gustos particulares. El asunto es que la crianza que se les da a los sexos es distinta, lo cual tiene que ver con los roles de género. Hombres y mujeres tienen roles diferentes socialmente asignados, a eso se le llama género. Ahora que entiendo eso, me interesé en saber qué era el feminismo. Durante esos años de ignorancia yo también decía ser feminista sin entender lo que eso era. Siempre supe que era malo lo mucho que se sexualizaba el cuerpo femenino pero al mismo tiempo creía que era culpa de las mujeres por no vestirse de manera conservadora. En realidad yo no era feminista. Todavía no lo soy, pero solo porque no me gusta involucrarme en política y en activismo social debido a razones religiosas y morales. Eventualmente esas cosas siempre ponen a prueba tu lealtad y tu integridad; si consigues poder este puede corromperte y si no lo consigues ignorarán tu causa así que tendrás que enfrentarte a muchas autoridades para conseguir que te pongan atención. Me asustan las implicaciones de todo eso. Pero por algunos meses yo me opuse un poco al feminismo porque pensaba que solo eran un grupo de predicadoras histéricas que hablaban de una opresión exagerada que no existía y que sólo empeoraban con su actitud "desagradable". Me disgustaban las personas que decían ser feministas pero solo lo hacían por moda, que se la pasaban compartiendo imágenes pretenciosas de vaginas y hablando de lo oprimidas que estaban. Odiaba su actitud de "si no estás conmigo estás en mi contra". Ahora comprendo que los problemas y las inequidades existen, que son muy reales, MUY graves y sí es necesario hablar de ellos y educar a la gente. Los pretenciosos de internet sí son irritantes, pero la educación sexual y moral es más importante que mandar a callar a los bobos de internet que nos molestan. Yo tengo poca paciencia para eso, así que nunca comparto imágenes ni religiosas ni políticas porque no quiero pasar horas defendiéndolas y tratando de convencer de mis ideas a extraños que ya tienen las suyas propias y no quieren cambiarlas. Aún así, me alegra que a otras personas les interesen estos temas lo suficiente como para comprometerse y lo hagan. Asuntos como el acoso callejero, la violencia contra la mujer, la lactancia y el abuso sexual todavía son asuntos en los que la gente es muy machista. Casi siempre se culpa a las mujeres de las cosas terribles que les hacen o tratan de invisibilizar el problema diciendo que no es por su género. "¿Te manosearon en la calle? ¿Qué ropa llevabas? ¿Dónde estabas? ¿A qué hora?" "¿Te pagan menos que a tus compañeros hombres que hacen el mismo trabajo que tú y tienen menos experiencia y menos estudios? Seguro que es porque llegas tarde o trabajas mal, debe ser una coincidencia que tú seas mujer y ellos hombres." "¿Tienes que alimentar a tu bebé? Incomódate tú quedándote encerrada en la casa o tratando de obligar a tu bebé a mamar debajo de una manta así lo sofoque y no le guste, pero a mí no me incomodes con esas monstruosidades ofensivas que son los senos desnudos." Y también hay muchos estereotipos acerca de lo que es femenino y lo que es masculino que provocan que los hombres sean acosados y avergonzados por hacer o disfrutar "cosas de mujeres". Que si no ganan más dinero que su novia o esposa son unos fracasados, que qué asco si se ponen falda o vestido (pero está bien que una mujer use trajes con corbata, pantalones y tenis deportivos), que qué vergüenza si se dejan "mandar" de una mujer, que qué pena si se asustan o lloran "como niña", que qué ridículos si una mujer les gana en algo. Y todo eso se basa en la idea de que si un hombre hace algo femenino se está "rebajando", porque lo femenino es inferior, pero si una mujer hace cosas "masculinas" es admirable porque se está "superando" o es infame porque se está saliendo de su lugar, la muy arribista. Eso me parece ridículo, y ahora entiendo lo horrible y erróneo que es. Me alegra haber aprendido eso. Ya no uso palabras estúpidas como "feminazi" y ahora respeto a las feministas y a las luchas de mujeres porque comprendo que sin ellas mi estilo de vida actual no sería posible. El feminismo ha hecho muchas cosas buenas y es ridículo que todo eso se desconozca o se empañe por unos cuantos idiotas desinformados (como yo lo era) que dicen babosadas en internet y se meten en debates inútiles sin argumentos.



Bueno, eso es todo por ahora. Estoy bastante orgullosa de lo que he aprendido acerca de cómo funciona el mundo y de cómo podemos ser mejores personas, más educadas, y vivir con más paz e igualdad. De nuevo, no soy una persona política, pero creo que cualquier persona con principios morales debería informarse de estos temas y tomar una postura así sea solo intelectual para que no contribuya a empeorar el problema. Me alegra haberlo hecho y espero aprender más en el futuro.

"I met my prince upon a popcorn ball"

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escribe lo que piensas...