viernes, 22 de julio de 2016

¿UNIDAD RESIDENCIAL?

¿UNIDAD RESIDENCIAL?


Casa, Apartamento, Habitación


Como les conté, hace unos pocos meses me mudé a un nuevo apartamento que está en una unidad residencial en el sur de mi ciudad. Yo nunca había vivido en una unidad, pero siempre lo había deseado. Conocía personas que vivía en ellas y me parecían muy cómodas. Siempre pasaba junto a esas rejas con sus paredes de arbustos y miraba por entre las hojas para ver los parques, los banquitos y las piscinas, deseando estar al otro lado. Bueno, ahora lo estoy. Y sí, se siente lindo vivir en un lugar cerrado y controlado, no temer que algún desconocido entre sin tu permiso y te robe tus cosas, tener a tu disposición la piscina, sentirte importante al dar la autorización por el citófono para que entren tus invitados y poder recibirlos en un lugar bonito y arreglado con una vista agradable a la ciudad (tengo una ventana muy grande y vivo en el cuarto piso, eso también quiere decir que subir las bolsas del mercado es una tortura, pues no hay ascensor ya que por ley solo los edificios de seis pisos o más tienen que tener ascensor y el mío, precisamente para no tener que poner ascensor, solo tiene cinco. *suspiro*). Pero por otro lado, vivir en un lugar controlado también quiere decir que los otros habitantes de ese lugar querrán controlarte a ti. Y eso es muy molesto y hasta humillante.

Una unidad residencial es como un salón de escuela primaria en la que el portero es el profesor al que los niños quisquillosos van a ponerle quejas. "¡Señor, la música del apartamento 204 está muy alta!" "¡Señor, los del apartamento 302 pusieron un letrero en su puerta que no me gusta!" "Señor, los del 404 no pusieron decoración de Navidad!" Y entonces el portero te llama a ti. No te dice quién puso la queja pero te llama a tu citófono (ese con el que antes te sentías importante dejando pasar gente) a decirte que a tus vecinos les molestó alguna tontería que si no vivieran en unidad residencial probablemente no hubieran denunciado, pero como tienen al portero ahí para quejarse, lo hacen. Desde que estoy en esta unidad me han llamado a quejarse un par de veces, la una por algo que más o menos tiene sentido (cuando trapeaba la casa algo del agua jabonosa se salía por debajo de la puerta y formaba un pequeño charco) y algo que no (tenía un trozo de tela tapando el tragaluz de la puerta, o sea, ¿a ellos qué les importa que yo tape el tragaluz y con qué lo haga? Ni que hubiera puesto una foto de un pene). Y eso fue suficiente para darme cuenta que los niños quejumbrosos que en el colegio por todo se ponían a llorar y salían corriendo a rajar en frente del profesor me tocaron todos en mi torre y probablemente en el mismo piso.

Lo de "Unidad" Residencial me suena bastante a sarcasmo, porque no estamos unidos para nada. No he hecho ningún amigo aquí y la única vez que me metí a la piscina, el vigilante estuvo todo el rato morboseando a mi hermana y hasta nos dio un poco de tiempo extra, supongo yo, que fue para verla en la cámara de seguridad. También me resfrié, porque era de noche y estaba haciendo mucho viento. Hace tiempo que no me metía a una piscina en la noche (me encanta). Yo jamás me he quejado de un vecino en los meses que llevo aquí y eso que una vez una vecina se paró en calzones y sostén frente a la ventana por un buen rato y que los vecinos que recién se mudaron al apartamento de arriba hacen tanto ruido como si llevaran zapatos de plomo. Los niños de la unidad gritan tanto cuando juegan en la piscina, que yo los alcanzo a oír desde mi sala (y eso que la piscina está junto al bloque D y yo estoy en el bloque A). Pero yo comprendo que esas cosas pueden pasarle a cualquiera y que la gente quejetas es lo más irritante del mundo. Así que me callo y tengo paciencia. Pero ya me di cuenta de que el día que se me queme algo en la cocina me van a llamar por el humo y que si llega a gotear agua del trapeador por una ventana me van a poner hasta multa. Por cierto, en estos días se me cayó la cortina por la ventana de mi cuarto y tuve que bajar hasta el primer piso para recogerla en el patio interior al que se accede por un pasillo estrechísimo anti-gordos. Curiosamente no se han quejado por eso. Aún.

Bueno, de todas maneras me gusta mucho mi apartamento, me gusta que haya portería, que haya piscina, que esté en una zona comercial y más o menos segura donde puedo llegar caminando a varios centros comerciales a ver cine, hacer mercado, recibir dinero o pagar facturas. Ah, por cierto, es mi primera vez pagando facturas. Las he estado pagando con mi dinero porque llegan muy seguidas y han estado subiendo de precio, no se por qué. Pero es lindo saber que por fin vivo en un lugar donde puedo pedir domicilios o hacer que me traigan paquetes de mensajería si quiero porque a los mensajeros no les da miedo venir a mi barrio. También es lindo saber que puedo llegar a descansar a mi casa desde la universidad sin hacer un viaje de una hora en ese horrendo bus MIO durante la hora pico, aplastada entre 100 extraños sudorosos. La caminata a mi casa es bastante bonita y relajante porque hay muchas unidades lindas y árboles y parques para ver. En estos días hasta vi un arcoiris doble. Fue muy lindo. También, el barrio es genial, hay de todo por aquí, cerca de mi casa (tiendas, peluquerías, restaurantes, tiendas de postres, lavanderías, lavado de carros, tiendas de accesorios para computadoras y videojuegos, panaderías, heladerías, veterinarias, tiendas de mascotas, papelerías, etc.), es muy práctico.

En resumen, odio a mis vecinos quejumbrosos pero en general amo mi apartamento y mi nuevo vecindario. Todavía quedan cosas por arreglar: hay que ponerle cortina de baño al baño, colgar el tv de plasma, reparar el citófono (que inexplicablemente se dañó en estos días), conseguir un teléfono y hacer que arreglen la velocidad del internet porque desde que cambiaron el router para arreglar el teléfono nuestro proveedor nos bajó el internet a menos de 1 mega cuando en realidad estamos pagando 5 (arreglan una cosa y dañan otra). Espero estar varios años aquí, o por lo menos hasta terminar la Universidad. Voy a tratar de sacarle el jugo a este lugar, sobretodo en vacaciones.

Aquí hay algunas ideas de cómo quiero decorar mi habitación al estilo Lolita y de cómo quiero decorar mi sala (por supuesto, esto requiere dinero ja ja ja):

Sala:
(quiero usar una paleta de colores rosado, blanco y azul. Ya tenemos cortinas azules y sofá blanco, faltan los cojines, la mesa de centro, flores y algunos cuadros)


Habitación:
(para esto precisaré pintura rosada, un maniquí, muchos peluches, ganchos autoadhesivos, pósters, flores artificiales, cajitas de música, marcos para fotos, espejitos, un par de apoyalibros para exhibir mi revista lolita y mi álbum de Misako Aoki, etc. Ya tengo una caja de música rosada, una lámpara fucsia, una cajita rosada, varios pósters lindos de colores rosados principalmente y unos juegos de cama de Hello Kitty y de ositos)







¿Ustedes prefieren casa o unidad?

"Our house is a very very very fine house"

0 comentarios:

Publicar un comentario

Escribe lo que piensas...